Cómo formarse para el trabajo que llega

El coronavirus ha revolucionado todas las profesiones, por eso es importante formarse en un sector, pero con componente digital

Imagen de archivo

Imagen de archivo // UNSPLASH

Tu Empleo

NUEVA NORMALIDAD

Marta Gracia

Marta Gracia

El coronavirus paralizó el mundo y ha traído una “nueva normalidad”. Durante estos meses de confinamiento, la digitalización ha avanzado con fuerza y la tecnología se ha instalado en cada sector. Por ello, es importante adelantarse al trabajo del futuro y saber cómo formarse para poder tener un hueco en un mercado laboral tocado. Según un estudio realizado por Edix, el Instituto de Expertos Digitales de la UNIR, más de la mitad de los jóvenes ven frustradas sus aspiraciones profesionales tras la COVID-19 y un 72% se plantea la formación en competencias digitales para afrontar nuevos retos.

Una de las mayores preocupaciones de los españoles tras la crisis sanitaria es el empleo y las perspectivas de futuro. Muchos profesionales tenían ciertas aspiraciones que se han visto truncadas por la pandemia y muchos otros han comprobado cómo la digitalización ha afectado de manera directa a sus sectores. 

“La crisis lo que ha hecho ha sido validar la propuesta de lo que muchos ya intuíamos”, explica Juanjo Amorín, ceo de Edix, el Instituto de Expertos Digitales de la UNIR. De hecho, estimaba que el 80% de los empleos que conocemos actualmente iban a cambiar “radicalmente” en esta década, de 2020 a 2030, pero “la COVID-19 ha acelerado el proceso de una manera tan rápida que muchos oficios han tenido que reinventarse en cuestión de horas”. 

Amorín señala que”en tres meses nos hemos colocado en 2025 en materia digital y tecnológica”. Así el mundo de la educación se ha revolucionado con oficios nuevos como el e-tech, “los colegios necesitan operarios que coordinen y pongan en marcha todos los servicios de elearning”. También se ha transformado el oficio del comercio, “muchos tenderos locales tuvieron que adaptarse al comercio online porque cerraron todas las tiendas”.  

Ante esta situación, el ceo de Edix consider que el problema que se plantea es que se está formando a mucho directivo en comercio electrónico, en educación digital, “pero nadie está formando a los obreros, a los trabajadores”, por ello desde Edix se centran en formar en competencias digitales a los empleados. “Los tenderos no quieren hacer un máster de comercio electrónico en cualquier escuela de negocio, lo que quieren es saber el oficio de comercio electrónico”, apostilla. 

La formación pasa por especializarse en un sector, pero de manera digital

Muchos jóvenes están preocupados por la situación del mercado laboral, por estar en paro, pero también porque las perspectivas no son buenas. Hay que conocer cómo está el mercado de trabajo y darse cuenta que las ofertas de trabajo más atractivas tienen que ver con el mundo digital. “Los jóvenes se plantean qué estudiar para este mercado y saben que son nativos digitales y que manejan redes sociales, pero no saben cómo aplicarlas al mercado laboral, pero de hacer un meme a ser copy publicitario solo hay un paso”, apunta Juanjo Amorín.

Por ello, es tan importante que todas las personas que estén en paro o en riesgo de perder su profesión se formen “con urgencia” en una profesión digital “porque la única salida que van a tener para poder volver al mercado laboral con un salario digno de una manera rápida”. 

Dentro de la formación superior hay carreras que la van a pegar como la carrera de filosofía y matemáticas. “Son las dos con más futuro, los dos extremos, el de humanidades y de la base científica”, explica Amorín y es que se necesita la tecnología y crearla, pero también se va a necesitar dotarla de humanidad. El ceo de Edix insiste en que no solo hay que formar a directivos y managers, sino que también hay que formar al operador.

Todos los trabajos que tienen un alto impacto de automatización van a tener el mismo impacto de componente humano de gestión, la robotización va a requerir que haya personas gestionando y entrenando a las máquinas por detrás, es otro de los grandes cambios que va a haber. Amorín ejemplifica con los teleoperadores: en España hay 68.000 teleoperadores trabajando de ellos solo 3.000 son gerentes, 65.000 son trabajadores que están hablando por teléfono, la inteligencia artificial va a provocar que sean las máquinas las que hablen con las personas y con otras máquinas.

“¿Qué hacemos con los 65.000 operadores? Lo que tenemos es que reconvertir el oficio de teleoperador en un oficio ligado a la experiencia del cliente”. Parte de estos teleoperadores se van a dedicar a hacer argumentarios para que las máquinas aprendan, entrenadores de máquinas, otros gestionarán experiencias de clientes. “La tecnología va a reconvertir todos los oficios”, concluye.

En este articulo: Búsqueda Empleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando