7 de cada 10 personas preferirían hablar de su estrés laboral con un robot y no con el jefe

El coronavirus no solo genera terribles daños físicos, sino también anímicos. La pandemia y todas sus consecuencias están causando un gran malestar en los ciudadanos, que se mueven entre el estrés, la ansiedad, la angustia y la depresión.

El 37% de los trabajadores españoles considera que su salud mental y su bienestar emocional se han visto deteriorados.

El 37% de los trabajadores españoles considera que su salud mental y su bienestar emocional se han visto deteriorados. // Unsplash

Tu Empleo

día de la salud mental

María Refojos

María Refojos

El coronavirus SARS-CoV-2 no solo genera terribles daños físicos, sino también anímicos. La pandemia y todas sus consecuencias, tanto las directas como las indirectas, están causando un gran malestar en los ciudadanos, que se mueven entre el estrés, la ansiedad, la angustia y la depresión.

En el mes de junio Open Evidence, spin-off de la Universitat Oberta de Catalunya, alertaba de que la incertidumbre y el empeoramiento de las finanzas familiares, entre otros motivos, estaban poniendo en riesgo la salud mental del 46% de los españoles. En el ámbito laboral la situación no es mejor: casi cuatro de cada diez empleados (el 37% del total) considera que su salud mental y su bienestar emocional se han visto deteriorados a consecuencia del COVID-19, según revela la consultora de Recursos Humanos HAYS, que ha relizado una encuesta a más de 1.800 profesionales con motivo del Día de la Salud Mental. 

De acuerdo con este estudio, entre las causas más comunes de problemas de salud mental destacan la pérdida de un ser querido, estar afectado por un ERTE u otras medidas de ajuste laboral. El mes de septiembre cerró con 728.909 personas incluidas en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y 3,7 millones de desempleados, medio millón más desde que comenzó la pandemia según los datos del SEPE.

También está influyendo de forma importante el teletrabajo y la dificultad de conciliar, al tener que compaginar el trabajo en remoto con el cuidado de los niños y el del hogar. En España esta fórmula de trabajo a distancia se ha triplicado en lo que va de año y ya la han adoptado más de 3 millones de empleados, desde los 950.000 de 2019, según cálculos recientes de la consultora de recursos humanos Randstad.

A nivel global, el 70% de las personas entrevistadas por Oracle para elaborar su informe ‘AI@Work Study 2020’ afirma que en estos últimos meses ha experimentado más estrés y ansiedad en el trabajo que en ningún otro momento previo de su vida laboral. Esta situación ha repercutido negativamente en la salud del mental del 78% de los trabajadores, que destacan por ejemplo en cómo ha quebrado el equilibrio entre su vida personal y profesional (el 35%), han experimentado en mayor medida el ‘síndrome del trabajador quemado’ (25%), o se han sentido solos (el 14%).

Cómo pueden ayudar las empresas

¿Pueden las empresas garantizar el bienestar mental de los empleados? “Las iniciativas para fortalecer la salud mental, que hasta hace poco eran un tabú en las empresas, están adquiriendo un gran protagonismo”, señala el ‘HR Trends Report 2020’ de Top Employers Institute, que señala que en la próxima década el principal reto de las compañías es fortalecer el bienestar y la salud mental de los empleados.

A su vez, desde HAYS España remarcan que el 42% de los profesionales que han sufrido problemas de salud mental durante la pandemia asegura no haber recibido ningún tipo de ayuda o apoyo por parte de su empresa. En este sentido, la consultora de RRHH considera que garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores debe ser una de las prioridades de los directivos. “Es aún más importante en un formato de teletrabajo, ya que no existe un contacto tan directo entre empleados y gerentes”, expone Sergio Hinchado, Business Manager del área de Life Science de HAYS España. 

Y la sensación existe también entre los trabajadores, que buscan que sus organizaciones brinden más apoyo en salud mental: el 76% de los casi 12.350 profesionales de 11 países en todo el mundo entrevistados por Oracle cree que su empresa debería hacer más para proteger la salud mental de su plantilla. El informe advierte en este sentido de que si no se brinda esta ayuda, la huella en la vida personal y profesional de los empleados será profunda y tendrá consecuencias también en la productividad.

“Con la pandemia global, la salud mental se ha convertido no solo en un problema social más amplio, sino en un desafío importante en el lugar de trabajo”, apunta Emily He, vicepresidenta senior de Oracle Cloud HCM. “Ahora más que nunca, es un tema que se debe abordar y los empleados esperan que las empresas den un paso al frente y ofrezcan soluciones”, añade esta directiva.

Mejor con un robot

En este punto, la tecnología se hace un hueco en la caja de herramientas con las que ir combatiendo la inestabilidad anímica. Al 83% de los trabajadores encuestados en el informe ‘AI@Work Study 2020’ le gustaría que su empresa les proporcione tecnología para apoyar su salud mental e, incluso, el 68% afirma que preferiría hablar con un robot antes que con su responsable directo sobre el estrés o ansiedad generados en el trabajo. 

¿La razón? Consideran que de esta forma se aseguran un espacio libre de juicios de valor (34%), una válvula de escape no sesgada para compartir sus problemas (el 30%) y respuestas rápidas a sus posibles dudas sobre salud (el 29%), recoge el documento de Oracle.

“Se puede hacer mucho para apoyar la salud mental de los empleados a escala global y hay diversos modos en los que tecnologías como la IA pueden ayudar. Pero primero, las organizaciones necesitan agregar la salud mental a su agenda”, plantea Emily He.

De hecho, el 75% afirma que la inteligencia artificial ya les ha ayudado a mejorar su salud mental en el trabajo y el 80% de los encuestados estaría abierto a usar los servicios de un orientador o terapeuta robot, no humano. De hecho, en general, el 82% están convencidos de que un robot puede dar mejor soporte a su salud mental de lo que lo haría una persona. 

Los que han contado con el apoyo de las nuevas tecnologías, valoran recibir la información necesaria para realizar sus tareas más eficazmente (el 31%), la automatización de procesos para disminuir (el 27%) y, en líneas generales, han logrado reducir su estrés (el 27%).

¿Y qué demandan a sus empleadores? El 36% pide tener acceso libre a recursos de salud mientras que el 35% querría servicios de asesoramiento. Otro 35% fija su atención en herramientas de monitorización y el mismo porcentaje habla de apps de meditación o bienestar, y otro 28% es favorable a que chatbots específicos para salud.    

En este articulo: Productividad RRHH

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando