elPeriódico economía

Viernes, 23 de agosto del 2019

Economyz

¿De verdad es un buen negocio comprar para alquilar?

La rentabilidad de la vivienda se ha estancado en el 7,4% en 2018, solo una décima más que en 2017, según datos de Idealista

¿De verdad es un buen negocio comprar para alquilar?

Unsplash

Vivienda

INMOBILIARIO

Marta Gracia

Marta Gracia

La fuerte demanda de alquiler en algunas ciudades ha hecho que se despierte el olfato inversor de muchos grupos o de particulares. El precio del alquiler se sitúa en los 8,38 euros metro cuadrado de media. Pero que este mes de enero ha registrado una caída interanual del 0,7%, aunque respecto a diciembre haya subido un 1%. Esta caída se traducen en que los precios se están moderando. Por lo que la preguntas sería ¿de verdad es un buen negocio comprar para alquilar?

Según los datos de Idealista, la rentabilidad se estancó en 2018 en un 7,4%, solo una décima más que en el año anterior. Sin embargo, la rentabilidad se mide por zonas. En Madrid y Barcelona se sigue disparando, así como los precios del alquiler, que aún siguen creciendo a dos décimas.

Entre las capitales españolas, Lleida es la que resulta más rentable, con un 7,6%. Le siguen Santa Cruz de Tenerife (7,2%), Huelva (6,8%) y Almería (6,7%). La caída del precio del alquiler en Barcelona ha reducido su rentabilidad hasta el 4,8%, mientras que en Madrid se ha situado en 5,1%.

Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa, señala, con rotundidad, que es “buen negocio porque ofrece buena rentabilidad” y añade que es un momento en el que hay alta demanda de alquiler. Toribio matiza que “la inversión en inmobiliario es una inversión segura, pero que hay que saber dónde buscarla”. Así, asegura que se está viendo una reactivación y una recuperación: “Se debe en buena parte a que mucho inversor apuesta por la vivienda en un contexto de bajos tipos de interés, de volatilidad en la bolsa. En este sentido ofrece mayor rentabilidades, es una inversión segura”.

Por su parte, Ferrán Font, director de Estudios de pisos.com, asegura que la inversión en vivienda es segura, “porque, salvo la crisis que hemos pasado, es un sector muy estable que tiene tendencia al crecimiento y las rentabilidades que pueden dar la compra de una vivienda siempre son interesantes, teniendo en cuenta la coyuntura actual”.

Los grandes inversores, a por la vivienda

Según Fotocasa, los grandes incrementos en los precios del alquiler han hecho que se reduzca el número de personas interesadas en el alquiler, sobre  todo por parte de los jóvenes. “Pero esta caída no hace que se traslade a la compra de una vivienda, si se habla del ciudadano medio”, apunta Toribio, y lamenta que lo que está sucediendo es que el poder adquisitivo de un español no sube al ritmo del precio de la vivienda, “aunque seamos un país de propietarios, no podemos acceder”.

Por esto explica que la recuperación del mercado inmobiliario ha venido marcada por el protagonismo del inversor, del gran inversor y del medio, que apuesta por la rentabilidad. Y también por la demanda latente o la de reposición. Aquellas personas que no entraron en el mercado inmobiliario. “Lo que vemos es que el ciudadano medio aún tiene muchas dificultades lo que le hace refugiarse en el mercado del alquiler. A las personas que interactúan con el mercado del alquiler lo hacen por dos razones. La primera por la imposibilidad de comprar y la segunda por movilidad laboral”, explica la directora de Estudios de Fotocasa.

El alquiler en 2019

El precio del alquiler tiende a moderarse y estabilizarse, después de registrar precios máximos históricos en 2017, poco a poco se está normalizando. El precio de la vivienda en alquiler en España registra en enero una caída interanual en el precio de un -0,7% respecto al mismo mes del año anterior. Este leve descenso es el segundo que se registra desde marzo de 2015, fecha en la que se empezó a registrar los primeros incrementos del precio del alquiler interanualmente.

Ferrán Font, director de estudios de pisos.com, señala que los precios de alquiler,están muy atomizados y hay lugares donde existe una tensión muy latente como Madrid, Barcelona, también en Valencia, Palma Mallorca. “Pero el precio del alquiler, el tope, lo marca la capacidad de la demanda. No puede subir siempre, si la demanda no puede asumir el precio de una zona, el precio tiende a regularse solo”, puntualiza Font.

El precio medio del alquiler no ha dejado de subir en tres años y medio y hasta bien entrado 2018 no encontramos la primera caída, después de las fuertes subidas de 2017, cuando cerramos con la mayor subida histórica, una subida media del 9%. “En 2018 hemos visto que se siguen produciendo subidas, pero de forma más sostenida”, señala Beatriz Toribio. Sin embargo, matiza que en ciudades como Madrid y Barcelona se seguirán viendo subidas de dos dígitos.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando