Cómo hacer frente a la 'cuesta de septiembre' con ayuda de la tecnología

Las finanzas de muchos hogares españoles no pasan por su mejor momento. Ante esta situación, podemos buscar nuevas fórmulas con las que hacer una mejor planificación financiera. Y la tecnología puede ayudarnos.

Cómo hacer frente a la 'cuesta de septiembre' con ayuda de la tecnología

Josep García (El Periódico)

Tu Bolsillo

apps, comparadores, webs de economía colaborativa...

María Refojos

María Refojos

El parón económico generado por la pandemia está afectando con fuerza mientras se suceden los cierres, los ERTEs, las bajadas de sueldo, los despidos… Los bolsillos hacen frente a los gastos como pueden y el modo supervivencia se ha activado en numerosos hogares. 

Lo mismo ocurre en familias donde los ingresos no se han visto todavía impactados o lo han hecho en una menor medida. De forma general, la incertidumbre hace que muchos consumidores opten por ser más cautelosos con sus gastos. Prueba de ello es el desplome del 21,2% del gasto en consumo final de los hogares registrado en el segundo trimestre del año, muy por encima de la caída del 6,6% del trimestre anterior. 

Las finanzas de muchos hogares españoles no pasan por su mejor momento y las perspectivas para lo que queda de año proyectan más moderación en el mercado de gran consumo en nuestro país, según recoge el último informe ‘Consumer Confidence’ de Nielsen. 

Ante esta situación, los expertos animan a buscar nuevas fórmulas con las que hacer una mejor planificación financiera, equilibrar de la forma más ajustada posible la balanza de gastos e ingresos y evitar sustos inesperados sin tener que recurrir a microcréditos o tarjetas con intereses desorbitados. Esta tarea puede resultar más sencilla si nos ayudamos de las herramientas que nos proporciona la tecnología. Por ejemplo, con los agregadores de información financiera tendremos más claro cuánto gastamos y en qué, mientras que con los comparadores de productos y servicios podemos ahorrar unos euros. 

Tres de cada diez españoles ya siguen este consejo y utilizan aplicaciones móviles para evitar un consumo excesivo, de acuerdo con el ‘Informe Europeo de Pagos de Consumidores’ de Intrum. 

Este porcentaje es todavía más elevado en el caso de los jóvenes: el 50% de los encuestados con edades comprendidas entre los 22 y 37 años hacen uso de este tipo de apps, 19 puntos por encima de la media europea, que se sitúa en el 31% para este segmento de edad. Les siguen de cerca los jóvenes de entre 18 y 24 años (43%), mientras que en el caso de los mayores de 55 años, solo dos de cada diez reconocen emplear las nuevas tecnologías para controlar su consumo.

La información nos hará libres

Para ponernos manos a la obra con el control del gasto, el primer paso es saber con detalle a qué gastos vamos a tener que hacer frente y con qué ingresos contamos. En este sentido, septiembre suele ser complicado porque a las posibles salidas veraniegas hay que sumar el arranque del periodo escolar, el encarecimiento de las facturas de luz o gas, el transporte, la alimentación… 

En términos absolutos, el gasto medio estimado por los españoles para este mes de septiembre es de 1.430 euros, de acuerdo con los cálculos de la fintech española ID Finance. Por un lado, aunque supone que este año los que han podido viajar en agosto se han apretado el cinturón y han reducido en unos 110 euros su presupuesto, se han dejado una media de 595 euros en vacaciones, indica el Observatorio Nacional del Turismo Emisor, ObservaTUR. 

Donde no se van a poder hacer muchos ajustes es en la vuelta al cole, que costará hasta el 53% más con la 'nueva normalidad'. Así, ¿qué podemos utilizar para cuadrar los malabares financieros de la cuesta de este mes? Aplicaciones como FintonicSpendeeMint o Monefy, con las que podemos “conectarnos de forma automática a nuestras cuentas bancarias, actualizando y agregando en tiempo real o diariamente todos los movimientos”, enumera Josep Navarro, profesor colaborador de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). 

Cierto que existe el Excel de toda la vida, pero con estas aplicaciones podremos categorizar los gastos. Además, gracias al uso de inteligencia artificial aplican modelos de predicción bastante precisos que nos dicen “con precisión cuáles van a ser tus gastos de los próximos meses, por eso te dan la información que te ayuda a tomar mejores decisiones. Yo ya sé que septiembre es duro, pero quiero saber cuán duro es. Eso te lo pueden responder”, comenta este experto. 

También hay aplicaciones como Listonic que nos harán más sencillo el momento de ir al súper, ya que permite crear varias listas y compartirlas, además de incluir los precios de los distintos productos para monitorizar lo que pagamos. 

Los comparadores, nuestros amigos

Otra de las herramientas que nos va a ayudar a superar los desafíos económicos de septiembre es la de los comparadores de productos y servicios. El abanico a nuestra disposición es tan amplio que pocos aspectos se escapan a su cobertura. 

Retomando el caso del inicio del curso escolar, existen comparadores especializados como Ok librosLetturalia o Ahorra en libros para completar la lista de libros de texto. En cuanto a dispositivos como las tabletas, los ordenadores e las impresoras, que se han convertido en imprescindibles en esta nueva educación híbrida, podemos encontrar artículos en idealo o versus. 

Para el epígrafe de suministros del hogar, como electricidad, gas, telefonía o seguros hay multitud de opciones. Comparadores como Elige tu energíaTarify, o esta de la OCU ayudan a elegir entre la gran variedad de oferta de compañías y planes para la tarifa energética, por la que pagamos un 55,6% más en la última década, según refleja la Encuesta de presupuestos familiares del INE.

Otros de los que más visitas reciben son Seguros y Rastreator en el ámbito de los seguros, o Kelisto y de nuevo Tarify para comparar tarifas de telefonía y ADSL.

Y para hacer la compra podemos apoyarnos también en comparadores o agregadores con los que saber de antemano a dónde ir para que nos salga más barata. Tiendeo o Soy super agrupan ofertas y catálogos de las tiendas, tanto físicas como online, aunque como recomiendan desde la UOC, habrá que tener en cuenta aspectos como las posibles diferencias de precios entre el comercio online y el offline, el gasto de gasolina si vamos a recorrer varios establecimientos o los gastos de envío si compramos en una web.

Descuentos, segunda mano, economía colaborativa… 

Otra de las opciones a considerar son todas aquellas plataformas que nos permiten encontrar artículos más baratos porque son de segunda mano o estánreacondicionados, como los que muestra la página Back Market.

Plataformas como RelibreaBolsaDeLibros o TruequeBook nos facilitan la venta o intercambio de libros de segunda mano y material escolar, mientras que en Wallapop y Milanuncios podemos encontrar todo tipo de objetos, enseres o ropa. Y si buscamos algo más especializado en moda, por ejemplo Percentil puede servir.

También podemos valernos de los dispositivos inteligentes, como termostatos o enchufes, que nos ayudarán a reducir el consumo. Son baratos, se conectan a los electrodomésticos mediante wifi y, a través de aplicaciones, permiten controlar su uso desde el móvil disminuyendo sustancialmente la factura de la luz.

Y por último, los expertos de la UOC recuerdan que puede ser un “buen momento para replantearse costumbres y adoptar nuevos hábitos”. ¿A qué se refieren? Por ejemplo, a sustituir el trayecto en nuestro propio coche, en solitario, a buscar un viaje compartido a través de BlaBlaCar o Carpling. También podemos dejar nuestro vehículo aparcado y decantarnos por motos y coches de car sharing como los disponibles en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia o Bilbao a través de apps como eCooltra, Movo, Moving, Share Now, Ubeequo, Ibilkari, Zity, Emov o Wible. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando