Coronavirus: ¿Puedo reclamar el dinero del comedor o del transporte por el cierre de colegios?

Situación nueva en España. La Comunidad de Madrid, La Rioja, Vitoria y Labastida han suspendido sus clases

Un aula vacía en el colegio público Las Gaunas en Logroño

Un aula vacía en el colegio público Las Gaunas en Logroño // Raquel Manzanares (EFE)

Tu Bolsillo

RECLAMACIONES CONSUMO

marta-gracia-bn

Marta Gracia

Este miércoles fue el primer día que los colegios de la Comunidad de Madrid, Vitoria, Labastida y La Rioja por el coronavirus. La primera reacción de casi todos fue de sorpresa y de un poco de miedo por lo que puede suponer el COVID19. Luego la pregunta de muchos padres fue que qué hacían con los niños. Y en algunos casos, el reclamo fue si pueden pedir el dinero de los servicios educativos (extraescolares, comedor, transporte y clases en el caso de los centros privados) que no se van a prestar durante los días de cierre.

Rubén Sánchez, portavoz de Facua, señala que todo lo que sea un servicio que se ha dejado de prestar puede reclamarse la cantidad proporcional al número de días que deja de prestarse, tanto el transporte escolar como el comedor o las extraescolares. Sánchez apunta que en la enseñanza privada puedes reclamar el importe de los días que no se den clases. No obstante, hay centros educativos privados que se están planteando una prórroga en los meses de junio y julio. 

De esta manera, explica que los padres deben reclamar a la entidad con la que tienen contratado el servicio. “Si el servicio de catering está contratado con una empresa que lleva el catering al colegio se le formularía la reclamación a esa empresa”, puntualiza el portavoz. Si la compañía no acepta la reclamación se podría poner una denuncia a través de la oficina de consumo. “La administración de consumo autonómica es dónde tendría que ir la denuncia si cualquiera de estas empresas se negara a devolver la parte de la cuota proporcional”, aclara.

Desde OCU coinciden en que debería estudiarse la posibilidad de devolver el importe proporcional de los servicios no percibidos. Por su parte, Víctor Núñez, director de Éxito Educativo y profesor de UDIMA, explica que por el momento hay un poco de confusión y asegura que los colegios están desbordados por la situación tan excepcional que es el cierre de los centros

Debería estudiarse la posibilidad de devolver el importe proporcional de los servicios no percibidos

“El colegio tiene problemas más graves de los que preocuparse ahora porque es un quebranto económico para ellos también”, apunta el profesor. De hecho, Núñez plantea un problema derivado de este cierre que es el posible despido de los trabajadores de las empresas que prestan estos servicios como los empleados del comedor o de los autobuses. Por ello, señala que “habrá que ver también las consideraciones que se tomen teniendo en cuenta que son una causa de fuerza mayor”.

IMPLEMENTACIÓN DE LA TECNOLOGÍA

Víctor Núñez explica que el verdadero problema al que se enfrentan los colegios es sobre todo al de saber cómo pueden usar la tecnología para poder seguir dando clase o para que los estudiantes tengan deberes y trabajos. “Están tratando de dar con recursos como puede ser Skype con las plataformas disponibles”, puntualiza.

Los profesores se las ingenian con “cualquier cosa”, de hecho, el profesor de UDIMA bromea asegurando que en estos casos “sirve hasta el grupo de WhatsApp de los padres del colegio”. De esta manera, pone en relieve que habrá algunos colegios más avanzados que otros en este aspecto: “Habrá colegios con plataforma online que a lo mejor hasta ahora solo la estaban utilizando para hacer un poco de seguimiento de los deberes y la van a tener que utilizar más”. 

En este caso, Rubén Sánchez, portavoz de Facua, señala que si las clases son online “no tendrías derecho a reclamar el dinero porque sería una búsqueda de soluciones al problema que garantizaría la prestación del servicio”.

Víctor Núñez explica que él es profesor de una universidad a distancia y les forman para poder dar clases de manera telemática. “Pero los profesores de las etapas obligatorias utilizaban estas herramientas de manera complementaria”, explica. De hecho, lamenta que ahora se empezarán a ver diferencias “grandes” entre grupos de colegios que ya contaban con plataformas tecnológicas muy avanzadas a otros colegios más pequeños con menos recursos.

En este articulo: Producto financiero Consumo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando