elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

¿Quieres vender tu casa? Esto es lo que tienes que saber

Si quieres vender tu vivienda hay una serie de puntos que hay que tener en cuenta

Imagen de archivo de la venta de una vivienda

Imagen de archivo de la venta de una vivienda // Joan Puig (El Periódico)

Vivienda

COMPRAVENTA DE VIVIENDAS

Marta Gracia

Marta Gracia

Comprar una vivienda no es tarea fácil, pero tampoco lo es venderla. No es suficiente con colgar el cartel de “se vende” o poner el anuncio en un portal inmobiliario y esperar a que llamen. Se necesita una serie de conocimientos previos  como que la negociación del precio es el proceso que más tiempo consume o que hay que recabar toda la información necesaria antes de comenzar el proceso. 

Según datos de CENTURY21 España, el tiempo medio para vender una casa de segunda mano ha aumentado considerablemente. Si en 2018 las transacciones llegaban a los 60 días, en 2019 se tarda unos 100 días de media en vender un inmueble. Así que todo el que tenga previsto poner a la venta su propiedad debería tomárselo con calma y aprovechar ese tiempo para prepararla y mirar con lupa todos los gastos y papeleos que hay que llevar a cabo previamente.

Algunos de los desafíos a afrontar durante todo proceso de compraventa:

  • Fijar el precio de mercado correcto. Solvia señala que lo más común es hacer un rastreo sobre los precios de las viviendas de superficies similares que se venden en la zona. Sin embargo, cada inmueble “es un mundo”, y el importe también estará determinado por la distribución, instalaciones, calidades, iluminación o reformas realizadas del inmueble, así como por el tipo de edificación y preservación del edificio donde se encuentra. “Habrá que saber correlacionar estos valores y no fijar precios desorbitados que ahuyenten a posibles interesados”.
  • Asesoramiento por parte de expertos. Nadie conoce mejor la realidad local y las necesidades de los posibles compradores que un asesor inmobiliario con experiencia. Por ello, desde C21 aseguran que contar con la ayuda de una agencia inmobiliaria es siempre un valor añadido para cualquier vendedor ya que será asesorado de forma profesional sobre cómo sacar el mejor partido a la vivienda que se quiere vender y qué pasos se deben dar para asegurar este proceso de la forma correcta, ágil y más beneficiosa para el todavía propietario del inmueble. Los expertos de Solvia se muestran de acuerdo y apuntan que aunque la venta de una vivienda puede realizarse de manera particular, confiar en el asesoramiento de profesionales facilita el proceso, ahorra tiempo y asegura “la consecución de una operación de compraventa que satisfaga a todas las partes interesadas”. En este caso, Solvia señala que pone a disposición un equipo de asesores personales.
  • Identificar a los potenciales compradores. Para no perder tiempo, es importante detectar cuáles son los compradores que realmente quieren y pueden adquirir el inmueble. Por ello, antes de proseguir la relación con un posible interesado, Solvia recomienda saber si se encuentra en la primera etapa de búsqueda de vivienda, si cuenta con capacidad económica suficiente para la adquisición, si ya ha consultado a alguna entidad bancaria la posible concesión de una hipoteca, si tiene intención de pagar al contado, si necesita comprar en un corto periodo de tiempo, si dispone de ahorros...
  • Contar con visión comercial para captar al comprador. Una vivienda no deja de ser un producto en venta que requiere de una serie de propuestas de valor específicas que capten el interés de un comprador. “El reto no solo estará en detectarlas, sino también en trabajarlas (adecuando la vivienda) y saber transmitirlas, tanto a la hora de anunciarlo (descripción, fotografías, vídeos...), como en las visitas”, apuntan desde Solvia. Algunos atractivos que pueden explotarse son: renovaciones y rehabilitaciones realizadas, eficiencia energética, dotaciones especiales, iluminación, localización y servicios cercanos, buenas relaciones con la comunidad de vecinos, disponibilidad de ascensor…
  • Saber responder a las dudas de compraventa de los interesados. Es muy común que una persona que visita lo que considera su futuro hogar realice numerosas preguntas relacionadas no solo con el estado y situación del inmueble, sino también con el proceso de compraventa (impuestos, trámites legales, cuestiones hipotecarias, etc.). Aunque no es necesario que estas últimas las conteste el vendedor, sí resultan de gran utilidad para asentar la confianza del interesado y aumentar las posibilidades de venta.
  • La negociación con el comprador. Una vez que se ha conseguido captar la atención de un posible comprador y se conoce su motivación real de compra, será necesario conocer sus expectativas para la negociación. Aportar soluciones que faciliten la decisión y contar con asesoramiento profesional y personalizado pueden marcar la diferencia entre un trato y un trato bien hecho.
  • Recabar toda la documentación necesaria para la compraventa. A la hora de formalizar el contrato de compraventa, el vendedor debe aportar, aparte de su DNI, el título de propiedad y la nota simple, el certificado de deuda pendiente, la célula de habitabilidad de la vivienda, los gastos comunitarios, los recibos de suministros del inmueble, el Certificado de Eficiencia Energética, la calificación urbanística y la Certificación de Inspección Técnica del Edificio (ITE). Todos ellos son necesarios para realizar el contrato de arras con el futuro comprador. Posteriormente, se realizará la firma de la escritura pública de la vivienda ante notario, documento que, una vez se haya facilitado en el Registro de la Propiedad certificará el cambio de titularidad.
  • Afrontar los gastos de transacción. Vender una vivienda no es gratis. El vendedor debe hacer frente a los gastos de plusvalía estatal (IRPF) y municipal (IBI), cancelación de hipoteca y trámite de la gestoría para la cancelación de hipoteca (si los hubiese), certificado energético, así como el certificado de estar al corriente de los pagos de la comunidad.
  • Puesta a punto. Cualquier detalle cuenta y por eso es fundamental que el propietario prepare el inmueble con el fin de que a cualquier posible comprador le “entre por los ojos” en su primera visita de prospección. De esta manera, Century21 España aconseja cuidar la limpieza, el orden e incluso hacer de forma previa alguna reforma si fuera necesario, siempre van a ser puntos a favor. Asimismo, todo propietario debe de presentar la escritura de compraventa de la casa y los datos del registro de la propiedad. También debe de tener al día los recibos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), las cuotas de la comunidad y aportar el estado de las cargas en el caso de que las tuviera. Además, es aconsejable que el vendedor tenga preparado, por si lo pudiera solicitar el posible comprador, un plano de la vivienda y de su ubicación, así como una descripción tanto general como específica del inmueble y del propio edificio. 
Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando