elPeriódico economía

Sábado, 21 de septiembre del 2019

Economyz

¿Me conviene más comprar una casa nueva o reformar una de segunda mano?

La compra de viviendas de segunda mano es mayoritaria mes a mes. En el mes de marzo, el 81% de las compraventas fueron de vivienda usada

La mayoría de las compraventas de viviendas se producen en viviendas usadas

La mayoría de las compraventas de viviendas se producen en viviendas usadas // ALBERT BERTRAN (BCN)

Vivienda

COMPRAR VIVIENDA

Marta Gracia

Marta Gracia

La decisión de comprarse una vivienda es una de la más importante que se va a tomar. Por ello, es necesario hacer un estudio antes de decidirse por un inmueble u otro. Hay que saber en qué zona quieres comprarte la vivienda, cuántos metros necesitas o si quieres vivienda nueva o usada. Actualmente, la mayoría de las viviendas que se compran son vivienda usada. Muchas de ellas hay que reformarlas, por eso, es conveniente saber qué es mejor.

Según los últimos datos de Instituto Nacional de Estadística (INE), en marzo se realizaron 42.649 operaciones de compraventa. El 81,1% de estas transmisiones se realizaron en vivienda usada, es decir, 34.604 viviendas de segunda mano. Por otro lado, en el mes de marzo se llevaron a cabo la compraventa de 8.045 viviendas nuevas.

Actualmente, “está muy de moda el tema de la rehabilitación de inmuebles”, asegura María Alcázar, responsable de Desarrollo y nuevos negocios de Casaktua, y explica que hay empresas y programas de televisión que venden que ya no te tienes que comprar la casa de tu sueños, sino que te la puedes hacer tu. “Es un papel en blanco que vas a poder comprar, se ha puesto muy de moda por esto”, apunta la responsable de Casaktua.

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, explica que “una vivienda nueva siempre será más atractiva en un primer momento, dado que el comprador es reacio a enfrentarse a unas tediosas obras. Sin embargo, en determinadas localizaciones, sale más a cuenta apostar por rehabilitar una casa de segunda mano. No solo estará completamente a gusto del propietario tras la reforma y se habrá revalorizado de cara a una futura venta, sino que es muy probable que la finca esté situada en un barrio consolidado”

María Alcázar comenta que, actualmente, la compra de viviendas de segunda mano está en un momento “muy interesante”. No obstante, tienen que valorar si después de la reforma va a subir el valor del inmueble. “Tienes que evaluar los precios que hay en la zona, ya que no será lo mismo reformar en un barrio céntrico de Madrid, que en uno de la periferia de Huesca”, apunta.

Por ello insiste en que sí que primero hay que ver cuánto te va a costar esa reforma y si se tiene el dinero para ella. “Si lo tienes te va a ser más rentable, que si no lo tienes y tienes que pedir financiación tienes que contar con los intereses que te van a cobrar por ese dinero”, explica. De esta manera, Alcázar señala que la línea roja que hay que tener a la hora de una vivienda usada es que no tenga problemas de estructura “porque ahí no te vas a meter”.

No obstante, reitera que si te sale la oportunidad  de comprar un inmueble en una buena zona, pero en la que no te podrías permitir una vivienda nueva, “es una buena oportunidad”. Y recuerda que si ese inmueble no tiene grandes problemas, “si solo es una lavado de cara o pequeñas obras  que son realmente las que dan valor a un inmueble como pueden ser la cocina o los baños ahí sin duda adelante”.

María Alcázar resume que “si sabes coger una buena oportunidad y no tiene grandes problemas es más económico coger una vivienda de segunda mano y rehabilitarla”. La responsable de Casaktua asegura que le vas a sacar una rentabilidad a corto plazo, “mucho más que la que le sacarías a una vivienda que comprarías ahora”.

Esto cuesta reformar una vivienda según la zona

Según pisos.com, las viviendas que necesitan una reforma son 62.520 euros más baratas que las de obra nueva: 148.800 euros de media frente a 211.320 euros. Teniendo en cuenta que el importe medio de una reforma integral es de 22.704 euros, esto supondría un ahorro de 39.816 euros. Aseguran que una casa a estrenar siempre será más cara, mientras que el precio de un inmueble con décadas a sus espaldas podría negociarse en base al grado de reforma que hubiera que realizar.

El precio de la vivienda tipo de obra nueva se ha elevado un 5,45% frente a 2018. Si comparamos el precio alcanzado en 2017, la subida sería del 10,75%. En lo que respecta a la vivienda usada por reformar, esta ha experimentado un repunte del 5,55% frente al año pasado y del 7,43% respecto a hace dos. En este sentido, es importante señalar que el presupuesto para reformas ha aumentado un 5,2% en comparación con el año anterior, mientras el precio de una reforma integral también ha subido un 5,95%, lo que equilibra las posibilidades.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando