Esta startup es capaz de usar la espuma de la cerveza como soporte publicitario por primera vez

Cocuus es una empresa navarra especializada en innovación alimentaria que también ha creado una impresora láser para 'esculpir' en masas, frutas, verduras, carnes o pescados.

Esta startup es capaz de usar la espuma de la cerveza como soporte publicitario por primera vez

Cocuus

Startups

INNOVACIÓN EN LA COCINA

Alberto Payo

Alberto Payo

Hasta la fecha se habían visto impresoras 3D capaces de imprimir con ciertos materiales alimenticios. Incluso hay una startup barcelonesa llamada Natural Machines que ha creado una impresora denominada Foodini que puede producir comidas completas mezclando todos tipo de materias primas que puedan caber por su boquilla.

Sin embargo, el sector gastronómico puede alcanzar un nuevo nivel gracias a una startup navarra que ha materializado varias tecnologías disruptivas. Cocuus se define como un “laboratorio de innovación en alta tecnología aplicada a la gastronomía”. Sus fundadores, Patxi Larumbe y Daniel Rico, vienen del ámbito del mundo industrial, de la mecatrónica, la robótica y los sistemas de láser industriales y llevan dos décadas diseñando impresoras 3D. 

Nosotros fabricamos en las primeras impresoras 3D que se crearon en el mundo. Cuando se perdió la patente de 3D Systems hace 6 o 7 años, que era la empresa para la que trabajamos nosotros, hubo mucha gente que decidió introducirse en el mercado. En nuestro caso decidimos que ese no iba a ser un buen negocio porque iba a haber mucha gente haciendo eso y decidimos abordar el mundo de la gastronomía y la industria agroalimentaria”, cuenta Larumbe. 

Cocuus como tal se creó en 2017 y gracias a toda esa experiencia adquirida la empresa es capaz de diseñar, programar y producir placas electrónicas controladoras propias para los dispositivos que lanzan al mercado. 

La startup navarra ha creado varios productos. El primero de ellos es Laser Glow, una impresora láser capaz de ‘esculpir’ a una velocidad de hasta 200 mm por segundo. A partir de un archivo digital que puede moldear cualquier forma que se desee sobre masas, verduras, carnes y pescados. 

“Hemos cambiado el paradigma de cómo se imprime en 3D. Normalmente se hace por capas y tarda bastante, entre 1 hora y 10 horas en plástico y cuando se hace con alimentos, como se hace con un extrusor y las capas son más gordas, tarda entre 20 minutos 1 hora y media. Nosotros imprimimos en 10 segundos”, asegura el emprendedor. Para crear Laser Glow los impulsores de este proyecto se encerraron durante un año con un equipo de cocina para conocer sus necesidades. 

La velocidad del invento permite muchas posibilidades en todo lo que tiene que ver con el catering, eventos, acontecimientos festivos, personalización, etc. Por ejemplo, una empresa podría o grabar sobre cientos de tapas, aperitivos, etc su logotipo o el motivo que quiera en unos minutos. 

Un anuncio por cada birra

El segundo producto creado por Cocuus es Level-Up, una impresora con tecnología inkjet (de chorro de tinta), pero modificada para que imprima sobre los alimentos. “Con esta máquina lo que hemos hecho ha sido construir la primera tecnología de impresión sobre cervezas del mundo”, destaca Larumbe. “Estamos creando la primera compañía de explotación de marketing de espuma de cerveza. Te parecerá una locura, pero hay 710.000 cervezas que se consumen cada minuto en el mundo y con la espuma ‘libre’ como potencial soporte publicitario”. 

El co-fundador de Cocuus incluso explica cómo habría un sistema de impactos, con tarifas publicitarias que aumentarían a las horas en las que hay mayor consumo de cerveza en un festival, un partido de fútbol, etc. “Además, es un mensaje que no deja indiferente a nadie. Todo el mundo lo fotografía y lo comparte en redes sociales”, apostilla.  

Level-Up funciona usando como su particular tinta colorante alimentario y se puede adaptar también para imprimir sobre cafés, donuts y hasta pimientos del piquillo. La startup ha llegado a modificar estas impresoras inkjet para que pueden imprimir con bacterias -con el fin de acelerar ciertos procesos- o con aromas en lugar del colorante. 

Una tercera línea de investigación que tiene abierta la compañía es la impresión de alimentos 3D para el entorno geriátrico y hospitalario. Esta vía de negocio lleva por objetivo hacer que las comidas propias de estos centros, que pueden ser poco atractivas para los enfermos o ancianos, tengan un mejor aspecto.

“Hay un problema mundial, con millones de personas en el mundo que no pueden masticar correctamente. Algunos tienen carácter permanente y otros, carácter temporal. Se les dan purés y compotas que no son atractivos. Imagínate comer todos los días esto recurrentemente durante años. Al final la comida entra mucho por el ojo y esto produce apatía y falta de apetito”, cuenta José Alfonso García, CEO de la compañía.

Así, Cocuus es capaz de elaborar pures disruptivos solidificados que adoptarían la forma de un filete (en el caso de ser carne), una rodaja de merluza (si están hechos de pescado), una pata de pollo (si llevan este ingrediente), etc.  

Además de hardware la compañía ha desarrollado su propio software con inteligencia artificial que permite a las máquinas hacer todo tipo de cosas y al usuario seleccionar el material, el intervalo, la intensidad, etc.

Modelo de negocio centrado en la venta y el alquiler

La empresa, que tiene entre sus clientes principales a empresas del sector horeca, del catering y de la restauración, obtiene sus ingresos a través de la venta y alquiler de las máquinas y las distintas tecnologías que produce. Además, también comercializa consumibles (cartuchos de colorante en este caso que abarcan entre 800 y 1.200 impresiones). La Level-Up tendría un coste de unos 3.000 euros y el precio de la Laser Glow varía en función del tamaño oscilando entre los 10.000 y los 17.000 euros. 

Cocuus también ofrece prestación de servicios, como el diseño o la asistencia técnica. Recientemente han firmado un acuerdo con el chef Paco Roncero para disponer de las 2 tecnologías en el Casino de la Calle Alcalá de Madrid. 

Hasta la fecha la startup ha obtenido financiación de sus socios, de Sodena (Sociedad de Desarrollo de Navarra) y de distintas entidades financieras. 

En este articulo: Emprendimiento Innovación

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando