Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

A dónde quiero llegar en mi empleo (y otras preguntas clave para tu futuro laboral)

La pandemia ha supuesto un cambio de paradigma para muchas personas. Algunos han perdido su empleo, otros buscan cambiar de tercio. Repasamos cuatro preguntas fundamentales que conviene hacerse pasar revista a tu momento laboral

Imagen de archivo de una trabajadora de una oficina bancaria.

Imagen de archivo de una trabajadora de una oficina bancaria. // Anna Mas (EL PERIÓDICO)

Tu Empleo

ORIENTACIÓN LABORAL

BYZness

Redacción BYZness

Siempre que hay una crisis, se habla mucho de sus efectos devastadores, pero también de las oportunidades que pueden aparecer, precisamente por el carácter excepcional de esa situación. En lo que respecta al mercado laboral, son muchos los profesionales que se preguntan qué camino deben seguir, cuál es el siguiente paso a dar en un momento como el actual, marcado por la incertidumbre y el aumento de la destrucción de empleo.

En este entorno, los expertos de la consultora de búsqueda y selección de personal, Robert Walters, y la agencia creativa Just Add Water han creado una guía o método “para que cualquiera pueda redescubrir su carrera y perfeccionar sus habilidades en tiempos de cambio e incertidumbre”.

Sugieren coger papel y lápiz (o boli, o tablet), sentarse en un lugar tranquilo y reflexionar, intentando dar respuesta a estas cuatro preguntas:

¿Quién quiero ser y por qué?

Determinar el propósito y la misión de tu carrera profesional “es el primer paso y también el más difícil. Cuando piensas en tu carrera o incluso en tu vida en general, ¿cuáles son las imágenes que te vienen a la mente?, ¿por qué haces lo que haces?, ¿qué te llevó a decidir tus movimientos profesionales y tus actividades diarias en el pasado? Piensa en lo que te hizo elegir tu carrera profesional actual: ¿Ha sido todo lo que pensabas que sería? ¿Cuál ha sido el momento más decisivo de tu carrera hasta ahora? ¿Ha habido algún cambio en tu perspectiva y motivaciones? ¿Todavía te agrada trabajar en tu puesto, empresa o sector actual?”, enumeran desde Robert Walters.

Los expertos de la consultora señalan que la respuesta a estas preguntas no solo deben quedarse en el ámbito profesional, sino que también se debe incluir la esfera personal. Y es que a menudo, “el significado que encontramos en nuestros momentos de ocio también se puede trasladar a nuestro puesto y entorno laboral”.

¿Dónde estoy ahora?

Hacer un balance de tu realidad actual sienta las bases con las que trabajar, afirman desde la consultora. Para hacerlo es importante mirar hacia atrás en tu carrera, mantener actualizado el CV y el perfil en redes profesionales (especialmente las profesionales), y evaluar tanto las “fortalezas, debilidades, habilidades, valores, aficiones” como la formación de la que disponemos actualmente.

También recuerdan la importancia de recordar que nuestra percepción de la realidad puede diferir de la de otros. Así, aconsejan buscar en este punto la opinión honesta de familiares, amigos, compañeros de trabajo y/o la de asesores de carrera.

¿Dónde quiero estar y cuándo?

Una vez que tengas una idea más clara de tus objetivos profesionales y tu situación actual, “calcula el estado final deseado y el cronograma para llegar allí. Piensa en cuánto tiempo puedes trabajar (siendo realista) y calcula la cantidad de tiempo que te queda”, sugieren. Los expertos de la consultora creen también que es importante mantenerse abierto a explorar opciones que podrían no llevar directamente al objetivo profesional marcado, “por ejemplo, un movimiento profesional horizontal o un cambio de ubicación. La experiencia que se obtiene en esos cargos a veces nos sitúa en una posición más óptima para una futura progresión”.

En caso de no poder responder a esta pregunta, de no tener clara la meta recomiendan no caer en la tentación del agobio y la falta de flexibilidad y trabajar para “de forma constante y metódica, planificar tus movimientos profesionales paso a paso”.

¿Cómo llego hasta allí?

La etapa final del viaje que dibuja la consultora consiste en establecer un plan personalizado para alcanzar las metas que nos hayamos planteado, identificando las “acciones prácticas que puedes adoptar ahora para dirigirte hacia tu línea de meta imaginada”. Como primer paso, conviene identificar las áreas que necesitas desarrollar y perfeccionar “y enumerar los recursos que tienes a tu alcance para evaluar si merece la pena aprovechar alguno de ellos”. Por ejemplo, aprovechar toda la oferta de formación, mucha de ella gratuita y online, que se ha puesto en marcha a raíz del confinamiento.

Auto análisis constante

Esta reflexión no debe ser algo estático. Según la consultora, conviene “reflexionar regularmente sobre tus progresos de carrera para ajustar y perfeccionar aún más tus planes”. Además, desde Robert Walters afirman que es “imposible” estar siempre enfocado y trabajando para alcanzar las metas que nos pongamos. Es decir, que si bien no hay que perder de vista el horizonte, tampoco hay que ser excesivamente exigente con uno mismo, ya que todos experimentamos jornadas improductivas.

“Tener una idea clara de quién eres puede resultar muy difícil, pero conocerte a ti mismo es fundamental para trazar planes personales y profesionales de futuro con éxito. Redescubrirte y actualizar tu hoja de ruta profesional una vez cada pocos años puede ayudarte a reafirmar tu rumbo profesional -especialmente durante períodos de crisis, cambio o transformación-, y a decidir sobre posibles ajustes o giros a medida que surgen nuevas etapas”, concluye Marco Laveda, Managing Director Spain & Portugal de Robert Walters.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando