¿Cómo afecta a mis vacaciones de verano estar en un ERTE?

Una vez concluido el periodo de confinamiento, tanto los trabajadores que ya se han reincorporado a la actividad como los que están todavía en un ERTE pueden tener dudas.

Playa de la Barceloneta.

Playa de la Barceloneta. // Joan Cortadellas (El Periódico)

Tu Empleo

María Refojos

María Refojos

Con el objetivo de evitar la destrucción de empleo, el Gobierno aprobó al inicio de la crisis por la COVID-19 una batería de medidas destinadas a favorecer que las empresas optasen por aplicar expedientes de regulación de empleo temporales (ERTEs).

El Real Decreto-ley 18/2020 publicado en el BOE el 18 de marzo recoge estas herramientas extraordinarias, que incluyen el coronavirus como causa de fuerza mayor y agilizan los ertes por causas organizativas o productivas. De esta forma el Ejecutivo ha tratado de paliar las consecuencias económicas y sociales derivadas del estado de alarma y el confinamiento. 

Desde entonces, más de 3 millones de personas se han visto afectadas por un ERTE, incluso en algunos casos por más de uno, como detalla el Ministerio de Trabajo. Entre el 16 de marzo y el 31 de mayo, el SEPE había reconocido 3.748.009 prestaciones, un número superior al total de beneficiarios, que roza los 3,4 millones de trabajadores.

El número se ha reducido en el último mes y, de acuerdo con los datos de la Seguridad Social, los trabajadores en ERTE por fuerza mayor se sitúan ahora en torno a los 2 millones, el 35% menos que a principios de mayo, mientras que los que están en ERTE no de fuerza mayor son 320.000, el 20% menos.

Una vez que hemos concluido el periodo de cuarentena obligatoria y podemos retomar los viajes y desplazamientos, no solo entre comunidades autónomas sino también fuera de España, tanto los trabajadores que ya se han reincorporado a la actividad como los que están todavía en un ERTE pueden tener dudas acerca de qué sucede con sus vacaciones.

Y, a la espera de que patronal, sindicatos y Gobierno alcancen un acuerdo sobre la prórroga de los ERTE más allá del 30 de junio que pueda redefinir los plazos o condiciones estipuladas, esta es la información con la que contamos. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que todas las condiciones que regulan un ERTE pueden ser modificadas y mejoradas en la negociación entre la empresa y los trabajadores.

¿Se generan vacaciones?

Cuando estás en un ERTE de suspensión del contrato no generas derecho a vacaciones durante el tiempo que dure. Es decir, si has pasado 3 meses en un ERTE, has perdido una cuarta parte de tus vacaciones anuales. Sí cotizas a la Seguridad Social en ese tiempo y sí tienes, también, las que te correspondían antes de la aprobación del expediente de regulación de empleo.

En el caso de que tu ERTE sea de reducción de la jornada, sí que se devengan vacaciones, pero son proporcionales a la reducción de la jornada. En otras palabras, si tu ERTE es del 50%, estás generando la mitad de vacaciones.

¿Puedo pedir vacaciones?

De nuevo, distinguimos entre suspensión y reducción de jornada. Si el contrato está suspendido no puedes pedir vacaciones. En el caso de que los trabajadores ya tuvieran pactadas fechas de descanso y coincida con el periodo de parada de actividad, las vacaciones deben cancelarse. Estos días se podrán disfrutar una vez termine el ERTE.  

En el caso de una reducción de jornada, los trabajadores sí tienen derecho a disfrutar de sus vacaciones generadas también mientras la empresa se mantiene en el ERTE. Así, explica reclamador.es, el empleado podría disfrutar de vacaciones aunque se encuentre aún en un expediente de regulación temporal de empleo.

¿Cómo se contabilizan los días en un ERTE de reducción de jornada?

Los trabajadores afectados por expediente de regulación temporal de empleo de reducción de su jornada generan días de vacaciones en proporción a la jornada realizada, pero se contabilizan como si fuera una jornada completa. Si una persona trabajadora ha estado en un ERTE de reducción de jornada del 14 de marzo al 14 de mayo, pasando de tener una jornada de 8 horas diarias a 6 horas diarias, este hecho no afectará a los días de vacaciones, explica en su web el sindicato USO. 

Es decir, a un empleado con reducción del 50% de jornada que solicita un día de vacaciones se le descuenta un día completo, no medio día, puntualizan desde reclamador.es. Y, aunque los días se gastan enteros, se retribuyen en proporción al ERTE, por lo que tu salario sí se ve afectado y reducido a la mitad. 

¿Qué sucede si estoy de vacaciones y mi empresa aprueba un ERTE?

Solo tendría consecuencias en el supuesto de que la empresa aprobase un ERTE de suspensión de contrato, ya que las vacaciones se verían interrumpidas, según describe USO. El trabajador podrá disfrutar los días pendientes cuando finalice el ERTE y la empresa vuelva a su actividad.

¿Puede mi jefe obligarme a coger vacaciones? 

NoLa empresa no puede obligar a los trabajadores a coger vacaciones ni puede de manera unilateral decidir los días de vacaciones, sino que debe ser una decisión que se adopte de común acuerdo entre ambas partes. 

Además, señala la plataforma online de servicios legales, aquí hay que tener en cuenta el convenio colectivo de aplicación por si hay especificaciones al respecto. 

¿Y qué pasa si no hay acuerdo entre empresa y trabajador sobre cuándo coger vacaciones?

En este punto USO indica que, a falta de un acuerdo, la Jurisdicción Social competente, mediante procedimiento sumario y preferente, fijará la fecha correspondiente del disfrute del periodo vacacional en función con lo establecido en el art. 125 de la LRJS. La decisión será irrecurrible.

Si ya tengo confirmadas mis vacaciones, ¿puedo aplazarlas?

Hay que diferenciar entre el ERTE de suspensión de contrato temporal y de reducción de jornada. Como ya hemos comentado, si se trata de un ERTE de suspensión, las vacaciones quedan canceladas, 

En el caso del ERTE de reducción de jornada, si el trabajador desea aplazar unas fechas ya aprobadas, deberá negociarlo y acordarlo con la empresa.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando