elPeriódico economía

Domingo, 26 de mayo del 2019

Economyz

Consejos para afrontar la nueva crisis económica que dicen que viene

Analizamos si finalmente será el 2020 el año en que nos alcance de lleno

Algunos expertos aseguran que será dentro de dos años cuando la economía mundial entre en una nueva crisis.

Algunos expertos aseguran que será dentro de dos años cuando la economía mundial entre en una nueva crisis. // Unsplash

Tu Bolsillo

MÁS VALE PREVENIR

nieves-ruiz-bn

Nieves Ruiz

“Se avecinan tormentas” en la economía mundial. Así lo sentenciaba el pasado mes de octubre el economista Jefe del FMI, Maurice Obstfeld cuando hizo públicas las últimas previsiones de la institución. Esta frase hizo saltar todas las alarmas poniendo el foco de atención en una fecha concreta: El año 2020.

Algunos expertos aseguran que será dentro de dos años cuando la economía mundial cambiará de signo y comenzará a mostrar síntomas de debilidad. Malos augurios que llegan cuando todavía seguimos sacudiendo el polvo que nos dejó en los bolsillos la última recesión económica.

La institución financiera ha reducido su previsión del crecimiento de la economía mundial para este año y el próximo en dos décimas hasta un 3,7%. Las previsiones de la OCDE para nuestro país tampoco son halagüeñas: recorta en dos décimas nuestro crecimiento para este año y el próximo hasta el 2,6% y el 2,2% respectivamente. Pero un frenazo en el crecimiento de las economías no siempre significa que la crisis llame a nuestra puerta. Los expertos consideran que tienen que darse más elementos para que el caldo de cultivo comience su proceso de ebullición.

Juan Pedro Aznar, profesor del departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad de ESADE considera que “el detonante se inicia cuando la debilidad del crecimiento económico viene añadida de desequilibrios macroeconómicos. En la última recesión todo el mundo apuntaba a que la primera señal fue la quiebra del gigante financiero Lehman Brothers, pero la verdad es que ya se habían producido varios elementos que indicaban desequilibrios financieros”.

En la actualidad uno de estos elementos es la política proteccionista de Trump frente a las exportaciones de los productos de China. Todos los datos apuntan a que el gigante asiático se enfrenta a una enorme burbuja de deuda. Si a esto le añadimos las trabas impuestas a su comercio, se está generando una bomba de relojería para China que puede explotar en cualquier momento.

Hay analistas que comparan la situación actual con la que había entre las dos guerras mundiales. “El gran problema no es que Trump aplique aranceles, sino que Europa se defienda y contraataque aplicándolos también, y que China reaccione apuntando al talón de aquiles de Estados Unidos”.

En Europa, el brexit también puede pasar factura. Según Juan Pedro “Reino Unido tiene buenos datos económicos y una tasa de paro baja, pero cuenta con un amplio volumen de empleo precario y la desigualdad de la renta al final siempre influye. En un mundo en que hay tanta interconexión el hecho de que cada uno mire a sus intereses nos afecta a todos”.

La difícil situación que atraviesan las economías de los países emergentes, son también otro motor de combustión. “Hasta el momento las emergentes han ido tirando de la economía mundial. Han recibido flujos financieros en dólares y se están encontrando con una significativa reducción de los flujos de inversión”.

¿En España estamos preparados para afrontar una nueva crisis?

Los expertos creen que a pesar de haber aprendido de los errores de la última recesión, no estamos preparados para hacer frente a una nueva crisis. Las economías que caminarán en la cuerda floja serán la de China, por su volumen de deuda y su dependencia de las exportaciones, las emergentes por su fuerte dependencia a la evolución de los los tipos de interés y del dólar, y los países de Europa que tuvieron que ser rescatados en la anterior crisis como EspañaItalia y Grecia.

En España tenemos un problema de déficit a pesar de que hemos crecido económicamente. “El PIB crece pero la deuda nominal también. Si se produjera una crisis fuerte tendríamos muy poca capacidad porque estamos muy endeudados. Sobreviviríamos, pero estaríamos a merced de que el BCE quiera seguir ayudándonos. El sector público español no tiene capacidad por sí mismo para ejercitar las balanzas fiscales, estimular la economía y reducir impuestos. Además contamos con un Gobierno en minoría que tiene pocos apoyos para aplicar nuevas medidas de política fiscal”.

Rui da Mota Guedes, analista de mercados de AFI cree por su parte que todavía tendremos unos años más de respiro “Los desequilibrios que dan las voces de alarma, como que el consumo suba muy rápido o que haya señales de apalancamiento en el sector financiero, no están ahí. Creemos que todavía este ciclo tendrá más años buenos para darnos, así que no creo que entremos en recesión en 2020. Lo que hay es más bien un problema de preocupación”.

Habrá que esperar a los próximos meses y a los nuevos datos macroeconómicos para ver si estos augurios de crisis se convierten en realidad. Mientras tanto, es mejor prevenir que lamentar y hacer lo que esté en nuestra mano para prepararnos. Juan Pedro Aznar lo tiene claro: es necesario ahorrar para tener un buen colchón. “Es importante también diversificar las inversiones y vigilar la exposición a la renta de tipo variable que es muy sensible a los cambios en el ciclo económico”. Además podemos añadir estos consejos para contraatacar a la crisis que venga:

En este articulo: Educación financiera Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando