Ola de frío: cómo ahorrar usando (bien) la calefacción

El frío ha llegado y lo ha hecho con fuerza. La calefacción es una compañera más de la vivienda en estos días con temperaturas bajo cero.

 Una mujer afectada por el frío y los fuertes vientos.

 Una mujer afectada por el frío y los fuertes vientos. // Europa Press

Tu Bolsillo

AHORRO

Marta Gracia

Marta Gracia

Ha llegado el frío. Y lo ha hecho con fuerza. Con temperaturas en algunos puntos de España de menos 8 grados bajo cero. Con estas temperaturas hay que abrigarse bien, pero también adaptar la casa a la situación. La calefacción tiene que estar encendida, aunque hay que tener en cuenta una serie de consejos para poder ahorrar en la factura y que el calor y energía no se desperdicie por una vivienda mal aislada.

Durante las semanas duras del invierno, es posible que la factura se incremente. Según un informe de Intrum, la mitad de los españoles dispone de menos de un 20% de su sueldo tras pagar las facturas. De hecho, apuntan que pagar el recibo de la luz nos cuesta un 70% más que hace diez años y el gas natural, otro de los gastos básicos de cualquier hogar español, está al mayor nivel desde 2015, según los últimos datos publicados por Eurostat. Con este escenario, muchos hogares españoles necesitan hacer cuentas para sacar adelante su economía doméstica.

Con la bajada de temperaturas del invierno llega el momento de aclimatar el hogar para el invierno. La combinación de la calefacción con un ventilador en modo invierno puede suponer un ahorro en calefacción de hasta un 30%, según Sulion. La razón es porque la media estándar para interiores en los meses de invierno se establece en los 21ºC y para lograrlo lo mejor es encontrar un equilibrio entre una fuente de calor y la distribución del mismo. 

Los ventiladores de techo en modo invierno hacen que el calor baje y podamos aprovecharlo para la climatización. “El aire caliente tiende a acumularse en las zonas altas y con el movimiento de las aspas invertido logramos redistribuirlo en la estancia, mejorando así la sensación de confort”, apuntan desde la compañía.

Además, si contamos con un ventilador con motor DC lograremos un mayor ahorro ya que consume menos energía que los motores AC. “Tengamos el ventilador que tengamos reduciremos el gasto en calefacción si usamos su modo invierno, no obstante, un ventilador de techo DC consume hasta un 60% menos de energía que los clásicos AC. Además, ganaremos también en silencio”, afirma

Consejos para ahorrar

-Lo primero que recomiendan es tener un buen aislamiento térmico de la vivienda evitando corrientes de aire y pérdidas de calor. Una temperatura de 20-22º C debe ser suficiente. Lo ideal es colocar burletes, que son sistemas de plástico que taponan la entrada de aire y mantienen la temperatura de la casa. También puedes poner un doble cristal en las ventanas, ya que es una buena inversión y te puede ayudar a reducir la pérdida de energía.

-En ausencia de un adecuado sistema de calefacción evite el sedentarismo y la quietud durante mucho tiempo. La actividad física genera calor y ayuda a combatir el frío.

-Conviene tener en cuenta que varias capas de ropa fina protegen más que una sola gruesa, al formar cámaras de aire aislante entre ellas.

-Tenga precaución con las estufas de leña y de gas para evitar riesgos de incendio o intoxicación por monóxido de carbono. Todos los años hay varios incidentes graves por este motivo.

-Evite el consumo excesivo de alcohol. Aunque inicialmente produce una sensación de calor, al final se consigue el efecto contrario pudiendo llegar a producir hipotermia.

-Ventilar temprano y con las persianas arriba. Es recomendable ventilar durante 10 minutos nada más levantarse por las mañanas y dejar las persianas subidas, sobre todo si en tu fachada da el sol.

-Decorar con alfombras y cortinas de color oscuro. Colocar alfombras y cortinas en el suelo y ventanas, no sólo sirve para decorar, si no que también absorben la radiación del sol y ayudan a subir la temperatura de casa.

-Purgar los radiadores. En caso de tener radiadores de agua, debes purgar el aire para conseguir un mejor rendimiento de la caldera. Deben purgarse al comienzo de la temporada, es decir, otoño. De esta forma evitarás que tengan aire dentro y así no habrá dificultades en la transmisión de calor desde el agua al aire exterior. Los radiadores deben estar limpios y sin muebles que los tapen. Además, si cierras los radiadores que no se estén utilizando, conseguirás ahorra un dinero.

-Hacer la revisión de la caldera El mantenimiento de la caldera te puede suponer un ahorro de un 15% anual. Si tienes una caldera antigua, lo más recomendable es cambiarla por una nueva que son mucho más eficaces, ecológicas y ahorra hasta un 30% de energía.

-Apagar la calefacción cuando no estamos en casa. Lo más ecológico y económico es poner un termostato en casa que puedas programar para que salte o se apague la calefacción cuando lo necesites. De esta forma controlarás que al llegar a casa esté caliente, pero que cuando no estés, no gaste sin motivo.

-Abrigarse y bajar el termostato. Sabemos que a muchos os gusta ir en manga corta por casa pero es mejor cubrirse con más ropa y tener una temperatura menos alta. Este gesto permite un ahorro de hasta el 20% de energía. Cada grado de más en el termostato supone un incremento del 7% en el consumo.

En este articulo: Producto financiero Consumo Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando