Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

StartupGraveyard, el cementerio de las startups que te permite conocer por qué murieron y aprender de sus errores

En la web cada empresa emergente que fracasó está representada por un ataúd con su logo y debes abrirlo para conocer qué fallos cometió y por qué acabó sus días.

Imagen del cementerio de startups de StartupGraveyard

Imagen del cementerio de startups de StartupGraveyard // StartupGraveyard

Startups

STARTUPS

Alberto Payo

Alberto Payo

El ecosistema de las startups se hace notar en los medios de comunicación en muchas ocasiones por las rondas de financiación que cierran sus empresas, las astronómicas valoraciones que alcanzan o los elevados exits al venderse a otros gigantes. El discurso que compramos es el del éxito y el de la riqueza. 

Sin embargo, los emprendedores las pasan canutas y la mayoría de las startups acaban fracasando. La consultora CB Insights afirma, según sus propios datos, que el 70% de las compañías tecnológicas fenece en poco tiempo. Lo más común es que lo haga 20 meses después de levantar su primera financiación. 

En el caso de aquellas startups dedicadas al hardware y los productos de consumo, las estadísticas son especialmente altas y el 97% de los proyectos que han recaudado capital semilla o cerrado una campaña de crowdfunding mueren o se quedan en ‘modo zombie’. En este sentido, CB Insights ha elaborado un exhaustivo listado -que actualiza regularmente- con las principales startups del mundo que ‘estiraron la pata’ y detallando por qué metieron la pata. 

También existe otra fórmula de explorar este mundo de errores -normalmente poco conocidos- que resulta más simple y visualmente más atractiva. Hablamos de la web StartupGraveyard, una suerte de cementerio digital en el que se incluyen todas aquellas startups que ya están muertas y enterradas. 

Este sitio es un recurso para que los emprendedores eviten cometer los mismos errores que las startups que la cagaron. Esperamos que este proyecto pueda ayudar a desestigmatizar el fracaso, aumentar la transparencia, crear una comunidad y mejorar la información en el sitio”, comenta el creador de la herramienta. 

No obstante, el impulsor de la página también advierte de que “las compañías son muy complejas y su entierro es, normalmente, el resultado de factores interrelacionados a largo plazo que son casi imposibles de deducir”. 

Cómo pasear por el cementerio de StartupGraveyard

En la página cada una de las empresas que ya pasaron a mejor vida están representadas con un icono en forma de ataúd y su logotipo adornándolo. Quizás en un primer vistazo identifiques las tumbas de algunos servicios bastante usados en su día, como Secret, Grooveshark o Rdio. 

Al pinchar en un féretro éste se abre y en su interior se puede encontrar información sobre dicho proyecto emprendedor: un pequeño pitch en dos líneas su categoría, los años en los que estuvo activo, la ciudad donde se creó, quiénes eran sus co-fundadores, cuántos inversores lo apoyaron y el capital que llegó a recaudar y cifra de rondas cerradas. Algo más abajo también se incluye un apartado donde aparecen todos los que fueron considerados sus competidores de alguna manera. 

Por supuesto, tampoco puede faltar la información que es el verdadero lev motiv de StartupGraveyard: en dicha ficha también se detallan las razones que llevaron a esa startup a irse a pique y que constituyeron sus principales errores

Los motivos del fracaso están acompañados de unos iconos muy llamativos para que sean más identificables a simple vista. Los hay de todo tipo: para expresar problemas legales, choques entre los socios, dificultades en la retención de talento, llegar demasiado tarde, poca aceptación en el mercado, fallos en la adquisición de clientes, problemas de ingeniería o para incorporar nuevas tecnologías, etc. En una misma startup pueden confluir varias de estas fatalidades.

La página también cuenta con un buscador para hacer consultas directamente por nombre y permite echar un ojo por categorías, como analíticas, ecommerce, finanzas, hardware, hospitality, música, publicidad, social o software. 

Cómo añadir un fracaso a la web

Este camposanto del emprendimiento tecnológico tiene mucho terreno y hay espacio de sobra para ‘cavar’ nuevas tumbas. 

Si has fundado tu propia startup y quieres compartir tus fallos con el fin de que otros aprendan de ellos o si conoces algún proyecto que salió mal y quieres que esté listado en la página, tienes la oportunidad de sugerirlo mediante un formulario de Typeform que no te llevará más de 1 minuto completar, al cual han llamado irónicamente ‘informe de autopsia’. 

En este articulo: Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando