elPeriódico economía

Lunes, 14 de octubre del 2019

Economyz

Marcas blancas: quién es quién en un mercado imparable

Lejos queda la imagen de las marcas blancas para familias con limitaciones económicas. A día de hoy, todos los hogares españoles las consumen. Y, aunque lo haga a ritmo más lento, es previsible que continúe aumentando la relevancia de las marcas blancas

42 euros de cada 100 euros que gastamos en productos de gran consumo se destinan a marcas blancas.

42 euros de cada 100 euros que gastamos en productos de gran consumo se destinan a marcas blancas. // Joan Puig. Ediciones Primera Plana S.A

Tu Bolsillo

CONSUMO: MARCAS BLANCAS

nora-benito-bn

Nora Benito

Marcas blancas, nadie se libra de ellas. Incluso Amazon, que cada vez apuesta más por sus marcas propias, aunque conformen menos del 1% del total de sus ventas. Lejos queda ya la imagen de las marcas blancas para familias con limitaciones económicas: en la actualidad, el 100% de los hogares españoles las añaden en su cesta de la compra y, en total, lo hacen un promedio de 89 veces al año, según datos de Kantar Worldpanel.

No en vano, 42 euros de cada 100 euros que gastamos en productos de gran consumo se destinan a las marcas blancas, según el informe “Las marcas de distribución ante el reto de crecimiento en mercados maduros”, de EAE Business School. Y es que España es el segundo país de la UE en el que más presencia tienen estos productos, por detrás de Reino Unido.

Los productos de consumo ecológico, premium o de moda también se están sumando a esta tendencia. Además, las conversaciones digitales que cada vez más consumidores tienen en la red hace que se intercambien opiniones sobre la calidad de los productos de marcas blancas, uno de los principales motivos para elegirlas.

Pero ¿por qué nos decantamos por estos productos? Además de la citada calidad, ahorrar dinero constituye la principal razón, tal y como se desprende de un estudio realizado por Nielsen sobre imagen global de las marcas de distribución en 2017. Por su parte, José A. Rodríguez, responsable del Blog de las Marcas Blancas, señala también que el ahorro es una de las causas más importantes por las que los consumidores optan por las marcas blancas. “Dependiendo de la categoría, se puede ahorrar hasta un 60% en ciertos productos de belleza (champús, por ejemplo) y en refrescos”, añade.

Según este experto, la principal ventaja de las marcas blancas es el precio, pero además de este, muchas informan del fabricante en el propio producto, como es el caso de Mercadona o Lidl. “A menudo nos encontramos una marca líder fabricando una marca blanca. ¿Llevarán los mismos ingredientes? ¿Será la misma calidad? Muchas veces coincide el listado de ingredientes y los valores nutricionales, lo que nos hace pensar que sí se trata del mismo producto con dos envases”, añade José A. Rodríguez.

MARCAS BLANCAS: ¿QUÉ CONSUMIMOS MÁS?

4 de cada 10 euros gastados en el gran consumo se destinan a productos de marca blanca. ¿Y qué es lo que más y lo que menos crece en cuanto a consumo? Tal y como se desprende del informe de EAE, las marcas blancas de congelados (-1,2 puntos), los productos infantiles (-0,2 puntos) y las bebidas alcohólicas (-0,4 puntos) reducen su cuota de mercado en España. Por el contrario, aumenta la de productos de cuidado del hogar (57,8% con un incremento de 0,7 puntos). 

El autor del estudio y profesor de EAE, Pablo Contreras, apunta que las “MDD siguen jugando un papel relevante a la hora de elegir un punto de venta, la diferencia de precios respecto a marcas de fabricante y la apuesta de la distribución por sus marcas; democratización de productos con el uso de marcas fantasmas y ampliación de la oferta disponible”.

Las marcas blancas suelen ser más baratas, pero ¿esto implica que tengan también menor calidad? José A. Rodríguez lo tiene claro: “La calidad de los productos de marca blanca varía, como también lo hace la de los productos líder. ¿Acaso la calidad de la leche Pascual, Asturiana y Puleva, todas ellas marcas líderes, es la misma?”

“Incluso cuando hay diferencia de calidad entre un producto de marca blanca y otro de marca líder (que la hay muchas veces) nos hemos de preguntar: ¿merece la pena pagar un 40% menos por un 10% menos de calidad?”, concluye Rodríguez.

En este articulo: Producto financiero Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando