elPeriódico economía

Martes, 15 de octubre del 2019

Economyz

¿Merece la pena contratar un seguro para móviles?

Analizamos cuánto puede costarte proteger tu teléfono. Según los expertos estas pólizas compensan o no dependiendo del precio de tu smartphone y el uso que hagas de él.

¿Merece la pena contratar un seguro para móviles?

Pixabay

Tu Bolsillo

Smartphone protegido

Alberto Payo

Alberto Payo

Desde hace unos años, con la subida del precio de los smartphones, es una práctica habitual que, al comprarte un modelo nuevo, los propios fabricantes, las operadoras, los retailers y otras compañías te ofrezcan contratar un seguro para protegerlo. ¿Te has planteado alguna vez contratar una de esas pólizas pero no sabes si compensa hacerlo? 

En un texto publicado en su web OCU afirma que asegurar tu teléfono “no es buena idea”. La organización de consumidores lo justifica señalando que la prima anual puede superar el 30% del valor del terminal y en muchas ocasiones la cobertura de estas pólizas es bastante limitada. Nos hemos puesto en contacto con OCU para ampliar información, pero finalmente no han accedido a participar en este artículo. 

Por su parte, desde FACUA creen que no se puede generalizar y que solo se puede valorar si un seguro para móvil compensa mirando cada caso particular. No obstante, sí que advierten de que algunas pólizas cubren cosas que, legalmente les corresponde asumir a los fabricantes. Así se recoge en la Ley 23/2003 de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo. 

“Hay muchas veces que se dan seguros para móviles para supuestos que realmente están ya contemplados por la garantía legal. El consumidor tiene que tener mucha precaución de no estar contratando un seguro que realmente es innecesario”, aconseja Alejandro García López, miembro del gabinete jurídico de FACUA. “Seguros que normalmente se dan para esos productos que tienen una duración de menos de dos años no por caídas o mala utilización del usuario, sino por averías fortuitas que le surjan al terminal móvil, deberían estar cubiertas por garantía”, insiste el abogado. 

¿A cuánto asciende contratar un seguro para móviles?

Normalmente en el mercado se pueden encontrar dos tipos de seguros para móviles. El primero de ellos cubriría las averías accidentales, incluyendo, los golpes o abolladuras así como las roturas de pantalla. Además, existe otra clase de seguros que también contemplan el robo e incluso el hurto del terminal. Este segundo tipo es menos frecuente y es sensiblemente más caro que el anterior. “Lo que nunca cubre un seguro es la pérdida”, advierten desde Selectra, empresa especializada en la comparación de servicios y el ahorro.

El coste total de un seguro oscilará dependiendo del precio que tenga el smartphone que se quiera cubrir. Selectra estima que para un teléfono que cuesta entre 200 a 500 euros la póliza puede salir por entre 6 y 7 euros al mes (u 8 euros para seguros que incluyan todas las coberturas). En el caso de dispositivos que valgan entre 500 y 1.000 euros la prima subirá a entre 8 y 9 euros al mes o a entre 10 y 11 si se contrata una póliza con mayores garantías. Por último, para un smartphone cuyo PVP es de 1.000 a 1.500 euros el seguro puede implicar un desembolso mensual de unos 11,99 euros y esta cantidad puede elevarse a 15,49 euros si se contrata esa clase de póliza que es casi ‘a todo riesgo’. 

Teniendo todo esto en cuenta, un seguro para móvil con amplias coberturas sí que puede merecer la pena cuando se ha comprado un smartphone con mucho valor y su poseedor lo tiene como un valor para su profesión o lo utiliza en situaciones que puedan implicar un riesgo. “Si un usuario está adquiriendo un producto caro y tiene tendencia a que se le produzca esa rotura de pantalla por mal uso, para esos supuestos sí podría ser procedente la contratación de un seguro”, recomienda García. “Lo que también debería mirar es si el seguro que está contratando resulta más caro que lo que le costaría un cambio de pantalla”, añade. 

Desde FACUA recuerdan que las compañías que ofrecen estos seguros están obligadas a especificar el coste total del seguro al consumidor cuando se contrata. “La información económica debe ser de las primeras cosas que se pidan”, insiste el abogado. Además, recuerdan a los usuarios que deben avisar de su anulación con la antelación acordada cuando ya lo necesiten para que no se les cobren las siguientes primas mensuales o anuales y no se renueve el seguro de manera automática. 

Un seguro adicional para el contenido

Lo más común es que los seguros sean contratados para smartphones nuevos o que se han adquirido recientemente. Por lo general, las pólizas permiten asegurar teléfonos que tienen hasta un año de antigüedad. Se entiende que es por la obsolescencia programada y por el desgaste que puedan sufrir dichos dispositivos. No obstante, algunos seguros concretos no ponen límite y permiten cubrir cualquier teléfono móvil, tenga el tiempo que tenga.

Los seguros para móviles estándar contemplan solo el continente, no el contenido. No obstante, los usuarios que estén interesados en asegurar lo que guardan en sus dispositivos, por tener un valor emocional o real (documentos, textos, música, fotos o vídeos con propiedad intelectual o industrial) pueden hacerlo. Para estos casos se debería contratar quizás una póliza adicional. 

“Se sale un poco de extramuros, al menos en la práctica habitual, que este tipo de seguros se den en el momento en que adquieres un teléfono”, explica García. “Para asegurar este tipo de contenidos digitales debes dirigirte a las aseguradoras y solicitar este servicio en concreto. Nada impide que se pueda asegurar”, comenta el portavoz de FACUA. No obstante, desde la asociación recomiendan que se establezca cuál es la cuantía de lo que se está asegurando con la propia firma del seguro. Obviamente, dependiendo de esa cantidad subirá o bajará la prima. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando