elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

¿Por qué las empresas tienen que acercarse más a la universidad?

Los expertos aseguran que hay que implicar más a las empresas en la formación universitaria.

¿Por qué las empresas tienen que acercarse más a la universidad?

Unsplash

Tu Formación

EMPLEABILIDAD

marta-gracia-bn

Marta Gracia

El mercado laboral y el mundo formativo tienen que ir de la mano. Esta es una de las conclusiones del I estudio Empleabilidad y Talento Digital de VASS Research y la Universidad Autónoma de Madrid. Antonio Rueda, director de Vass Research y autor del estudio explica que hay que implicar a las empresas en la formación universitaria.

Las empresas no encuentran a profesionales para los empleos ofertados. Sin embargo, el estudio señala que el déficit del talento no solo es una cuestión de falta de profesionales, sino que también hay disfunciones competenciales. “Las empresas deben abrir las puertas de la universidad, tiene que ser algo fundamental”, señala Rueda. No obstante, reconoce que sí se comunidan, pero hay que implicar más a las empresas.

De hecho, en la encuesta hecha a 1.000 alumnos de último curso de universidad de 19 provincias diferentes, se pone de manifiesta que no todos hacen prácticas. Pero de los que lo hacen el 44% se muestra muy satisfecho. Por ello, añade que las empresas deben ser capaces de extraer utilidad de valores y competencias.

Otra de las conclusiones del estudio es que el talento profesional tiene una vinculación evidente con la empleabilidad, por lo que mejorarlo es una “tarea inexcusable”. Y es que el punto que más preocupa a los autores del estudio es el gap del talento e incluso aseguran que los jóvenes son conscientes, “sobre todo el competencias técnicas”.

Así, ejemplifican apuntando que si el nivel de talento que buscan las empresas para perfiles de jóvenes informáticos fuese de 100 puntos, existe actualmente un ‘gap’ equivalente a 40,3 puntos. Esto indica, por un lado, que en la universidad se están cultivando competencias a las que las empresas no consiguen extraerle toda su utilidad y, por otra, que las compañías se ven abocadas a costosos procesos de recualificación para los recién contratados, que pueden no estar aprovechando habilidades y conocimientos que ya poseen.

Dificultad para llegar a la empresas

El estudio ‘Empleabilidad y Talento Digital 2018’ también hace un análisis sobre cómo se enfrentan los jóvenes a ese necesario proceso de reciclaje, así como conocer la dificultad a la que se puedan enfrentar en ese camino en función de lo distantes que sean sus perspectivas de arranque.

Si el nivel “cero” equivaliese a una sintonía total de pareceres entre empresa y jóvenes informáticos y 100 a la asimetría máxima en la percepción de la realidad entre ambos actores, el índice promedio del ‘gap’ de asimetría profesional en España es de 31,2 puntos.

En este apartado, cabe destacar las diferencias de percepción que tienen los jóvenes sobre su nivel competencial y la valoración que del mismo hacen las empresas. En el ámbito de las hard skills, por ejemplo, llama la atención que los jóvenes informáticos se autoevalúan de forma más severa a como lo hacen las compañías, mientras que se otorgan un mayor grado de talento en habilidades conductuales de lo que las empresas perciben.

¿Cómo afrontar este déficit de talento?

Antonio Rueda asegura que “este peligroso déficit compromete el futuro de la economía española, que puede perder una verdadera oportunidad de país”. El autor del estudio y director de VASS Research asegura que las carreras universitarias son exigente y las empresas “son muy audaces.

Rueda asegura que la arquitectura teórica está hecha, “es decir, las universidades saben que tienen que formar a futuros empleados y las empresas saben que tienen que dar cabida a los universitarios”.  Por ello, debería sólo implicar a universidades y empresas, sino también al conjunto de las Administraciones Públicas, “porque si no se toman las medidas adecuadas, el tren puede perderse, y, la economía digital, que premia colosalmente a los líderes, es despiadada e impertinente con los rezagados”, alerta Rueda.

Ainara Zubillaga, directora de Educación de Ecotec, señala que la universidad ha sido “poco permeable”. De esta manera, hace una llamada para que la unión de la Formación Profesional y la Universidad se debe afianzar: “Esta relación está por descubrir y por descubrirse”. Y añade que es un diálogo que no se ha producido y que tiene que hacerse. “Los datos muestran la importancia de la FP en el mundo laboral”, asegura Zubillaga.

En este articulo: Empresas

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando