Así puedes crear un plan para poder pagar tus deudas

Cuando nos encontramos en esta situación, entramos en un círculo vicioso que llega a ser interminable. Nunca dispones del capital suficiente para lo que quieres en la vida. La necesidad de tener un plan de pago de deudas se hace vital.

Así puedes crear un plan para poder pagar tus deudas

Unsplash

Tu Bolsillo

finanzas personales

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Tener un desorden financiero puede causar un gran malestar del que difícilmente salgamos. Especialmente, si tenemos un endeudamiento que no nos deja gozar de una libertad financiera. Cuando nos encontramos en esta situación, entramos en un círculo vicioso que llega a ser interminable. Nunca dispones del capital suficiente para lo que quieres en la vida. La necesidad de tener un plan de pago de deudas se hace más vital que nunca.

¿En qué consiste elaborar un plan de pago de deudas? No es más que una lista ordenada de todas las deudas que tenemos, junto con una cifra en euros en la que nos comprometemos a liquidarlas en función a nuestras finanzas personales. Esas cantidades han de representar el pago mínimo total de todas tus deudas y debe ser lo más elevado que podamos para pagar mensualmente.

“Cada mes, debemos realizar pagos mínimos en cada una de las deudas, para después utilizar el capital restante en el grupo de pago de deudas para hacer una amortización adicional en la deuda principal de la lista”, comenta José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi. “Cuando se acaba, debemos tachar esa deuda y seguir adelante”, añade.

La mejor forma de conformar la organización es por los tipos de interés. Es decir, priorizar las amortizaciones por volumen de intereses. “Otra estrategia es organizar las deudas por saldo, con la más pequeña al principio de la lista”, comenta José Luis Herrera, analista independiente. Y es que, con ese método, puedes librearte de las primeras cargas con mayor prontitud.

En este sentido, este tipo de prácticas resulta muy beneficiosa, ya que se basa en destinar una cantidad fija casa mes para reducir el apalancamiento. “Se recomienda fijar una cantidad dentro del presupuesto para que sea mucho más sencillo de gestionar en términos mensuales”, apunta Herrera.

Elabora una lista con las deudas

Si seguimos el orden del plan, pagaremos las deudas de una manera muy sensata que minimiza la cifra total que debemos. No obstante, resulta fundamental saber cómo podríamos empezar a crear un plan de pago de deudas para ponerlo en marcha a la mayor celeridad posible.

Los expertos recomiendan que antes de nada hagas una lista con todas las deudas que tienes. Es la parte más sencilla. Simplemente debes revisar tus cuentas y saber cuál es el dinero que debes.

“Esto se puede hacer con un Excel, un documento en blanco o lo que resulte más útil”, resalta Alfredo Fernández, asesor patrimonial independiente. “Para cada deuda incluye una descripción, como ‘hipoteca’ o ‘tarjeta de crédito’, el saldo de la deuda, el tipo de interés y el pago mensual mínimo de la actualidad”, añade.

Minimiza el tipo de interés

Otro de los puntos que hay que seguir se centra en revisar cada una de esas deudas y buscar minimizar los tipos de interés. “Un ejemplo sería en que consideremos la opción de consolidar nuestros préstamos personales y fijar un tipo de interés más bajo para ellos”, afirma Fernández.

Asimismo, podríamos considerar refinanciar nuestros préstamos hipotecarios o hacer una transferencia de saldo en nuestras tarjetas de crédito, siempre que realmente se reduzca el tipo de interés que tenemos que abonar.

Si terminamos consiguiendo unos intereses más bajo, el importe total que tenemos que pagar en el fin de los préstamos será inferior. “Concentrarse en estas prácticas puede hacer que la deuda se reduzca considerablemente”, explica Cárpatos.

Organiza todos los aspectos

Tras haber reducido el tipo de interés al máximo, es el momento de que reorganices todo lo que debes. Hay que ordenar la lista de deudas con sensatez. La mejor manera es hacerlo por tipo de interés. “Esto dará como resultado que pagaremos la cifra total más reducida posible, pese a que se puede traducir en que nos llevará más tiempo amortizar la primera deuda”, indica Fernández.

También está la posibilidad de la llamada bola de nieve de la deuda, que no es otra cosa que organizar las deudas por saldo, con el más pequeño en la parte de arriba del listado. Esto nos lleva al punto en el que estás pagando la primera deuda lo más rápido posible.

Calcula los gastos mensuales y paga

Después, debemos sumar los pagos mínimos de lo que debemos. Necesitamos saber cuánto extra podemos comprometernos en términos razonables mensualmente para el pago total de la deuda, que debería ser mayor que el pago mínimo total. Por ejemplo, si los pagos de la deuda suman 1.500 euros, intenta apuntar a 2.000 euros cada mes. Y así sucesivamente. “Con el paso del tiempo, podrás presupuestar firmemente mes a mes la cifra que requieras”, expone Fernández.

Asimismo, el último paso a seguir es liquidar las deudas. “Acometamos pagos mínimos del listado que hemos realizado y que nos comprometimos a pagar”, comienza Fernández. “Cuando la deuda principal esté saldada, simplemente táchala y sigue con el proceso”, concluye.

En este articulo: Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando