elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

¿Cuánto te puede costar cancelar tus deudas?

Según los datos del INE, el importe medio de las hipotecas en España ronda los 130.000 euros.

¿Cuánto te puede costar cancelar tus deudas?

Pixabay

Tu Bolsillo

AHORRO

Marta Gracia

Marta Gracia

Cuando a una persona con hipoteca o con un préstamo le preguntas qué haría si le tocase la lotería, muchos de ellos contestan que cancelar sus deudas, es decir, no deber nada a nadie. Es uno de los sueños de los españoles. Pero cuando llega el momento de pagar todo lo que se debe hay que hacerse algunas preguntas, la más importante es que ¿cuánto te puede costar cancelar tus deudas?

Rubén Sánchez, portavoz de Facua, señala que “toda la deuda que se elimine es ahorro” y especifica que no solo porque ya no tienes la deuda, sino también porque se eliminan los intereses. Pero recomienda que “hay que medir préstamo a préstamo si la eliminación de la deuda total o parcial representa una penalización desproporcionada para que nos merezca la pena”.

Moody’s ha alertado en un informe sobre España de l a situación de endeudamiento de los hogares y señala, en el caso de España, que el rápido crecimiento de la deuda no hipotecaria, principalmente por el auge de los créditos al consumo, coloca a las familias en una posición de mayor "vulnerabilidad" si no se produce un aumento de los ingresos.

El portavoz de Facua apunta que cada perfil de endeudado tiene que mirar su situación, “pero mi opinión es que ojalá vivamos lo menos endeudados posible”. Asimismo, advierte que hay que tener en cuenta que no siempre es bueno pedir un préstamo para irnos de vacaciones porque “si no nos vamos de vacaciones es porque no llegas a fin de mes y sino llegas cómo vas a pagar un préstamo más”.

CANCELACIÓN DE LA HIPOTECA

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que son de noviembre de 2018, el importe medio de la hipoteca es de 130.651 euros, con un aumento del 5,5%. El dinero que cuesta cancelar una hipoteca es variado y depende del dinero que se pidió prestado en un primer momento, pero puede variar entre 300 y 1.000 euros todo el proceso (notario, registro de la propiedad, comisiones…).

Hay que tener en cuenta una serie de condiciones para cancelar la deuda. Porque una cosa es tener a cero la deuda y otra cancelar la hipoteca que está inscrita en el Registro de la Propiedad. No pasa nada por no cancelar la hipoteca, después de pagada, en el registro, ya que se cancela automáticamente, pero después de 21 años. Por eso, es importante cancelarla cuando la tengas a cero, aunque no es obligatorio.

“El problema llega cuando a lo mejor quieres vender la casa y ven que hay una hipoteca sobre ella, aunque esté pagada y le presentes el documento del banco, ellos se pueden fiar del registro”, apuntan desde ClicPiso. Y añaden que se debería cancelar si la intención es vender la casa o pedir una segunda hipoteca. Si se quiere cancelar la hipoteca hay que ponerse en contacto con el banco, el notario y el Registro de la Propiedad.

Primero deberás ponerte en contacto con el banco que te concedió la hipoteca, ya que éste debe preparar un certificado de deuda cero. El siguiente paso para cancelar la hipoteca es que lleves el documento al notario que tú quieras y le comuniques los datos de la hipoteca, el importe de la misma y la responsabilidad hipotecaria.

Los gastos que conlleva la cancelación es la llamada “comisión de cancelación”: esto dependerá de lo que hayas pactado con el banco en la escritura de constitución de hipoteca. “Tiene que estar en la escritura firmada, el banco no puede cargarte una comisión no escrita en el documento que se firmó”, apunta Rubén Sánchez. Hay que añadir el coste de tu cancelación de hipoteca: aquí se recogen los gastos de los servicios de notaría y los del Registro de la Propiedad. Estos pagos pueden llegar a los 500 euros.

CANCELACIÓN DEL PRÉSTAMO

La diferencia entre el préstamo personal o de consumo y la hipoteca es el tiempo y la cantidad concedida. Cuando se firma un préstamo se negocia el plazo de devolución del dinero, que puede ser de unos pocos meses o de varios años. Según apuntan desde HelpMyCash, es importante tener en cuenta que un plazo muy extenso rebaja el importe de las cuotas y las hace más asequibles, pero aumenta los intereses. Por el contrario, un plazo de amortización corto aumenta el importe de las cuotas, pero rebaja los intereses, por lo que al final se paga menos. Si queremos quitarnos la deuda lo antes posible, lo mejor es pagar la cuota más elevada que podamos.

Sin embargo, en el caso de los préstamos también hay que negociar que aunque se marque un plazo, el cliente puede que quiera reembolsar el capital anticipadamente para cancelar la deuda lo antes posible. Las entidades especifican en sus condiciones una comisión para estos casos. Normalmente, si el plazo de devolución pendiente es superior a un año, la comisión sobre el capital anticipado es del 1%, mientras que si es inferior, es del 0,5%. Otras entidades, por el contrario, no aplican ningún tipo de gasto extra. Lo ideal, sin duda, es que los préstamos no tengan comisión por cancelación anticipada, pero si no tenemos esa suerte y nuestro préstamo la incluye, hay que analizar antes qué sale más a cuenta.

En este articulo: Producto financiero Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando