elPeriódico economía

Jueves, 14 de noviembre del 2019

Economyz

Proptech: 6 claves tecnológicas en el sector inmobiliario

Todos los sectores están cambiando a un ritmo vertiginoso debido al avance tecnológico, y el inmobiliario no es una excepción. El ámbito del Real Estate que se apoya precisamente en la tecnología recibe el nombre de proptech

La tecnología ha entrado de lleno en el sector inmobiliario

La tecnología ha entrado de lleno en el sector inmobiliario // Gerd Altmann (Pixabay)

Vivienda

SECTOR INMOBILIARIO

Fran Leal

Fran Leal

Las ventajas que la digitalización ofrece a los diferentes sectores de actividad económica también se palpan en el inmobiliario. De hecho, la innovación y el desarrollo tecnológico en este ámbito recibe el nombre de proptechuna corriente cada vez más extendida en nuestro país. De hecho, según el Mapa Proptech de Finnovating, en España ya existen 327 startups que aportan valor a este sector.

Además, aumenta la celebración de jornadas y eventos especializados, como la Proptech Unconference, una cita anual que reúne a los CEO de las principales startups del sector para debatir sobre el futuro de la innovación en el inmobiliario. En la última edición, que tuvo lugar recientemente en Madrid, uno de los partners fue Instituto de Valoraciones, una sociedad de tasación homologada por el Banco de España y que apuesta por el desarrollo tecnológico de sistemas digitales pioneros en Real Estate. De hecho, han desvelado los que, a su parecer, son los grandes campos que abarca el proptech en España. Para ahondar en su análisis, hemos charlado con Mariola Soriano, Research Analyst de esta sociedad de tasación.

1. Software de gestión profesional

Los profesionales del sector cuentan con softwares de gestión que, sin duda, facilitan su labor. Quizá el más conocido sea el CRM (Customer Relationship Management), que permite una gestión integral de los inmuebles, con cantidades de datos masivas. Además, como nos confirma Soriano, esa gestión se hace de forma “fácil, visual y sencilla” y cada vez está “más extendido entre los profesionales”.

Por otra parte, los chatbots van ganando protagonismo, potenciados por la inteligencia artificial. No es extraño “encontrarse con chatbots dentro de las webs de los profesionales y proveedores de servicios inmobiliarios”, afirma Soriano, que añade cuáles son sus virtudes: “Responden a los hábitos de consumo y comportamiento de los usuarios; permite a las agencias y demás proveedores ofrecer una atención al cliente mediante una experiencia personalizada de forma instantánea, permanente (pues está disponible las 24 horas del día) y con costes más reducidos”.

2. ‘Marketplaces’ de inmuebles

Otra de las innovaciones que han llegado al sector de la mano de la tecnología es la de los portales inmobiliarios, que actúan como intermediarios de compra y venta de inmuebles, sin necesidad de agencias o actores externos. Así, las gestiones se tornan más directas, rápidas y con menores gastos asociados. No obstante, solo hay que buscar piso (tanto en alquiler como en venta) para percatarnos de que las agencias se han colado en este escenario.

En torno a estos portales, se ha generado el debate de cómo favorecen, o no, la escalada en los precios. Si ponemos una vivienda en alquiler, nos fijaremos en aquellas que se parecen a la nuestra (tamaño, zona, equipamiento…) a la hora de fijar nuestro precio, o incluso subirlo un poco. Y si, por ejemplo, el precio de aquellas en las que nos fijamos ya estaba un poco por encima del precio de mercado, ¿no se generará una espiral de aumento del precio? Al respecto, Soriano mantiene que “los precios los define el mercado basándose en la ley de la oferta y la demanda. Los particulares o agencias son libres de definir el precio del bien que ofrecen, por lo que los portales no juegan ningún papel en el precio de las viviendas”. No obstante, considera que un efecto contagio a la hora de sobrevalorar el precio “puede influir”, pero en su opinión la ley de oferta y demanda es la que explica esta problemática.

3. Economía colaborativa

Más allá de las agencias inmobiliarias clásicas, hemos visto cómo proliferan las aplicaciones y plataformas que nos permiten alquilar alojamientos que pertenecen a particulares, desde cualquier sitio del mundo y de forma fiable, tanto en las reservas como en el pago.

Incluso, existen aplicaciones que nos facilitan el encontrar un compañero de piso o alquilar una habitación, con la gran ventaja que supone a la hora de desplazarnos de una ciudad a otra, ya sea debido a que estamos estudiando fuera de casa o por motivos laborales o personales.

4 La casa inteligente

Del mismo modo, la tecnología ha irrumpido en nuestros hogares para convertirlos en inteligentes (smart homes). A través de diferentes apps podemos gestionar y controlar nuestro consumo energético.

La domótica y el Internet de las cosas, gracias a la conectividad (que será aún mayor con la llegada del 5G), nos van a permitir un control exhaustivo de cada rincón de la casa, con funcionalidades en materia de seguridad, iluminación, limpieza o climatización.

5. Visita de inmuebles

La realidad virtual posibilita que visitemos una vivienda que queramos alquilar o comprar desde cualquier sitio. Si tenemos problemas de tiempo o la distancia no nos lo permite, es una opción a barajar. Ahora bien, la innovación al respecto no se queda ahí. De hecho, como cuentan desde Instituto de Valoraciones, ya existen plataformas que permiten diseñar y decorar las viviendas de forma virtual en 3D para ver cómo quedarían amuebladas en la realidad.

La existencia de portales inmobiliarios que permiten una visita en 360 desde los dispositivos móviles es otra de las posibilidades que ha permitido la implantación de la tecnología en el sector.

6. La tasación automatizada

La digitalización en la tasación es otra realidad. De hecho, desde Instituto de Valoraciones afirman que las valoraciones automatizadas ya se están llevan a cabo permitiendo la valoración masiva de carteras de activos mediante algoritmos. “Nuestro sistema SMARTA se encarga del procesamiento, análisis y representación de datos, basado en el big data y la inteligencia artificial”, expone Soriano.

Pero esta automatización no es lo más novedoso que se está haciendo en el sector, según nos recalca Soriano, pues “ahora la digitalización de las actividades de tasación está avanzando hacia la búsqueda de la inmediatez y la posibilidad de obtener información del mercado inmobiliario con solo un clic”.

En definitiva, y como ocurre en tantos sectores, vemos la gestión y economización del tiempo como un punto en común en todas estas innovaciones. Y no parece que pueda ser de otra manera, porque el mundo en el que vivimos actualmente demanda, por encima de todo, inmediatez y conectividad.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando