¿Llegará el alquiler a niveles europeos?

La crisis del coronavirus puede hacer que el mercado del alquiler cobre más protagonismo

Un hombre camina junto a un cartel de viviendas en alquiler en A Mariña (Lugo/Galicia) 

Un hombre camina junto a un cartel de viviendas en alquiler en A Mariña (Lugo/Galicia)  // EUROPA PRESS

Vivienda

MERCADO INMOBILIARIO

Marta Gracia

Marta Gracia

El alquiler es la opción minoritaria para los españoles. Según la Encuesta de Condiciones de Vida del INE, el 75,9% de los hogares tenía vivienda en propiedad en 2019 y un 18,1% vivía de alquiler. Los datos históricos muestran que el alquiler marcó en 2019 el máximo de la serie que comenzó en 2004, mientras que las viviendas en propiedad marcaron el mínimo. Asval, la Asociación de Viviendas en Alquiler, señala que el peso del alquiler en nuestro país es del 23%. 

Unos porcentajes que han aumentado en los últimos años, pero que aún están lejos de la media de la Unión Europea y de países como Francia y Alemania que llega al 50%. Las crisis económicas hacen que el peso del alquiler aumente debido a que los ciudadanos no se pueden permitir una vivienda en propiedad y porque los bancos se vuelven más estrictos a la hora de dar financiación. La crisis económica del coronavirus ya se ha instalado en España, por lo que puede que se repita la tendencia y se vea un aumento de la gente que vive de alquiler. 

Un informe de IE Real Estate Club en colaboración con Spotahome revela que el 82% de los profesionales del sector auguran un fortalecimiento del alquiler residencia frente a la compraventa. “El sector del alquiler será de los que cobre importancia en los próximos meses”, señalan. 

“Este tipo de tendencia es la normalidad en países de economías desarrolladas. Aunque difícil de pronosticar el número, el crecimiento del porcentaje de la población que pasará a vivir en régimen de alquiler será significativo”, asegura Óscar Bedoya, director ejecutivo y cofundador de Propify.  Hay varias razones, que además de las ya intrínsecas pre-Covid19, van a acelerar este proceso, y “en muchas ocasiones están relacionadas con la realidad de que a corto-medio plazo comprar una vivienda puede que no sea la mejor opción”, sostiene  Bedoya.

Pero para ello se necesita que los precios del mercado del alquiler tienen que ser accesibles y crear una seguridad jurídica. Albert Bosch, ceo de Housfy, señala que “tiene que ser asequible y seguro. Si podemos juntar las dos cosas, el servicio de alquiler será un gran servicio para todos”. Beatriz Toribio, directora general de Asval, explica que el poder adquisitivo del ciudadano medio se va a ver reducido, por lo que se va a apostar más por el alquiler.

El español medio destinó en 2019 el 40% de sus ingresos a pagar el alquiler de su vivienda, 6 puntos más que en el año 2018 (34%)

El ceo de Housfy reconoce que hay precios que son abusivos, pero matiza que en el lado del arrendador hay quejas sobre los impagos. De hecho, durante la pandemia la tasa de morosidad se ha triplicado pasando del 5% al 15%. Y explica que desde Housfy ofrecen un servicio de seguro de impagos que paga el propietario de la vivienda, “es un plus adicional que te aseguras que todos los meses vas a cobrar”. De esta manera, se buscan perfiles que puedan cumplir con el pago “y creemos que el precio se iría estabilizando poco a poco”.

De esta manera, insiste en que hay que ofrecerle las máximas garantías y tiene que haber unos precios más moderados y una seguridad de carga jurídica y financiera de cara al propietario. A pesar del crecimiento de la morosidad, desde Housfy se muestran optimistas con el futuro del mercado del alquiler, “va a crecer mucho, sobre todo en zonas urbanas”. 

Para Toribio también es importante que crezca la oferta para no encontrarnos con los problemas de los últimos años con subidas de precio de cerca de los máximos históricos de la burbuja inmobiliaria. “Hay que sentar las bases para crear un parque de alquiler, sobre todo de vivienda de alquiler libre y social”, apostilla la directiva de Asval.

REGULACIÓN DEL MERCADO DEL ALQUILER

Albert Bosch considera que el alquiler es un sector que se va a regular: “Los gobiernos van a entrar en la regulación, los que tienen un piso alquilado va a tener contrato siempre y los propietarios la seguridad del pago”.  Añade que el alquiler se va a convertir en un mercado “más profesional, que a largo plazo va a hacer que todos ganen”.

Toribio considiera que la única solución sería la colaboración público privada porque” la Administración no tiene la capacidad financiera ni económica para apoyar la vivienda asequible, pero sí que tiene la materia prima”. 

ACCESIBILIDAD DE LOS JÓVENES

La directora general de Asval señala que el alquiler debería ser una opción, pero no una que les exija estar pendiente todos los días de saber si se llega a final de mes. “El acceder a una vivienda es fundamental para que te puedas desarrollar como persona, como profesional... para que puedas tener una vida familiar y esta es la principal carencia que tenemos en este país”, asegura Toribio. 

De hecho, insiste en que ahora mismo el alquiler para los jóvenes no es una opción porque compiten en el mercado del alquiler con profesionales con ingresos más abultados. “Lo que necesitamos es ese parque de vivienda de alquiler para esos jóvenes o para parejas que ya tienen su vida profesional más encauzada”, puntualiza.

El español medio destinó en 2019 el 40% de sus ingresos a pagar el alquiler de su vivienda, 6 puntos más que en el año 2018 (34%), según datos del estudio “Relación de salarios y vivienda en alquiler en 2019” según los datos (extraídos) del Índice Inmobiliario Fotocasa y la plataforma de empleo InfoJobs. En los últimos 5 años ha pasado de destinar el 28% al 40%, lejos del 30% que recomiendan los organismos.

En este articulo: Mercado inmobiliario

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando