elPeriódico economía

Jueves, 14 de noviembre del 2019

Economyz

Hipoteca a 10 o a 40 años: la clave para elegir tipo fijo o variable

Los años que dure una hipoteca te marcarán tu decisión de elegir entre tipo fijo o variable

Una de las elecciones que hay que hacer cuando se contrata una hipoteca es a qué tipo

Una de las elecciones que hay que hacer cuando se contrata una hipoteca es a qué tipo // Robert Anasch (Unsplash)

Vivienda

HIPOTECAS

Marta Gracia

Marta Gracia

La compra de una vivienda y su hipoteca es uno de los desembolsos más grande que haremos en nuestra vida. Por ello, hay que tener en cuenta una serie de factores y conocer bien cómo está el mercado y qué ofrecen las entidades. Uno de los aspectos que se debe mirar es el del tipo de interés con el que vas a contratar la hipoteca. Puede ser a tipo fijo, variable o mixto. Y una de las principales razones para decantarse por uno o por otro es el plazo de la hipoteca, es decir cuánto tiempo vas a estar pagándola. 

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en julio de este año se constituyeron 33.344 hipotecas sobre viviendas.  El 56,3% de ellas se registraron a tipo variable y el 43,7% a tipo fijo. Además, de las 5.505 hipotecas con cambios en sus condiciones, el 40,3% se deben a modificaciones en los tipos de interés. Después del cambio de condiciones, el porcentaje de hipotecas a interés fijo aumenta del 10,6% al 24,3%, mientras que el de hipotecas a interés variable disminuye del 87,6% al 75,2%. 

“Que el consumidor contrate una hipoteca a tipo fijo no es malo para él. Sabe cuánto va a pagar todos los meses, independientemente de lo que hagan los tipos”, señala Patricia Suárez, presidenta de Asufin. Ante la pregunta de qué hacer Suárez siempre plantea la misma cuestión: “¿Cuánto tiempo vas a estar ahí? ¿Tu intención es quedarte en esa casa mucho tiempo o piensas venderla pronto?”. 

De esta manera, la presidenta de Asufin responde que si el hipotecado va a estar un periodo de tiempo corto y dentro de 5 o 10 años va a vender la casa para irse a otra “es mejor el tipo variable, te compensa más porque los tipos están bajísimos y vas a amortizar mucho en poco tiempo”. Tal y como asegura, los tipos “van a seguir estando bajos durante varios años”. 

Miquel Riera, experto en hipotecas del comparador financiero Helpmycash.com, también incide en que la decisión dependerá de los años de la hipoteca. Si el plazo de la hipoteca es corto, digamos que de entre 10 y 15 años, escoger el tipo variable puede ser una mejor opción, ya que se espera que el euríbor se mantenga bajo durante unos cuantos años más. Si es más largo, pongamos que de 25 o de 30 años, “es imposible predecir cuál será el comportamiento de este índice, así que si tienes poca tolerancia al riesgo, puede ser conveniente hipotecarse con un interés fijo”.

El experto de Helpmycash.com señala que la elecciones depende de las preferencias y de la situación de cada uno. “Si no te fías del euríbor y prefieres pagar siempre lo mismo, una hipoteca fija puede ser una opción más conveniente. Y si lo que quieres es abonar unas cuotas baratas (al menos a corto plazo), el tipo variable puede ser más adecuado”, recomienda el experto. Pero matiza que en este último caso siempre que se pueda afrontar un encarecimiento de las mensualidades en caso de que el euríbor suba.

¿Por qué suben las hipotecas a tipo fijo?

Patricia Suárez explica que hay un interés del banco porque así se garantiza unos ingresos, ya que con los tipos tan bajos (el euríbor ha cerrado septiembre en el -0,339%) “una hipoteca casi le cuesta dinero”. La presidenta de Asufin recalca que este interés del banco es legítimo, y es que los bancos tienen unas expectativas a largo plazo de que los tipos van a seguir bajos “si no fuera así, no ofrecerías la hipotecas a tipo fijo”. 

Suárez vuelve a incidir en que eso no significa que sea malo para el consumidor. Sin embargo, señala que la subida de hipotecas a tipo fijo no tiene que ver con una voluntad del consumidor, sino a un interés del banco. “Usa la técnica de comercialización muy simple: mira hasta donde se fue el euríbor, no te fíes, ahora está muy bajo, pero ¿podrías pagarlo si se pusiera al 4%", así que blindate tu también”, apunta.

Riera explica que que el euríbor cotiza en valores muy bajos y los diferenciales (lo que se suma al euríbor para determinar el interés) se sitúan por debajo del 1,20% en la mayoría de los casos (aunque algunos ya los están subiendo). Ante este escenario, “las entidades han bajado el interés de sus hipotecas fijas (y lo han anunciado) para hacerlas más atractivas e incentivar así su contratación, pues aunque sean ahora más baratas, les siguen dando más beneficios que las variables”. Para que nos hagamos una idea, el interés medio de una hipoteca fija con un plazo de 20 años oscila aproximadamente entre el 1,60% y el 1,80%.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando