¿Sabes que tu personalidad puede influir en el sueldo que ganas?

Un trabajador extrovertido y que además reúna cualidades como una alta energía o la locuacidad tiene más papeletas de cobrar más.

Un trabajador extrovertido y que además reúna cualidades como una alta energía o la locuacidad tiene más papeletas de cobrar más.

Un trabajador extrovertido y que además reúna cualidades como una alta energía o la locuacidad tiene más papeletas de cobrar más. // Bruno Glätsch (Pixabay)

Tu Empleo

empleo

María Refojos

María Refojos

No solo la formación y la experiencia cuentan. Si recientemente vimos que nuestra personalidad puede ayudarnos a encontrar el empleo ideal, puede resultarnos útil saber que algunos de los rasgos que nos definen guardan relación directa con el sueldo que cobramos a fin de mes. 

Si somos más o menos tímidos. Si nos dejamos guiar por nuestra intuición. Si hacemos más caso a una honda reflexión que a nuestras emociones… Son muchos los aspectos de nuestra personalidad que salen a relucir a lo largo de una jornada laboral. 

Y según el estudio elaborado por Truity Psychometrics, consultora estadounidense especializada en el diseño y análisis de evaluaciones de personalidad y empleo, la forma en que gestionamos nuestras interacciones, tanto con otras personas como con el entorno, tiene impacto también sobre nuestros ingresos.  

Para la elaboración de este informe se han tenido en cuenta los cuatro tipos de dimensiones de la personalidad establecidas en el Indicador Myers-Briggs y 23 facetas únicas relacionadas con el carácter de más de 72.300 personas en Estados Unidos. Esta información se ha contrapuesto al nivel de ingresos y a la posición laboral de los encuestados para tratar de establecer un nexo entre personalidad y empleo.

Personalidades según preferencias  

En líneas generales, el Indicador Myers-Brigss nos coloca ante cuatro dicotomías que nos definen:

- Extrovertidos vs. Introvertidos: si precisamos interactuar con otras personas para funcionar mejor o si por el contrario preferimos pasar tiempo en soledad. 

- Sensoriales vs. Intuitivos: si nos fiamos más de la información que podemos percibir con nuestros cinco sentidos o si optamos por guiarnos por nuestra intuición o imaginación. 

- Pensadores vs. Emocionales: la empatía es lo que marca la diferencia en esta dimensión. Los racionales son capaces de ceñirse a la lógica a la hora de tomar sus decisiones, mientras que los emocionales tienden a primar las necesidades de los demás. 

- Calificadores vs. Perceptivos: los primeros se inclinan por la organización y la planificación y los segundos, por la improvisación y la espontaneidad.

De acuerdo con esta teoría, de cada una de estas elecciones vitales se extrae un tipo de personalidad que comanda nuestra forma de entender el mundo y relacionarnos con él, además de guiar nuestra toma de decisiones. 

Quién gana más

Y esto, ¿cómo se traduce en el entorno laboral? Tiene que ver con nuestra forma de desenvolvernos y también con nuestras prioridades. Se pone de manifiesto en cuestiones que abarcan desde la necesidad de seguir formándonos en nuestro tiempo libre hasta la capacidad de superar con éxito una entrevista laboral. 

El informe expone que en principio, los Intuitivos son más propensos a cursar estudios superiores, mientras que los Emocionales tienden a invertir más tiempo en cuidar de terceros que en promocionarse laboralmente.

En el lugar de trabajo se manifestarán estas distintas dimensiones de personalidad, por ejemplo, a la hora de abordar la presentación de un informe, de participar en una reunión de equipo o incluso de lidiar con las pullas de tu superior. 

La consultora señala en su informe que las personas combinamos características diversas de los ocho tipos psicológicos, es decir, no respondemos a una sola dimensión. Y, según se extrae de sus datos, hay combinaciones claramente ganadoras en lo que a salario se refiere. 

Así, los sueldos más elevados se encuentran en las personas que reúnen características de los Extrovertidos, Sensoriales, Pensadores y Calificadores. Su salario anual ronda de media los 49.000 dólares, siendo los Pensadores los que más ganan, con 50.034 dólares, y los Sensoriales los que menos, con 46.843. 

Los otros cuatro tipos psicológicos cobran de media 42.285 dólares anuales, lo que supone cerca de 7.000 dólares anuales menos. En este grupo, los que cobran los mayores sueldos son los Intuitivos, con 44.933 dólares anuales, mientras que los que reciben los salarios más bajos son los Introvertidos, con una media anual de 40.687 dólares. 

Cualidades 'ganadoras'

Ahondando en atributos concretos vinculados a estas ocho dimensiones de la personalidad, el estudio también revela relaciones directas entre muchas de ellas con la remuneración de los encuestados. 

Por ejemplo, un trabajador que sea Extrovertido y además reúna cualidades como una alta energía o la locuacidad tiene muchas más papeletas para cobrar un sueldo más elevado. Y lo mismo sucede con una persona que, además de ser Pensadora, tenga la capacidad de tomar decisiones racionales y a la que le guste participar en debates y expresar opiniones.

En concreto, para acometer este análisis más preciso se toman en cuenta 23 facetas más concretas de la personalidad en las que se subdivide cada una de las ocho dimensiones primarias.

Según detalla Truity Psychometrics, algunas de estas facetas guardan una relación directa con los ingresos, mientras que otras parecen tener poco impacto. Así, si los Extrovertidos son locuaces, enérgicos y prominentes (les gusta la vida social y no evitan ser el centro de atención) serán premiados con una media de 9.347 dólares más al año. 

En el caso de los Sensoriales, el aspecto que mantiene una relación más elevada con los mayores ingresos es el Conceptual, que indica que una persona que disfruta con una visión global y teórica de las cosas. Para ellos, los salarios son de media 1.910 dólares más altos. 

Los Pensadores suman hasta 8.411 dólares más al año en sus nóminas si son personas racionales, objetivos y desafiantes (entendido como alguien que no evita el conflicto), mientras que los Calificadores ganan 6.903 dólares más al año cuando en su personalidad se encuentra la ambición. De hecho la ambición, entendida como la cualidad de establecer objetivos elevados para uno mismo y estar orientado a los objetivos, se destaca como la faceta más íntimamente ligada a los altos sueldos, por encima incluso de la capacidad de organización o la persistencia.

Cuestión de género

Y, más allá de cuestiones relativas a la personalidad, hay otro factor que según asegura el informe también es decisivo a la hora de cobrar: el género. 

Los salarios medios identificados en función de las dimensiones por atributos fueron divididos por sexos y los resultados fueron rotundos. De forma general, los hombres de prácticamente todos los tipos de personalidad reciben un salario anual mayor que la media tomada como referencia, mientras que prácticamente la totalidad de las mujeres perciben ingresos por debajo de esta cifra.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando