En busca de empleo: pasos para reinventarse profesionalmente

Puede ser que nos despidan y tengamos que aprender a manejarnos en sectores distintos al que conocemos o puede ser que nos haya dado por reflexionar sobre nuestro futuro y necesitemos un cambio.

En busca de empleo: pasos para reinventarse profesionalmente

Pixabay

Tu Empleo

apuesta laboral

María Refojos

María Refojos

La web de empleo InfoJobs publicó el pasado mes de junio 107.091 ofertas de empleo para trabajar en España, un 30% más que en el mes de mayo. Un aumento casi parejo al repunte de contrataciones constatado por el SEPE, que fue del 36% en junio con respecto al mes anterior. Son dos leves destellos de recuperación de un mercado laboral que no pasa por sus mejores momentos, con más de 3,8 millones de parados. 

Sin embargo, podemos quedarnos con la lectura positiva. Hay vida en sectores que están siendo esenciales durante la pandemia y hay vida, también, en otras áreas donde la búsqueda de personal suele ser una constante, como la de Comercial y Ventas o Atención al Cliente.

Como explica Mónica Pérez, directora de comunicación de InfoJobs, pueden encontrarse oportunidades en los tres sectores que, de acuerdo con los datos del portal de empleo, están presentando un mayor dinamismo:

Sanitario: en este sector ha habido una elevada demanda de profesionales durante el pico de la enfermedad por CODIV-19, pero la oferta todavía “sigue siendo elevada”, explican en InfoJobs, donde enfermeros y auxiliares siguen estando en el ‘top ten’ de vacantes publicadas. 

Y consideran que se mantendrá esta tendencia. “Independientemente de la pandemia, creemos que va a tener una evolución porque necesita redefinirse en determinadas especialidades, sobre todo en aquellas vinculadas con los mayores”, señala Mónica Pérez.

Tech / TI: este sector, que ya era protagonista en cuanto a actividad y creación de empleo antes de la crisis, ha mantenido la búsqueda de talento durante los meses de confinamiento y desescalada. La COVID-19 ha acelerado la digitalización de las empresas españolas y el gap entre demanda y oferta del que ya adolecía el sector tecnológico no va a desaparecer: “Este sector no ha sufrido en la pandemia y es uno de lo que va a seguir tirando”, indica la directora de comunicación de InfoJobs.

Logística: por último, con el incremento de las ventas online se ha puesto en evidencia la importancia del transporte por carretera, de almacenaje, etc. Y la tendencia es que “se avance hacia un modelo más híbrido donde el ecommerce seguirá creciendo”, estiman desde InfoJobs.

¿Y si tengo que cambiar de sector?

¿Por qué puede ser útil esta información? Por si en esta ‘nueva normalidad’ que se está instalando nos toca reinventarnos. “El trabajo va a quedar impactado no solo en la forma sino en el contenido, y va a afectar a todos los sectores. Por tanto, si vas a buscar el mismo puesto, con las mismas funciones, puede que no lo encuentres”, afirma Pilar Llácer, profesora de EAE Business School y autora del libro ‘Te van a despedir y lo sabes’.

Según esta experta, la empleabilidad “solo” puede venir de la formación constante y de la capacidad que tengamos de adaptarnos “a un entorno que nos habían dicho muchas veces que era VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) y digital, y nunca acabamos de creerlo”.

Así pues, puede ser que nos despidan y tengamos que aprender a manejarnos en sectores distintos al que conocemos o puede ser que entre serie de Netflix, receta de bizcocho y deberes de los niños nos haya dado por reflexionar sobre nuestro futuro y necesitemos un cambio. Pero, ¿por dónde empezar? 

“Hay que estar atento a lo que está pasando en el mundo: una manera es ver cómo y dónde se destruye el empleo, que está bien, y también podemos ver qué empresas y sectores están contratando, dónde están las oportunidades. Hay sectores que van a sufrir, por eso debemos tener agilidad para transmutar a otras posibilidades”, señala Manel Fernández Jaria, profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa en UOC y experto en psicosociología laboral y bienestar en el trabajo.

Sabemos por ejemplo que por cada seis empresas españolas que requieren los servicios de un profesional TIC, solo hay un perfil que se adapte totalmente para asumir ese trabajo, según revela la consultora VAS; o que hacen falta sanitarios en toda España; o que las empresas están reforzando sus canales de venta. Lo que quizás no sepamos es si la programación está hecha para nosotros, si nos vamos a desenvolver bien en una ciudad nueva o si la negociación es una de nuestras habilidades. 

Conocerse, motivarse, activarse...

Para resolver estas dudas, hay métodos que los asesores laborales, coaches o psicólogos especializados emplean para ayudarnos a ver qué camino o caminos pueden ser los más idóneos ante la oportunidad de una posible reinvención profesional. 

Si existe una emergencia económica es probable que tengas que coger lo primero que te surja, pero si te lo puedes permitir, será momento de contestar a preguntas que respondan dónde estoy y dónde quiero estar. Igual que me echen del trabajo no es un drama, sino una oportunidad para saber lo que quiero realmente”, plantea Paz Gómez Ferrer, coach ejecutiva y experta en transformación cultural. 

La base de estos ejercicios es la reflexión para analizar nuestro propósito, indagar en nuestros talentos y definir hacia dónde queremos ir. Y, con esta información sobre la mesa, diseñaremos una estrategia a corto y medio plazo. Este proceso lo podemos dividir en cinco fases o pasos:

1. Autoconocimiento: 

Es decir, empezar por el principio. “Lo primero que tenemos que saber es quién soy”, asegura la psicóloga Paz Gómez. Es esencial tener lo más claro posible qué nos gusta, qué se nos da bien, en qué podemos destacar… Para ello, esta experta propone ejercicios como el sistema DAFO, en el que plasmar nuestras fortalezas, áreas de mejora, debilidades y oportunidades, o como la ventana de Johari, “que nos habla más de cómo soy yo y cómo nos ven los demás. Este feedback es oro porque la respuesta que te da en qué eres bueno, cómo impactas positivamente en los demás”, apunta.

Otro ejercicio que recomienda para identificar las pasiones y ver en qué podemos ser buenos es aplicando la teoría del Flow o de la experiencia óptima, que nos ayuda a “detectar qué cosas nos quitan energía profesionalmente” con un ejercicio que consiste en recopilar las cinco características de nuestro trabajo soñado. Por ejemplo: de cara al público, que implique trabajo en equipo, en una oficina… y enfocarnos hacia empleos que reúnan todas o la mayoría de estas cualidades. 

2. Actitud: 

Debemos enfocar el proceso desde una actitud positiva, de aceptación de la situación, ya sea de desempleo o de voluntad de cambio, así como de compromiso para “hacer mi vida lo mejor posible”. “Es un cambio de mindset de problema a oportunidad y reto”, afirma la coach ejecutiva.

A su vez, Manel Fernández indica que la actitud es la base sobre la que vamos a apuntalar todas las acciones que llevemos a cabo, por lo que es fundamental que sea constructiva. “La mentalidad debe ser ‘voy a hacer’, y no ‘me van a hacer’”, explica el profesor de la UOC. 

3. Propósito: 

Los japoneses lo definen como Ikigai y se refiere a aquello que nos hace levantarnos de la cama por las mañanas o, dicho de una forma más metafísica, la razón que da sentido a nuestras vidas. Encontrar este propósito y vivir en consonancia con él puede trasladarse también al terreno profesional y puede ser uno de los secretos de ser felices y sentirnos realizados en nuestras carreras. 

Podemos orientar esta reflexión también hacia la “huella que quieres dejar en esta sociedad o en esta vida”, añade Paz Gómez. 

4. Visión: 

El cuarto punto tiene que ver con la estrategia y, para diseñarla, tenemos que pensar en cómo imaginamos nuestra vida en los próximos cinco o diez años, dónde nos gustaría estar o qué nos gustaría hacer. “Me permito soñar qué cosas tendría que estar haciendo en los próximos meses o años”, indica la psicóloga.

5. Plan de acción: 

Por último, nos ponemos manos a la obra. Es decir, trazamos los objetivos de corto, medio y largo plazo y vamos llevándolos a la práctica. Por ejemplo, saber que si quieres estar trabajando como experto en UX a un año vista tendrás que hacer en los próximos seis meses determinados cursos.

También entra dentro de esta parte del proceso la actualización del CV, la activación de nuestra red de contactos o la elaboración de una carta de logros.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando