Estas son las siete mentiras más extendidas en épocas de rebajas

En plena temporada de rebajas son muchos los bulos que circulan sobre los derechos de los consumidores con respecto a las compras tanto en tienda como online.

En rebajas circulan muchos bulos sobre los derechos de los consumidores.

En rebajas circulan muchos bulos sobre los derechos de los consumidores. // Ricardo Rubio (Europa Press)

Tu Bolsillo

CONSUMO

BYZness

Redacción BYZness

Con las rebajas como telón de fondo son muchos los bulos que circulan sobre los derechos de los consumidores que vale la pena conocer. Por ello, Legálitas analiza y desdice las siete mentiras más extendidas sobre este periodo:

1. Las rebajas duran poco. Cada establecimiento puede fijar con libertad los plazos de rebajas y no atenerse a los periodos determinados, de ahí que haya comercios que comiencen sus rebajas durante la Navidad.

2. Siempre (o nunca) se puede devolver lo comprado en rebajas. Tanto la creencia de que comprar un producto rebajado implica no poder devolverlo ni cambiarlo por otro o que todos los establecimientos permitan la devolución de los productos son falsas. En este sentido, lo realmente interesante es saber que las devoluciones y los cambios dependen de cada tienda y no de que nos encontremos en rebajas. No en vano, en este periodo no se puede modificar la política de devoluciones, tendrá que ser la misma que durante el resto del año.

No obstante, si los productos están defectuosos, los artículos se pueden devolver e incluso los clientes pueden recibir una indemnización por los por los daños y perjuicios que esta circunstancia haya podido ocasionar. 

3. Los artículos rebajados tienen taras. Rebajas no es sinónimo de defectos: no se pueden vender como rebajas aquellos artículos con desperfectos. En caso de que el cliente adquiera un producto que supuestamente estaba en buen estado y resultase ser defectuoso, se puede reclamar la reparación o sustitución en los dos años posteriores a la compra gracias a la garantía.

En lo que respecta a la garantía, el defecto se presupone que viene de origen en los seis primeros meses y transcurrido este periodo el cliente tendrá que demostrar que el defecto es responsabilidad del establecimiento.

4. Las rebajas tienen que ser de un porcentaje mínimo determinado. Cada establecimiento puede fijar qué tipo de descuentos aplica, pero este siempre debe quedar claro y leerse con facilidad el precio anterior y el rebajado. 

5. Las compras online implican las mismas condiciones de compra que las de tiendas físicas. El principal matiz que hay que tener en cuenta cuando compramos online es el derecho de desistimiento, gracias al cual las compras por Internet pueden devolverse en los primeros 14 días sin necesidad de explicar el motivo. Este derecho no supone ninguna penalización ni coste adicional, aunque el establecimiento sí puede pedir al cliente que corra a cargo de los gastos de envío de la devolución. 

6. Solo queda una prenda y es la del escaparate: me dicen que no pueden vendérmela. Esto no es así: el cliente tiene derecho a comprar la última prenda disponible aunque esté en el escaparate. Los comercios solamente pueden oponerse a vender los elementos estéticos, de decoración o cualquier otro que no estén en venta.

7. En rebajas no se puede pagar con tarjeta. Los establecimientos solamente pueden fijar el límite de pagar con tarjeta por la cuantía y no por los artículos adquiridos, tal y como recuerda Legálitas. Si el comercio acepta el pago con tarjeta debe permitirlo también para los artículos rebajados.

En este articulo: Producto financiero Consumo Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando