elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Cuando el precio del alquiler se convierte en tu mayor preocupación

El 60% de la población que ha alquilado o lo ha intentado considera que el precio de alquiler está muy caro

Cuando el precio del alquiler se convierte en tu mayor preocupación

Unsplash

Vivienda

ALQUILER DE VIVIENDA

Marta Gracia

Marta Gracia

La vivienda es uno de los gastos más importantes de la población. Tanto si se alquila como si se compra se destinará una parte importante del salario a pagarlo. Según un estudio de Fintonic, los españoles destinan el 40% del salario a la vivienda. Así que los movimientos tan bruscos que ha habido en el mercado es normal que el 60% que ha alquilado o lo ha intentado en el 2018 considera que el precio de alquiler está “muy caro”, según Fotocasa.

Mientras que en el lado contrario se ve que solo un 1% de los inquilinos considera que el precio está algo o muy barato. Pero además sucede que los inquilinos activos en el mercado (los que han alquilado o intentado alquilar una vivienda para habitarla) no creen que la situación vaya a mejorar: hasta el 81% de ellos cree que los alquileres seguirán encareciéndose y sólo el 2% prevé que bajen de precio.

Con los precios de los inmuebles en venta son un poco más prudentes, aunque aun así un 69% opina que también seguirán subiendo. En este caso, menos de la mitad (48%) de la población considera que comprar una vivienda tiene un precio muy elevado. Esta percepción de los inquilinos también se extiende a su visión sobre el mercado de la vivienda en general. Un 54% de los que han participado en el mercado del alquiler considera que el precio de la vivienda, ya sea de compra o alquiler, está muy cara.

Estas cifras son significativamente más altas que las de 2017, cuando sólo el 31% creían que la vivienda estaba muy cara, según el estudio “Experiencia del alquiler de Fotocasa”. Es decir: en un año se ha producido un incremento de 23 puntos porcentuales. Este cambio tiene además la particularidad de ser transversal: se repite en todos los tramos de edad y las comunidades autónomas.

Entre los más jóvenes, en concreto en el segmento de 18 a 24 años, hay una percepción más positiva tanto de los precios actuales como de su evolución futura: el 44% de ellos considera que el coste del alquiler es muy caro (frente al 60% del conjunto de los inquilinos) y el 76% cree que seguirá subiendo (ese porcentaje es, como se ha dicho, del 81% cuando se toma al colectivo completo).

Motivos de el precio tan elevado

Los inquilinos consideran que la situación económica del país es la principal razón por la que los precios de los alquileres (y de la vivienda en general) están tan altos. Aunque hay que destacar que de un año a otro ha aumentado la consideración de que el precio es tan elevado por interés de los inversores por la vivienda. Hay que tener en cuenta que nunca hay un único factor, sino varios enlazados entre sí.

Con respecto al año pasado son los alquileres vacaciones, el interés de inversores y el hecho de que los bancos faciliten el acceso al crédito los que han registrado una mayor subida. Por el contrario, la escasez de oferta era un factor influyente para el 60% de los inquilinos en 2017 y ahora sólo lo consideran como tal el 52%. También ha bajado la visión entorno a la influencia quepueda ocasionar un cambio de mentalidad hacia el alquiler (45% en 2018 versus 58% en 2017).

Los arrendadores también son conscientes de los altos precios

También los que alquilan (o intentan alquilar) una vivienda de su propiedad son conscientes de la situación: un 37% de ellos considera muy caro el precio de la vivienda y otro 39% la considera cara. Cuando se les pregunta específicamente por el mercado de alquiler, un 42% cree que está muy caro y un 35% opina que está caro. De hecho, tienen la percepción de que, en general, el alquiler resulta más caro que la compra.

En el lado de la oferta particular, los arrendadores también tienen sus motivaciones para poner un inmueble de su propiedad en alquiler. De nuevo, están por un lado las consideraciones sobre el mercado (por qué alquilar un piso del que se es propietario en lugar de venderlo) y por otro las causas inmediatas y personales (por qué lo ha alquilado en esta ocasión).

Cuando se pregunta por motivos generales, casi dos de cada tres (un 64%) propietarios que pusieron en alquiler alguna vivienda (lograran o no encontrar inquilinos) lo hizo porque es una fuente de ingresos. Ese porcentaje es significativamente superior al 59% que opinaba esto mismo en 2017. Los factores económicos son, de hecho, los más importantes para los arrendadores: la rentabilidad que ofrece el piso alquilado es citado como motivo por el 36% y un 13% espera que suban más los precios para vender.

Este último motivo ha perdido cuatro puntos respecto al 17% que registró en 2017, un cambio que podría deberse a diferentes motivos: los precios del alquiler están subiendo tanto, que los propietarios optan por alquilarlo antes que venderlo atraídos por la rentabilidad que ofrece este mercado.

En este articulo: Producto financiero

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando