Evita las facturas hinchadas por la COVID: 5 motivos para optar por la telemedida

Durante la cuarentena, muchos usuarios recibieron facturas hinchadas, en algunos casos con más de 300 euros, porque no podían ir a leer los contadores

Imagen de archivo de contadores inteligentes

Imagen de archivo de contadores inteligentes

Tu Bolsillo

CONSUMO

Marta Gracia

Marta Gracia

Durante la cuarentena, muchos españoles recibieron lecturas estimadas de sus contadores de luz, gas o agua. La OCU denunció que se estaban recibiendo facturas muy elevadas, en algunos casos de más de 300 euros, por lecturas estimadas a causa del confinamiento, que los consumidores están obligados a pagar. Por ello, pidieron a las comercializadoras y distribuidoras que buscaran soluciones para actualizar esas lecturas. 

La normativa exige, en caso de que no sea posible llevar a cabo la lectura, realizar una estimación teniendo en cuenta el consumo en esas mismas fechas en años anteriores y, si no hay histórico por tratarse de altas recientes, se debe tener en cuenta un perfil medio establecido. Ante esta situación, es importante apostar por la telemedición. En algunos casos, como en la electricidad está más extendido.

Según la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, el número de equipos con capacidad de telemedida y telegestión efectivamente integrados en la red superó los 27,2 millones a finales de 2019. Esta cifra representa el 99,4% del total de los contadores sustituidos con una potencia contratada igual o inferior a 15 kW (equipos de medida denominados de Tipo 5). 

Tanto para las distribuidoras de más de 100.000 clientes como para las de menos clientes, la causa principal para la no sustitución de los equipos de medida ha sido la imposibilidad de acceder a los contadores para efectuar los cambios.

Por este motivo, la CNMC considera necesario establecer medidas que incentiven la finalización del plan de sustitución de contadores. Para ello propone una facturación adicional para aquellos consumidores que hubieran imposibilitado el acceso para la sustitución del equipo de medida. Este recargo en la facturación sería provisional y se devolvería al cliente una vez se haya sustituido el equipo.

Para Guillermo García–Baragaño, director general de Kipin Energy, “los contadores inteligentes son lo que mejor se adaptan a las nuevas necesidades y demandas de los consumidores, ya que gracias a ellos están informados en todo momento de su consumo, qué van a pagar, cuándo consumen de más y por qué…” En resumen, García-Baragaño apunta a que con estos contadores de telemedida se fomenta la transparencia: “Nada de letra pequeña y con el foco puesto en ayudar al consumidor a controlar conscientemente el gasto, asesorándoles y buscando medidas y soluciones que fomenten el ahorro”.

Desde Kipin Energy han analizado 5 beneficios de la telemedida a través de los contadores inteligentes:  

1. Precio elevado del alquiler de los contadores. Lo más habitual es que los hogares cuenten con contadores fiscales, es decir, aquellos empleados por la distribuidora para medir los parámetros de consumo con los que se genera la factura eléctrica del cliente. Estos contadores son de alquiler y el cliente paga una renta al mes por ellos. Por tanto, ¿qué obtiene el cliente por este alquiler? ¡Nada! Sólo sirve para que le puedan facturar. En el mejor de los casos, si paga la telemedida, recibirá las facturas por mes natural. 

2. Cada minuto cuenta. Al sustituir el actual contador por uno trifásico homologado con equipo de adquisición de datos integrado, las lecturas se llevarán a cabo cada minuto. De esta forma, el consumo será lo más exacto y real posible. 

3. Información en tiempo real. Además, al contar con un software especializado, el cliente podrá revisar la información en cualquier momento a través cualquier dispositivo electrónico conectado a Internet, configurar alertas, programar, informes, visualizar gráficos y detectar anomalías y evitar averías sin necesidad de estar en casa. 

4. Sin WiFi.  Los nuevos contadores no utilizan WiFi para la transmisión de datos, sino la red eléctrica de baja tensión ya existente, de acuerdo con lo establecido en el Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (CENELEC), por lo que no es necesario contar con conexión a Internet para instalarlos.

5. Por el medio ambiente. Al conocer y poder personalizar tu consumo reducirás costes energéticos que podrás invertir en equipos más eficientes. Además, a través de la web los usuarios pueden configurar el encendido de luces o el apagado de máquinas y electrodomésticos, evitando así consumos en horas de no funcionamiento.

En este articulo: Producto financiero Consumo Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando