Un verano de reservas de última hora: dónde y cómo hacerlas

Las reservas de última hora serán tan protagonistas este verano como la playa o la montaña

El turismo de este verano será, sobre todo, local

El turismo de este verano será, sobre todo, local // Enrique Calvo (Reuters)

Tu Bolsillo

VIAJES EN LA NUEVA NORMALIDAD

Marta Gracia

Marta Gracia

La incertidumbre creada por la crisis del coronavirus hace que los españoles no sepan cómo van a pasar las vacaciones. Este sábado a las 23.59 horas se acaba el estado de alarma con que los españoles tendrán libertad de movimiento. Las reservas de última hora y se hacen más protagonistas que ningún verano. Primero hay que saber dónde buscarlas y luego cómo reservarlas para que el futuro viajero se lleve el mejor precio posible. Estamos ante el verano de las reservas de última hora.

Nacho Vallina, CMO de buscounchollo.com, señala que existen unos precios que es probable que no se repitan más adelante, una vez la situación esté más normalizada y controlada. “Es cierto que puede que algunos hoteles lancen ofertas puntuales de última hora, pero no todos los hoteles van a poder abrir, por lo que la oferta será menor a otros años y probablemente las últimas plazas no siempre se vendan a un precio de saldo”, apunta. 

Las reservas de última hora suelen ser reservas que se mueven con un plazo de entre 10 y 5 días, o incluso menos. Según explica Vallina, en BuscoUnChollo.com, al ser una web que ofrece productos turísticos en formato de venta flash, las campaña solo están disponibles un tiempo limitado.“Hemos llegado a vender cruceros por el caribe a 4 días vista, sin duda nuestros clientes no tienen prejuicios de fechas o destinos y valoran especialmente el precio y la experiencia del viaje”, explica.

Brigitte Hidalgo, directora de operaciones de Weekendesk, portal especialista en reservas temáticas, explica que las reservas de última hora para junio han sido casi inexistentes. Desde Weekendesk han ofrecido alternativas en destinos similares cuando no se podía materializar las reservas, también han optado por una modificación y/o cancelación sin gastos. “Hemos promocionado destinos y escapadas que estaban disponibles a menos de dos horas de casa, para todos aquellos que han querido aprovechar los fines de semana de junio para moverse”.

Jordi Agustí, CEO de Waynabox (empresa de viajes sorpresa), explica que la compañía siempre ha tenido un porcentaje muy elevado de reservas espontáneas, realizadas entre 2 y 3 semanas antes de la fecha de partida, así que “nuestra oferta encaja muy bien con los tiempos de esta temporada”. Poco a poco se van reactivando las reservas pero creen que el aumento real vendrá a finales de junio y “esto deja muy poco margen para buscar y planificar qué hacer este verano y nuestros viajes sorpresa encajan perfectamente con esa necesidad”, puntualiza Agustí.

Un verano atípico, pero con ganas de viajar

El CMO de buscounchollo.com tiene claro que será un verano atípico, pero asegura que a pesar de la incertidumbre el mercado se está moviendo y ciertas plazas se van llenando. De esta manera, avisa que a última hora tal vez haya hoteles que no necesiten "tirar" de ofertas, subiendo los precios. Davide Mara, director de mercado de Italia y España de lastminute.com group, explica que mucha gente investigará antes de tomar una decisión de vacaciones. Así, comenta que lo pueden ver es que la gente está reservando vuelos internos para julio y agosto en particular a las islas: Mallorca, Ibiza y Tenerife. Para las reservas de hotel la gente ya está reservando en junio y julio destinos como Benidorm o Salou. 

“Creemos que quieren disfrutar de la playa destinos cercanos a casa antes de la gran ola de turistas extranjeros”, puntualiza Mara. Sin embargo, como la situación económica en España es crítica, la necesidad de una ganga así como la flexibilidad se está convirtiendo en algo “imprescindible” a la hora de reservar un viaje. 

Hidalgo asegura que cuando todo se reactive, será un verano eminentemente “local”, para lo cual Weekendesk es una opción muy completa proponiendo planes y escapadas cerca de casa. El verano va a concentrarse en tres meses, porque septiembre ya tiene buenas perspectivas dado que “hay clientes que evitan la masificación, o que no quieren viajar todavía por temor a rebrotes”, asegura la directora de operaciones de Weekendesk.

Imagen de Barcelona // Enric fontcuberta

En su caso, los destinos demandados, a parte de los destinos locales y cerca de casa, son destinos costeros en su mayoría, y regiones como Andalucía, Comunidad Valenciana o Cataluña. Están notando un aumento importante de destinos de la España Verde, como es el caso de Galicia o Asturias, para gente que busca disfrutar de un turismo rural y de poca masificación.

El CEO de Waynabox asegura que será un verano de reservas de última hora, “serán viajes poco planificados, pero esa idea encaja muy bien con Waynabox y los viajes sorpresa”. De hecho, señala que ante la incertidumbre creada por la situación han tomado diversas medidas como aumentar a dos años el tiempo para canjear los viajes comprados en modalidad regalo. Además, han añadido la opción de cambiar o cancelar una reserva hasta 30 días antes del viaje.

En cuanto a la oferta de productos, han potenciado los viajes sorpresa por España y llevamos meses trabajando en nuevos productos que también buscan reactivar el turismo nacional que han lanzado este mes de junio y que son viajes por carretera a un destino concreto o un road trip (varios destinos durante un viaje por carretera). “Poco a poco vamos viendo como las reservas se van reactivando y sabemos que los usuarios tienen ganas de volver a viajar”, asegura.

La política de devolución, clave para hacer la reserva

Los españoles están buscando las mejores ofertas para poder tener un verano lo más parecido posible al de años anteriores. Pero está claro que el miedo a un rebrote del coronavirus o a que vuelvan las restricciones está ahí, por ello, la política de devolución, es decir, que te devuelvan todo lo que has pagado. Vallina de buscounchollo.com explica que ellos han devuelto el importe total de todas las reservas afectadas e insiste en que no se han hecho bonos, más de 4 millones de euros en devoluciones. "Ese dinero corresponde a nuestros clientes, no a nosotros”, explica el CMO de buscounchollo.com.

La directora de operaciones de Weekendesk explica que antes de la etapa Covid, cerca del 15% de su facturación eran reservas no anulables ni modificables, que ofertaban ventajas económicas o de pago frente a las anulables. “A día de hoy ese porcentaje se ha reducido drásticamente y no tenemos casi reservas que no se puedan anular”, apunta. Es más, han renegociado todas las escapadas para que el cliente pueda anularlas si desea, “entendemos que la flexibilidad es lo que va a buscar nuestro cliente en los próximos meses”. A día de hoy, asegura que garantizan devoluciones de la totalidad de la escapada en un plazo máximo de 48 horas.

En este articulo: Producto financiero Consumo Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando