elPeriódico economía

Domingo, 17 de noviembre del 2019

Economyz

Cómo utilizar el aire acondicionado sin arruinarme

Con olas de calor como la que atraviesa España, el aire acondicionado se vuelve un elemento indispensable, pero que puede dar algún susto en la factura de la luz. Apunta estos consejos para limitar su impacto

Cómo utilizar el aire acondicionado sin arruinarme

Pixabay

Tu Bolsillo

AHORRO EN LAS FACTURAS

Laura Martínez

Laura Martínez (iAhorro)

La temperatura, la potencia del aparato y su colocación son claves para el correcto uso del aire acondicionado. Las elevadas temperaturas de los últimos días obligan a usar el aire acondicionado para mantener las viviendas lo más frescas posibles. En algunos puntos del país, se han registrado en los últimos días temperaturas superiores a los 30 grados por la noche. Un calor que impide entre otras cosas conciliar el sueño. 

El aire acondicionado es un gran aliado para soportar las olas de calor. Sin embargo, hay que saber usarlo con cabeza para no llevarnos un susto con la factura de la luz a final de mes. Se calcula que el consumo de estos aparatos se incrementa en el mes de julio en 7 Kwh respecto a otros meses debido a la climatización, esto se traduce en un incremento en la factura de unos 30 euros al mes. En el caso de una ola de calor de unos 4 días al aumento en la factura puede ser de unos 50 euros. 

La temperatura a la que se ponen los aires acondicionados es muy importante a la hora de ahorrar. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) por cada grado que se baja la temperatura el consumo aumenta un 8%. Por ello, la temperatura más adecuada para los hogares se sitúa entre los 22 y los 25 grados, con un nivel de humedad que oscile entre el 45% y el 60%. Además, la diferente entre la temperatura externa y la interna no debería superar los 12 grados, es más, con 5 grados menos en el hogar sería suficiente para notar la diferencia.

¿Qué aparato de aire acondicionado tienes? 

El tipo de aire acondicionado también es muy importante para reducir el consumo energético.  Los equipos viejos pueden consumir unos 2.900 vatios por hora mientras que los nuevos aparatos cuentan con un consumo más eficiente de unos 1.350 vatios a la hora. Dependiendo de los años que tengan tu aparato igual es una buena opción cambiarlo por uno nuevo para reducir su consumo. 

Dónde está colocado el aire y sus difusores es muy importante para que la proyección del aire sea adecuada y se reparta de forma equilibrada por la vivienda en el caso de los aires por conductos.  Si se tiene un split, su consumo será más reducido ya que solo se usará el que se necesita en cada habitación.

Mantener la vivienda a baja temperatura

Unido a un buen uso del aire acondicionado hay que sumar otros trucos que ayudarán a que la casa se mantenga a una temperatura baja. Es muy importante contar con unos buenos aislamientos en las ventas y bajar las persianas durante las horas de más calor. Por el contrario, hay que aprovechar las horas más frescas para ventilar la casa y bajar su temperatura.  Otro truco es rociar las cortinas con un spray con agua para humedecer un poco el ambiente. 

Aprovecha la luz natural y limitar el uso de lámparas o luces artificiales. Evita poner el horno o planchar en las horas de más calor. Por último, apaga siempre todos los electrodomésticos evitando el standby

Qué puedo hacer yo 

Cuando hace mucho calor lo normal es tomar alimentos fríos, aunque en muchos países donde las altas temperaturas son más comunes suelen regular la temperatura del cuerpo con té. Si tomas un té caliente podrás mantener la temperatura de tu cuerpo más estable y sudarás menos. 

Dúchate todas las veces que lo necesitas y antes de irte a la cama puedes lavarte los pies con agua fría. La suma de varios de estos consejos pueden ayudarte a una mejor gestión del calor en tu vivienda. 

Laura Martinez, iAhorro.com

En este articulo: Consumo Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando