Esta startup conecta a las farmacias y entrega medicamentos a domicilio

Luda Farma es una app que permite saber en qué farmacia o farmacias está un medicamento determinado para evitar desplazamientos innecesarios en la cuarentena

Una clienta conversa con una empleada a las puertas de una farmacia del centro de Madrid durante el confinamiento.

Una clienta conversa con una empleada a las puertas de una farmacia del centro de Madrid durante el confinamiento. // David Fernández (EFE)

Startups

EMPRENDEDORES

Alberto Payo

Alberto Payo

El sector farmacéutico ha ido abrazando poco a poco la transformación digital. Sin embargo, este desafío se lidiaba hasta hace no mucho tiempo botica a botica, sin un frente común. Para hacer piña surgió Luda Partners, una startup que ha creado una ‘red neuronal de farmacias’.

“Una red neuronal es un sistema informático en el que cada farmacia es un elemento imprescindible en la conexión entre farmacias, que permite que cada botica haga que toda la red sea más fuerte, más potente. Pero haciendo que cada farmacia en sí también lo sea. Mediante el trabajo de todas farmacias conectadas, cada una pasa a tener a su disposición el resto, y de esta manera puede dar servicio a sus clientes o tener acceso a productos fuera de su catálogo, entre otras ventajas…”, resume uno de los cofundadores del proyecto, Daniel de Carvajal.

“Cuando alguien desde su casa busca un producto determinado en la app, la red de farmacias va a ser capaz de informar cuál es la farmacia de la red más cercana que tiene el producto disponible. De esta manera, se está conectando al cliente con la farmacia con éxito, y dando un servicio que nadie puede dar, ya que no es posible encontrar una tienda, almacén o tienda virtual capaz de mejorar la cercanía que el sistema farmacéutico español posee sin que obligar al paciente a que salga del canal farmacia”, añade.

Durante la crisis del coronavirus la tecnología está jugando un papel esencial. Además, de permitir aunar fuerzas a las boticas para que funcionen como un todo, también está ofreciendo información muy útil a los usuarios para que estos sepan en qué comercios se encuentran los medicamentos que necesitan y evitar desplazamientos necesarios. 

Por otro lado, Luda permite a los ciudadanos pedir sus medicinas a domicilio, lo que supone un servicio fundamental para aquellas personas mayores o con condiciones de salud especiales que no deban salir de casa. Por esto último no cobran un extra. Los productos se venden exactamente al mismo precio que marque la farmacia. “Todo lo asumen los farmacéuticos para dar un mejor servicio y sale de su bolsillo, no del paciente.”, aclara de Carvajal. 

Más seguridad para los profesionales

Las farmacias fueron declaradas junto a los supermercados como uno de los pocos servicios esenciales y que han permanecido abiertas, trabajando sin descanso en las últimas semanas. Eso ha hecho que muchos farmacéuticos se hayan infectado por el coronavirus. “Todos los profesionales del sector se están viendo afectados por el COVID-19, en mayor o menor medida, y están expuestos al contagio. Esto hace que haya en una menor cantidad de profesionales trabajando por estar enfermos, a la vez que hay un mayor problema de desabastecimiento de determinados productos, pero los farmacéuticos dan un servicio muy necesario y esencial, estos días en especial, y debemos cuidarles”, sentencia el emprendedor. 

La aplicación proporciona a los farmacéuticos otra vía distinta a la telefónica para gestionar los pedidos particulares y que es más segura en estos momentos. “Con Luda todo el pedido lo realiza el paciente y le llega al farmacéutico a su ordenador, sin necesidad de coger teléfono, desinfectarlo, quitarse los guantes, lavarse las manos… Con Luda todo se gestiona desde su zona de dispensación”, detalla. 

Otra de las metas de la plataforma sería poner a todos los negocios al mismo nivel. “Con Luda evitamos que solo las farmacias más grandes, con más personal, puedan dar el servicio de entrega a domicilio para que todas lo puedan dar en igualdad de condiciones”, apostilla. 

Antes del confinamiento Luda contaba con más de 1.500 farmacias que se habían sumado a su red. La empresa asegura que, debido a la situación excepcional de cuarentena y a las novedades que han introducido, sí que están notando que “las farmacias adheridas están creciendo el doble de rápido de lo que crecían antes de esta situación”. 

Una red que se expandirá fuera de España

Luda Farma nació de la iniciativa de ADEFARMA (Asociación de Empresarios Farmacéuticos de Madrid) para encontrar una solución al problema del desabastecimiento de medicamentos y productos farmacéuticos y con el objetivo de llevar a cabo una transformación digital desde el propio sector. 

La compañía se financió inicialmente con capital privado y el apoyo económico de muchos farmacéuticos que forman parte de su accionariado. Además, han recibido ayudas estatales y de ENISA.

De cara al futuro la startup cree que “el modelo farmacéutico va a salir muy reforzado, ya que está mostrando un poder de reacción y calidad de servicio muy importantes". No obstante, desde Luda inciden en que no hay que olvidar que “cualquier persona deber tener el mejor servicio posible y en igualdad de condiciones, sin que tenga que ser por una pandemia. Creemos que ese estándar de calidad debe permanecer”, subrayan. 

El co-fundador de Luda Partners reconoce que muchas empresas del sector ya han firmado acuerdos con ellos para usar su motor y adelanta que están planeando la internacionalización de la sociedad, puesto que varios países les han pedido que les den servicio.
 

En este articulo: APPs Empresas Innovación

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando