Así puedes ganar dinero haciéndote afiliado

Si prescribes ciertos productos o servicios en tu web o blog puedes embolsarte una comisión por cada compra de los mismos que hagan tus lectores

Imagen de archivo.

Imagen de archivo. // Unsplash

Tu Bolsillo

MARKETING DIGITAL

Alberto Payo

Alberto Payo

El marketing de afiliados, marketing de afiliación o affiliate marketing está ganando mucha fuerza en los últimos años. Así, muchas plataformas de ecommerce y tiendas online reconocidas ya permiten esta opción.

Básicamente, se trata de crear una red de prescriptores que lleven visitas a distintos servicios o productos y, a su vez, obtengan una recompensa económica por ella. Los vendedores permiten a sus afiliados hablar de sus artículos o propuestas a cambio de una comisión de venta si se produce una acción determinada (que suele ser la adquisición). Básicamente, ejercen como intermediarios.

Si un usuario llega al final de la web y realiza la compra de un artículo o la contratación de un servicio y proviene de la web o blog del afiliado, éste gana un porcentaje del precio. Por ello, si tienes una página que dotas de contenidos quizás te interese esta fórmula para obtener unos ingresos extra. 

Como comentábamos, hay multitud de programas de afiliados a los que te puedes sumar. Tiene sentido que si tu blog es de una temática concreta busques ecommerce que se alineen con él. Es decir, si escribes de tecnología, lo mejor es que te afilies a tiendas que vendan ordenadores, móviles, electrónica, etc, como PcComponentes o MediaMarkt. O si hablas de moda, lo suyo es que hagas lo propio con plataformas de venta de ropa, como Shein. 

Si no quieres adherirte a demasiados programas porque te parece un engorro siempre puedes ir ‘a tiro hecho’ y formar parte de los afiliados de Amazon o Aliexpress, que comercializan todo tipo de artículos. Así, podrás abarcar un campo más amplio. 

Cada tienda online proporciona sus propias comisiones y algunas las tienen distintas dependiendo de la categoría de producto. Por ejemplo, la plataforma de Jeff Bezos tiene hasta un 12% de comisión por intermediar en productos de ropa y accesorios. En el caso de los libros es del 5% y para los productos de tecnología, informática, electrónica, videojuegos, fotografía, etc se queda en el 3%. En smartphones en concreto la comisión es de solo un 1%. 

Qué debes hacer para formar parte de un programa de afiliados

Para empezar a trabajar con affiliate marketing tienes que registrarte en cada programa y esperar a que el comerciante dé su OK para validarte como afiliado. Algunos lo harán casi de inmediato y otros pueden tardar hasta casi una semana. 

En el caso de Amazon, una vez que te hayan aceptado en el programa de afiliados verás como en la parte superior de la plataforma aparece una barra en la que pone Amazon Afiliados.

Gracias a ella podrás obtener un html o enlace para textos solo y también para textos y foto dirigido a cada producto que compartas. Solo tienes copiar ese código y compartirlo donde quieras. El link (ya sea corto o largo) incluye tu código de afiliado (ID) para que -si se concreta una venta- te lleves tu parte. 

Si pinchas en la barra también podrás acceder a más datos. Puedes visualizar el número de clics, las comisiones que te has llevado, bonus, ingresos totales, tasa de conversión, etc. Por defecto aparece un resumen general de los beneficios durante los últimos 30 días. 

La afiliación, cuanto más natural mejor

Formar parte de un programa de afiliados es una buena oportunidad, pero debes tener en cuenta que puede ser un arma de doble filo. Quizás te reporte algunos ingresos extra, pero si no lo gestionas bien puedes espantar a tu audiencia o público objetivo.

Es fundamental que crees contenido de valor en tu página o blog y sobre éste introduzcas los links con tu ID. Si tus lectores perciben que solo has escrito un post para tratar de dirigirles hacia una venta pueden sentirse traicionados y perderás tu credibilidad. Así, trata de que los enlaces estén insertados con naturalidad, en el lugar adecuado. Si estás hablando de un móvil concreto que acaba de lanzarse y lo venden en una web con programa de afiliación, trata de llevar a ella.

Una de las principales ventajas del marketing de afiliación es que los intermediarios no tienen exclusividad y pueden trabajar con todos los ecommerce que quieras. Así, puedes ser ‘vendedor’ para muchas marcas o productos. Además, hay otros beneficios. Por ejemplo, si un usuario se ha dirigido a un enlace a Amazon través de tu web y ha acabado haciéndose con el producto que sugeriste, pero también otros, la plataforma podría recompensarte por la adquisición de estos últimos también, aunque no los hayas recomendado explícitamente. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando