elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

El cliché de la universidad desaparece: el 42% de las ofertas laborales solicitan FP

El mercado laboral se está recuperando poco a poco de la crisis, aunque todavía quedan 3,3 millones de parados, las ofertas laborales aumentaron un 16% en el último año

Las empresas tienen problemas para encontrar profesionales de FP

Las empresas tienen problemas para encontrar profesionales de FP // El Periódico

Tu Formación

RADIOGRAFÍA DEL MERCADO LABORAL

Marta Gracia

Marta Gracia

España cuenta con 3,3 millones de parados, según los últimos datos de la EPA. Sin embargo, según los datos de Infoempleo y Adecco, el número de ofertas laborales crece un 16% en el último año. Pero el tipo de ofertas se ha transformado. De hecho, en 2018, el 42% de las ofertas laborales solicitan formación profesional, tanto superior como de grado medio. Un porcentaje que hace que este tipo de formación se posicione como el más demandado por las empresas.

Sin embargo, hay un problema en este aspecto y es que se distribuye de forma desigual entre técnico superior y técnico medio. Según el informe de Infoempleo y Adecco, las titulaciones de grado medio de FP han sido demandadas en el 17,8% de las ofertas, tres puntos porcentuales más que hace un año. Mientras que las titulaciones de grado superior han disminuido su demanda en más de un punto hasta el 24,4% actual.

El 50% de las ofertas de empleo que incluyen entre sus requisitos estar en posesión de un título de FP no especifican familia profesional. De la mitad restante, las áreas que más ofertas de empleo han recibido han sido Administración y Gestión, Electricidad y Electrónica, Fabricación Mecánica, Informática y Comunicaciones e Instalación y Mantenimiento. Entre estas cinco familias profesionales se reparten el 36% de las ofertas en los que se buscan candidatos con Formación Profesional.

Por otro lado, el número de ofertas que requieren titulación universitaria ha descendido dos puntos hasta el 38,5% actual. Las titulaciones más demandadas por las empresas durante 2018 han sido Administración y Dirección de Empresas, ingeniería informática, industrial, ciencias del trabajo y el doble grado de ADE y derecho.

Gráfico de la formación que requieren las empresas // Infoempleo y Adecco

FALTA DE PROFESIONALES DE FP

Santiago Soler, secretario general del Grupo Adecco, asegura que en España falta gente de medios intermedios. De hecho, el informe alerta de que ocho de cada 10 empresas no encuentran perfiles para sus vacantes, una situación que, según señala, afectará a la productividad. Soler explica que el mercado laboral español es como un reloj de arena: mucha gente muy formada, mucha gente poco formada, pero “muy poca gente intermedia”.

Soler lamenta que en España “hemos llegado tarde al fenómeno FP” y se ha hecho mucho hincapié en toda la formación universitaria, “denostando la formación profesional”. No obstante, se alegra de que ahora esa tendencia está cambiando y se está apostando más por ella. Pero insiste en que la falta de profesionales con la que se encuentran las empresas no solo es a nivel técnico superior de nuevas profesiones, sino en oficios.

“El profesional de FP español está muy bien valorado en muchos ámbitos”, apunta el secretario general de Grupo Adecco. Por ello, explica que ahora no se compite solo de manera local, sino también con otros países. “Esto es malo para España porque se compite salarialmente con Alemania, Reino Unido, Francia…”, puntualiza.

De hecho, Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, señala que los cambios de trabajo son, en su mayoría, por mejoras en las condiciones laborales. La más importante para los trabajadores es el tipo de jornada, seguida del salario y el tipo de contrato. No obstante, Guelbenzu apunta que hay que ser optimistas porque las empresas están abiertas a seguir contratando este año y al que viene.

PERSONAS SOBRECUALIFICADAS Y OTROS EMPLEOS

Otro problema con el que se encuentra el mercado laboral actual es que más de la mitad de los profesionales en activo (el 55%) está trabajando en un empleo que no tiene que ver con lo que ha estudiado. Además, a esta tesitura hay que añadir que el 49% de los empleados está sobrecualificado para su puesto de trabajo. Una muestra de la saturación de determinados perfiles formativos que existe en nuestro mercado de trabajo y que, en demasiados casos, aboca a los titulados en esos estudios al subempleo.

Tanto Soler como Guelbenzu coinciden en que España necesita actualizar de forma urgente las políticas públicas para hacerlas más eficientes y eficaces, repensar el mundo educativo -especialmente la universidad-, y poner en marcha programas formativos que incluyan, además de conocimientos técnicos o específicos, otros aspectos transversales que preparen a las personas para carreras profesionales en las que intercalarán periodos de formación, empleo, desempleo y autoempleo.

“Si continuamos así, habrá personas que no consigan encontrar trabajo y personas sobrecualificadas ocupando puestos que no les corresponden, una situación que terminará generando problemas desde el punto de vista social y político”, lamentan. De hecho, Soler alerta que aunque se ha recuperado el 70% del empleo de antes de la crisis, hay gente que se está quedando fuera, y una muestra son los más de tres millones de parados.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando