Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

Cómo gestionar tu dinero cuando tu empresa te aumenta el sueldo

En los tiempos que corren es realmente complicado que tu salario se vea aumentado, pero todo es posible. No obstante, la principal duda es: ¿cómo se puede gestionar?

Cómo gestionar tu dinero cuando tu empresa te aumenta el sueldo

Pixabay

Tu Bolsillo

finanzas personales

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

En los tiempos que corren es realmente complicado que tu salario se vea aumentado, pero todo es posible. Qué mejor noticia en momentos de crisis que tu retribución se haya visto incrementada para tener un mayor margen de maniobra con tu capital. No obstante, la principal duda es: ¿cómo se puede gestionar y qué se ha de hacer si esto se produce?

Lo más seguro es que cuando recibimos dinero que no esperábamos, el principal impulso sea pensar en qué lo podemos emplear. Es muy habitual que se pase por nuestra cabeza hacer ese viaje soñado que teníamos pendiente desde hace tiempo o reducir de las deudas que pesan como una losa en nuestras cuentas. ¿Por dónde empezar?

“Ciertamente, la idea de desaparecer todo el dinero del nuevo aumento en compras impulsivas no es la mejor de todas”, resalta Victoria Torre, responsable de producto de Singular Bank. “Hay otras cosas más productivas que puedes hacer para sacarle el máximo partido a ese ingreso ‘extra’ que estás recibiendo ahora”, añade.

En este sentido, el principal consejo que se debe poner en práctica es el del autocontrol financiero. La mayoría de las personas no reciben aviso de un aumento de sueldo con anticipación. “Ante estos supuestos, controlarse ante el aumento inesperado resulta vital”, ahonda José Luis Herrera, analista financiero independiente.

“En el caso opuesto, es importante no hacer planes financieros que aún no estás ganando”, profundiza Torre. De ahí a que se deba mantener el control personal sobre todos los puntos: mantenerte firme para no caer en gastos innecesarios y tomar decisiones inteligentes sobre tu retribución más alta.

El reordenamiento de las finanzas es clave

Frente a un aumento de sueldo es esencial que tomemos el tiempo que necesitemos para evaluar nuestras finanzas personales y poner en orden nuestro presupuesto. Fundamentalmente, que se incida en la planificación financiera.

“Si tu presupuesto se basaba en tu antiguo sueldo, deberemos realizar algunos cambios”, comenta Torre. En la actualidad podemos profundizar en lo que estaba funcionando y lo que no. De esa manera, podremos aumentar algunas partidas y otras reducirlas. “Hay que actualizar nuestras metas”, afirma Herrera.

“Es el momento de que fijemos nuevas prioridades, ya que nuestras cuentas se han visto modificadas, aunque hay que tener mucha prudencia ante la posibilidad de perder el control y gastar más ahora que tus ingresos son mayores”, matiza Torre. “Hay que mantenerse fiel a las convicciones y ser inteligente en lo que suponen gastos”, añade.

Ahora que ganas más, seguro que querrás gastar más. Pero, siempre y cuando no tengamos un nuevo puesto que nos obligue a incrementar nuestros gastos, hay que focalizarse en nuestras necesidades fundamentales y evitar incrementar los gastos en nuestro presupuesto.

Desahogo material como vía de escape

Con todo, tener un aumento de sueldo no tiene por qué traducirse en que no destines parte de ese capital a algún desahogo material. Seguramente, pensemos en cuánto trabajo y esfuerzo nos ha costado este aumento salarial y que merecemos ser recompensados.

Por eso, darte un gusto está permitido, aunque los expertos recomiendan que sea lo más pequeño posible. “Deja al margen cualquier tipo de tentación y no te pongas a gastar desesperadamente”, recomienda Torre, “Separa un pequeño porcentaje para un pequeño capricho, pero sé inteligente con lo que queda”, completa.

Desde ahorrar más hasta marcar objetivos de largo plazo

Asimismo, existen una serie de consejos adicionales que te pueden ser muy útiles de cómo gestionar nuestro dinero. En primer lugar, es aconsejable poner el foco en las deudas. “Si quieres destinar parte de ese aumento de sueldo a disminuir algunas deudas es una buena alternativa”, destaca Herrera. Las deudas son muy caras, sobre todo si se trata de tarjetas de crédito o préstamos bancarios. Lo mejor es que destines un mayor porcentaje a la reducción del endeudamiento.

Por otra parte, incrementar el porcentaje que ahorramos puede ser otra práctica notable. “Puedes empezar aumentando del 20% al 30% adicional a lo que ahorrabas antes, aunque lo importante es que siempre guardes la misma cantidad o más, nunca inferior”, relata Torre.

Por último, los expertos recomiendan fijar objetivos a largo plazo. “Es el momento para duplicar los esfuerzos para alcanzar esos objetivos de vida, como comprar una casa”, comenta Herrera. Fijemos objetivos claros de ahorro para alcanzar una meta concreta. Con los nuevos ingresos será más sencillo conseguirlo con mayor velocidad, ya que el ahorro podrá ser mayor.

En este articulo: Educación financiera Consumo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando