elPeriódico economía

Jueves, 12 de diciembre del 2019

Economyz

Así es la casa que los millennials querrían tener hoy (y la de mañana)

Los millennials están "a gusto" en casa de sus padres, pero sueñan con una casa de tres dormitorios y dos baños

Los jóvenes que se emancipan prefieren hacerlo en pareja

Los jóvenes que se emancipan prefieren hacerlo en pareja // Albert Bertran

Vivienda

LOS JÓVENES Y LA VIVIENDA

Marta Gracia

Marta Gracia

El acceso de los millennials, y generaciones posteriores, a la vivienda es cada vez más complicado. Los bajos salarios, la precariedad laboral y los altos precios de las casas dificultan que los jóvenes puedan emanciparse de sus padres. De hecho, España es, junto con Italia, el país donde más tarde “abandonan el nido” a los 29 años. A pesar de que no puedan tener una vivienda, sí que pueden soñar con ella. Los millennials tienen su casa soñada. 

Century21 España, red de intermediación inmobiliaria, ha publicado el “II Observatorio de la Vivienda en España”, en el que se manifiesta dónde y cómo les gustaría vivir a los jóvenes. Dos tercios de los entrevistados quieren que la primera vivienda al emanciparse sea en la misma ciudad donde habitualmente viven. 

Casi 4 de cada 10 (37%) afirman que les gustaría que su primera vivienda estuviera en zonas periféricas del centro de su ciudad (zonas aledañas al centro, bien comunicadas y con todo tipo de servicios) mientras que un 29% preferirían vivir en el centro. Tan sólo un 10% de los jóvenes han señalado el extrarradio de las urbes como su lugar ideal para vivir. 

En el caso de que encontraran una vivienda que se ajuste a su presupuesto, 3 de cada 10 renunciaría a que la vivienda se ubique en el centro. Otros aspectos a los que se muestran dispuestos a renunciar son la proximidad a zonas deportivas o de ocio (18%), o a extras de la vivienda como la terraza, el garaje o el trastero (17%).

En cuanto al tipo de vivienda, 6 de cada 10 optan por un piso en un edificio como la opción preferida en el momento de emanciparse. Los jóvenes españoles no emancipados lo tienen claro a la hora de dar el salto hacia la emancipación: su primera vivienda debería tener una superficie de 75 metros cuadrados, tres dormitorios y dos cuartos de baño. La calidad de la construcción (54,4%), el acceso al transporte público (43,9%) y el grado de eficiencia energética (41,1%) los tres factores más importantes que tendrían en cuenta a la hora de establecerse en su primera vivienda fuera del hogar familiar.

Por lo que respecta, a la distribución de su primera vivienda en el momento de emanciparse, 6 de cada 10 jóvenes preferirían que tuviera un salón grande y habitaciones pequeñas. Además, a más de un 70% de los jóvenes les gustaría que la cocina y el salón estuvieran en zonas independientes. Asimismo, también es importante el garaje, para un 35% de los jóvenes. 

Según Ricardo Sousa, ceo de la red de Century21 España, "la oferta inmobiliaria debe tener en cuenta el perfil conservador y tradicional de los jóvenes de hoy, su aspiración a la vivienda en propiedad con su pareja para formar una familia, y el choque ineludible con la realidad marcada por la dependencia financiera. Será necesario esperar una generación más para ver cambios significativos en la demanda de otras soluciones y otros estilos de vida”.

“El análisis de esta realidad social de la juventud en su contexto global ha de llevar a todos los agentes involucrados como las promotoras e inversores a ofrecer alternativas flexibles y accesibles, adecuadas a sus condiciones económicas, sus expectativas, sus hábitos de convivencia y los procesos de transición hacia la vivienda definitiva”, añade Sousa.

Propiedad antes que alquiler

El II Observatorio de la Vivienda en España demuestra la idea de arraigo de la vivienda en propiedad. Así, esta fórmula de vivienda ha sido la opción preferida por 7 de cada 10 jóvenes encuestados, frente a un 23% que elegirían vivir de alquiler. El deseo firme e incuestionable para toda esta generación es la casa en propiedad donde vivir en pareja y, tal vez, formar una familia más adelante. Una casa en propiedad es la representación de la seguridad y estabilidad tan deseadas, reproduciendo el modelo que valió para la generación de sus progenitores.

La opción del alquiler es más valorada por el segmento más joven, por debajo de los 24 años que alcanza el 35%. Sin embargo, la realidad es que el 59% de los jóvenes emancipados viven en una casa de alquiler. El alquiler se muestra, así, como la vía posible en la primera etapa del proceso de la emancipación, pero es encarado como una alternativa temporal.

Gráfico de Century21 sobre cómo les gustariá vivir a los millennials// Century 21

¿Cómo viven ahora los jóvenes?

Hoy en día, el 40,2% de los jóvenes menores de 34 años vive con sus padres. La edad media de emancipación se ha establecido en los 29 años, tres más tarde que la media europea. La segunda fórmula de vida más común para este segmento de población es la convivencia en pareja, tal y como confirman 3 de cada 10 entrevistados. Con una diferencia de más de 15 puntos porcentuales, se señalan otras opciones como la vivienda compartida con compañeros/amigos (15%) o de forma completamente independiente (8%). La casa de otros familiares, las residencias de estudiantes y colegios mayores o los espacios coliving han obtenido una representación minoritaria. Entre la comodidad y la frustración

Para los jóvenes españoles, la casa de sus padres es un nido confortable del que cuesta salir puntuándolo con una media de 7,4 en una escala de 0 a 10 puntos. Pero, aun así, la emancipación es un deseo insatisfecho por la falta de recursos económicos para ello. Esto lleva a que 8 de cada 10 afirman que no viven donde les gustaría. El motivo principal es la falta de oferta de viviendas cuyos precios se ajusten a su capacidad económica, a pesar de que un 40% de estos jóvenes trabajen sus ingresos no son suficientes para vivir de forma independiente, impidiéndoles tener la casa deseada y vivir donde les gustaría.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando