elPeriódico economía

Sábado, 20 de julio del 2019

Economyz

La odisea de buscar casa: tres historias de jóvenes en el mercado de la vivienda

Los jóvenes entre los 18 y los 34 años son los que están más involucrados en el mercado de la vivienda. Es el momento de independencia y en el que vuelan del nido

Los jóvenes entre los 18 y los 34 son los que más participan en el mercado de la vivienda

Los jóvenes entre los 18 y los 34 son los que más participan en el mercado de la vivienda // Unsplash

Vivienda

¿ALQUILAR O COMPRAR?

Marta Gracia

Marta Gracia

El momento de independencia es importante. Los jóvenes que vuelan del nido tienen que decidir cómo vivir. La mayoría de ellos eligen alquiler en los primeros años de independecia, por eso de no tener ahorrado para comprar una casa. Pero luego pueden cambiar sus preferencias. ¿Alquilar o comprar? esa es la cuestión que se plantean miles de millennials. Todas opciones tienen sus pros y sus contras.

Los jóvenes de entre 18 y 34 años están más involucrados en el mercado de la vivienda. Según Fotocasa, el 33% los particulares entre 18 y 24 años participaron en el mercado de la vivienda, tanto alquiler como compra. Un porcentaje que aumenta hasta el 43% entre los particulares de 25 y 34 años. Esta alta participación de los jóvenes hace que aumente el movimiento en el mercado de alquiler frente al de compra. Los datos muestran que hay muchos más jóvenes participando, aunque los datos indican que no hay mucho más jóvenes comprando casa. Analizamos tres situaciones de jóvenes en el mercado inmobiliario.

Carmen y Jorge: “Estar de alquiler te da más libertad”

“Decidimos vivir de alquiler porque tenemos más libertad a la hora de movernos si hay cambio de empleo de ciudad o de vida”. Esta es la razón más importante que dan Carmen (32 años) y Jorge (35 años) para elegir la opción de alquiler. Estos dos jóvenes viven en Zaragoza y desde que están juntos han cambiado tres veces de casa, siempre de alquiler, en tres zonas diferentes de la ciudad, por cuestiones de trabajo. Aseguran que no se arrepienten de esta opción.  Además, señalan que como no tienen el dinero para la entrada de una vivienda el alquiler siempre es la mejor opción.

“No queremos pedir un crédito en un banco con todo lo que implica en cuanto a intereses, a hipotecas, a la idea de "atarse" a ello”, apuntan. E inciden en que el mayor beneficio “hasta la fecha” ha sido adaptarse a los cambios profesionales y personales que han vivido durante estos años. A pesar de que siempre han estado seguros de esta decisión, Carmen y Jorge reconocen que alguna vez se han planteado comprar una vivienda: “Pero nunca ha sido nuestra prioridad”.

Sobre el futuro, Carmen y Jorge aseguran que solo se plantearían comprar una casa si tuvieran un ingreso extra que les permitiera invertir en ello. “En la actualidad no tenemos intención ni condiciones económicas como para invertir en una hipoteca”, apuntan. Para ellos, es más importante la libertad de elección y no estar atados a un crédito, a un banco o a un lugar que obtener una casa pagando mes a mes la hipoteca.

Olga y Carlos: “Con los precios del alquiler es normal que la gente se hipoteque”

Olga (26 años) y Carlos (30 años) decidieron comprarse una casa después de estar varios meses mirando para alquilar. Viven en Madrid, pero los dos son de fuera. Aseguran que se decantaron por hipotecarse porque "en cuestión de cuatro meses el precio de los alquileres subió unos 150-200 euros por un piso fuera de la M-30”. Una subida que hizo que la decisión fuera un poco más fácil de tomar y aseguran que no se arrepienten de la decisión.

Sin embargo, comprar una casa tiene sus aspectos positivos: “Tenemos asentadas las bases de nuestro futuro”. El tema económico vuelve a aparecer en esa lista de pros: “Sabemos que nunca se incrementará el precio”. Y añaden que ya tienen una propiedad. No obstante, reconocen que hay puntos negativos, como son los datos extra en los que “hasta ahora no pensabas como seguros, comunidad, averías, etc.”.

Antes de comprarse una casa, los dos vivían de alquiler, por ello aseguran que alquilar no es “tirar el dinero”, pero matizan que con los precios que empiezan a tener los pisos de alquiler “es normal que una persona se hipoteque”. Reconocen que entienden a la gente que puede pensar eso de tirar el dinero: “Al final, estás pagando por algo que no es tuyo. Pero creo que cada caso es particular y no se debe generalizar”. Y añaden que no todo el mundo tiene la capacidad de tener un dinero ahorrado para dar la señal o pedirla a familiares.

Héctor: “Tengo un momento de estabilidad económica, por lo que quiero comprar”

Héctor (34 años) es de León, pero vive en Madrid. Cuando llegó a la capital optó por el alquiler, modo en el que aún vive. Empezó compartiendo piso y ahora en solitario, porque “era la opción más barata para alguien que viene a estudiar de fuera de Madrid” y añade que cuando llegó su situación no era muy estable.

A pesar de estar actualmente de alquiler, Héctor está pensando en comprarse una casa “por la sensación de estar pagando algo que es para mi”. Y añade que en el momento en el que tienes una estabilidad económica “quieres hacer y deshacer sin tener que rendir cuentas a nadie”.

Por ahora, tiene ese pensamiento en mente: el comprar una casa, pero aún no se ha decidido, aunque reconoce que espera hacerlo “en un futuro muy próximo”, porque su situación laboral y su carrera es “bastante estable”. Héctor ve pros y contras a las dos decisiones. “En el alquiler el beneficio que veo es la movilidad de la que puedes disfrutar”, puntualiza. En el caso de la compra: “Poder disfrutar de algo tuyo y hecho a tu gusto y con los materiales que quieres, además de que en un futuro, puedes tener una venta o alquiler y poder amortizar gastos”.

Héctor no cree que una hipoteca te da tranquilidad, pero sí te da seguridad. “Sabes que ningún casero te subirá ese “alquiler” y sabes cuanto te queda por pagar y cuando lo acabarás pagando”. Respecto a la frase de que “alquilar es tirar el dinero”, Héctor señala que depende de las necesidades de cada uno. “Hay que valorar en dinero el tener 0 responsabilidades en cuanto a problemas en el inmueble, comunidad, impuestos de vivienda, reformas,... el alquiler es algo muy cómodo y no tienes ataduras geográficas”, concluye.

En este articulo: Producto financiero Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando