Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

Claves al alcance de todos para alargar la vida de tu ordenador portátil

La pandemia ha impulsado la generalización del teletrabajo. Con ello, estamos exigiendo un mayor rendimiento, y durante más horas, a nuestros portátiles.

Claves al alcance de todos para alargar la vida de tu ordenador portátil

Pixabay

Tu Bolsillo

CUIDADO DE DISPOSITIVOS

Fran Leal

Fran Leal

Con el aumento del teletrabajo, y a pesar de las polémicas generadas sobre el uso de dispositivos personales para cuestiones laborales, lo cierto es que se ha disparado la utilización de, por ejemplo, el ordenador portátil estos últimos meses.

Por ello, parece más que recomendable tener en cuenta una serie de pautas para alargar al máximo la vida de nuestro portátil que, ante una exigencia tan alta, podría resentirse y con ello dificultarnos nuestro trabajo.

¿Cómo influye el teletrabajo en nuestros dispositivos?

Tal y como expone Jesús Ponce, ingeniero IT y responsable de Actividades de I-care Reliability España, la adaptación de nuestros flujos de trabajo se ha visto influenciada por la creciente digitalización; usamos escritorios remotos, videoconferencias… Y todo ello a través de unos dispositivos que no son ajenos al desgaste.

El primero de los factores que influyen en la vida de los dispositivos sería la temperatura, ya que “afecta a todos los componentes electrónicos”, asegura. Con esto, no solo estaríamos hablando de la temperatura ambiente, sino también de que “cada vez tengamos dispositivos más compactos, que hace que la disipación de calor generada por la electrónica interna sea cada vez más complicada”.

Además, según apunta Ponce, otro de los factores apunta a la cutting edge technology: “Tenemos cientos de aplicaciones que se actualizan continuamente y avanzan al mismo ritmo (o incluso mayor) que al que aparecen las nuevas tecnologías con el fin de poder exprimir al máximo los recursos”. Y esto, si queremos estar en la cresta de la ola, “nos obliga a renovar nuestras herramientas con gran asiduidad”.

Claves para alargar la vida del portátil

Preguntado por cuáles son las medidas que podemos tomar para alargar la vida de nuestro portátil si teletrabajamos con él, Ponce aconseja un meticuloso cuidado de la batería, respecto a la cual existen muchos mitos, “en gran parte debido al gran cambio que supuso la batería de litio respecto a las antiguas baterías de níquel”. Al respecto, Ponce recomienda:

  • No usar la batería cuando no sea necesario: siempre que sea posible, conecta tu portátil a la red eléctrica.
  • No dejar que la batería se descargue totalmente para cargarla: esto sólo ayudará a agotar un ciclo de carga completo. Dejar la batería a cero puede suponer incluso que la batería deje de funcionar.
  • Retirar la batería si no pensamos desplazarnos: así evitaremos la exposición de la misma a la temperatura de trabajo del dispositivo.

Respecto a la temperatura, el experto recomienda utilizar elevadores o bases refrigerantes, la utilización de pantallas externas o desconectar la pantalla propia del ordenador. “Todo ello ayudará a que el calor a disipar sea mucho menor y que afecte menos a la electrónica interna”, asevera. Además, otra forma de evitar la temperatura generada, y a la vez reducir las necesidades de potencia y almacenamiento, es “trabajar en la nube”, con lo que nuestro equipo haría simplemente de intermediario, dejando “que sean otros quienes se ocupen de los trabajos pesados de computación y almacenamiento”, destaca.

Estas claves, que están al alcance de todos, nos permitirán recurrir lo mínimo posible al soporte técnico, “lo que implica no solo un ahorro económico, sino también la seguridad de estar sacándole el máximo rendimiento a los equipos y saber que no vamos a perder nuestro trabajo ya realizado en cualquier momento por un fallo”, apostilla Ponce.

Por su parte, Jorge Paredes, técnico informático, además de suscribir estas recomendaciones, añade la importancia que tiene el lugar de trabajo para la salud de nuestro dispositivo: “Lo mejor es un lugar sin polvo ni humedad, para evitar que nuestros componentes hardware se deterioren”. Del mismo modo, recomienda contar únicamente con las aplicaciones imprescindibles (reservando suficiente espacio en disco), así como que no abramos muchas aplicaciones, ficheros o directorios a la vez, que puede conllevar sobrecalentamientos y, por ende, daños en los componentes.

 “Lo mejor es un lugar sin polvo ni humedad, para evitar que nuestros componentes hardware se deterioren”

Para los más avanzados, Paredes recuerda que existe la posibilidad de activar la monitorización del estado de los componentes del equipo (CPU, RAM, etc.), que la mayoría de sistemas operativos incluyen de serie, para comprobar qué nos consume más recursos. No obstante, recuerda la importancia de dejar descansar al portátil, para lo cual lo mejor es apagarlo al terminar la jornada, y no dejarlo encendido o seguir utilizándolo para el ocio. Por último, el técnico nos recuerda la importancia de leer detenidamente los manuales y recomendaciones del fabricante, aunque no lo suela hacer nadie.

Ojo a la ciberseguridad

Otro de los focos a vigilar con el incremento del teletrabajo es el de la ciberseguridad. Como decíamos al principio, y según apunta Iván Mateos, Sales Engineer de Sophos Iberia, con el teletrabajo muchos empleados han tenido que incorporar sus dispositivos personales al desarrollo de sus labores profesionales. Pero es que, “aunque los que utilicen sean los aportados por la empresa, hay que tener en cuenta que cualquier dispositivo desde el que nos conectamos para trabajar pasa a formar parte de la red empresarial”. Y esto conlleva algunos cambios en su uso.

En primer lugar, lo más obvio es que “aumentan las horas de conexión”, lo que va unido a la acumulación y el movimiento de una “gran cantidad de información empresarial que debe de ser protegida”.

En este sentido, “la ampliación de las redes empresariales y las conexiones remotas desde las casas de los trabajadores suponen un aumento del riesgo”, ya que la información empresarial y confidencial que manejan diariamente las empresas es un cebo atractivo para los ciberatacantes. Si a eso le sumamos todas las “posibles conexiones potencialmente vulnerables de miles de dispositivos que pueden ofrecerles una puerta de entrada a toda la red de la empresa, tenemos la tormenta perfecta”, resalta Mateos.

De ahí la necesidad de mantener el portátil ciberprotegido, para lo cual Mateos recomienda algunas buenas prácticas como:

  • Utilizar contraseñas robustas, complejas y diferentes para los accesos tanto a nuestros dispositivos como a nuestras cuentas. También es importante cambiar la contraseña de fábrica de nuestras redes wifi domésticas para aumentar su protección.
  • Actualizar los equipos cuando lo requieran y mantener actualizados los parches de seguridad de los dispositivos.
  • Realizar copias de seguridad de la información importante que manejemos, así como contar con soluciones de seguridad antimalware que protejan los portátiles de posibles ataques.
  • Vigilar el correo electrónico y huir del phishing. No se debe hacer clic nunca en un enlace del que no conozcamos su procedencia o levante alguna sospecha.
  • Proteger también los dispositivos móviles. Dado que con el teletrabajo todos nuestros dispositivos, tanto personales como empresariales, se encuentran dentro de la misma red y usan las mismas conexiones, es importante mantener protegidos también los dispositivos móviles con soluciones de seguridad que garanticen la misma protección que consideramos necesaria en los ordenadores.

En este articulo: Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando