Esta startup ha creado una máquina que permite desinfectar las cestas y carritos del super

UCE Machines lanzó sus CleanBox para realizar la limpieza de bandejas de los aeropuertos, pero la crisis del coronavirus le ha ofrecido nuevas oportunidades

La máquina de la startup CleanBox fue concebida para desinfectar las bandejas de los aeropuertos, pero con la crisis del coronavirus se ha ampliado su aplicación a las cestas y carritos de los supermercados

La máquina de la startup CleanBox fue concebida para desinfectar las bandejas de los aeropuertos, pero con la crisis del coronavirus se ha ampliado su aplicación a las cestas y carritos de los supermercados // Imagen cedida (CleanBox)

Startups

NUEVOS NEGOCIOS POR LA CRISIS SANITARIA

Alberto Payo

Alberto Payo

El coronavirus ha dejado a muchas startups bastante perjudicadas y con su negocio completamente paralizado. Pero otras han visto como sus ideas o proyectos cobran más sentido que nunca. Es lo que le ha ocurrido a UCE Machines, una empresa española focalizada en la investigación, innovación y desarrollo de máquinas, procesos y artículos destinados a la protección de la salud pública.

La compañía nació hace cuatro años, tras publicarse un estudio realizado por la Universidad de Nottingham y el Instituto de la Salud de Finlandia que analizaba 90 superficies distintas durante tres semanas en un aeropuerto. La investigación revelaba que las bandejas de seguridad son los elementos que suponen el mayor riesgo de contaminación viral. Así que UCE comenzó a crear un aparato llamado CleanBox, una suerte de pequeños ‘túneles de lavado’ para poder realizar la desinfección de estos elementos.

La idea surgió porque sus fundadores tenían experiencia en el sector de la lavandería y habían comprobado la “rudimentaria desinfección” que se hacía de los carritos de los supermercados. Su primera prueba la realizaron en estos objetos esenciales en las grandes superficies, antes de su implementación en los filtros de los aeropuertos. Ahora, con la situación que está provocando el COVID-19 limpiar convenientemente estos accesorios vuelve a estar en su punto de mira. 

“Llevamos tiempo apostando por la prevención, a lo que siempre se nos ha puesto como excusa la no obligatoriedad y ahorro. La pandemia, por desgracia ha obligado que la mentalidad de todos cambie y verdaderamente seamos conscientes en la prevención tanto de los clientes como de los trabajadores”, explica para BYZness Vicente Monzó, cofundador de UCE Machines y CleanBox.

Así funcionan las CleanBox

Las máquinas permiten realizar un exhaustivo lavado de las bandejas o de las cestas en menos de un minuto y garantizando una desinfección que se prolongaría hasta 72 horas. “Se introducen y comienza la fase de limpieza. Seguidamente entre la desinfección y aclarado y, finalmente, centrifugado y secado. Exactamente 44 segundos después las tenemos limpias, desinfectadas y prácticamente secas. Si se requiere un lavado intensivo para bandejas extra sucias el tiempo sería de 90 segundos”, detalla el emprendedor. 

“Con la fusión de CleanBox con productos desinfectantes exclusivos hemos creado un protocolo o sistema único y patentado de limpieza de desinfección y de barrera, dirigido a los focos de transmisión de contaminación hasta ahora descuidados”, añade.

Esta tecnología cuenta con numerosas aplicaciones. En un supermercado también se puede usar para eliminar los virus y bacterias de bandejas de pescado, carne, pan, etc, guantes de corte y todos los utensilios de los de los trabajadores, como cuchillos o tijeras. Asimismo, es posible utilizarla para bandejas de comida de los hospitales y catering de comedores sociales y colegios. 

“Disponemos de varias máquinas que estamos dispuestos a instalar de forma altruista corriendo con todos los costes mientras dure el estado de alarma, en los aeropuertos que el estado o sanidad considere oportunos o necesarios para contribuir a frenar la expansión del virus”, ofrece Monzó. 

Las máquinas se pueden adquirir o alquilar

Pese a la utilidad de su tecnología en estos momentos difíciles, por ahora la startup no cuenta con inversores o financiación externa de ningún tipo. Hasta la fecha la compañía se ha financiado únicamente con fondos propios. El modelo de negocio de UCE es vender sus máquinas o alquilarlas por una cantidad mensual.

Su co-fundador asegura que “el coste en la prevención de la salud no tiene precio y, por poner cifras, el coste de limpieza de una bandeja de un aeropuerto con una duración de tres días en desinfección no llega a un céntimo de euro”.

UCE Machines espera que en el futuro sus CleanBox estén presentes en muchos más espacios públicos. “Podremos ver esta máquina funcionando en todos los puestos de viajeros donde existen contaminaciones cruzadas, como aeropuertos, estaciones del Ave, puestos de seguridad y también en eventos o convenciones, supermercados, centros de catering… Estarán en todos los sitios en donde se requiera una protección al trabajador y al usuario o cliente”, pronostica el emprendedor. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando