¿Cómo ha influido la crisis del coronavirus en los inversores de startups?

Por lo general las firmas de capital riesgo están pidiendo a sus compañías participadas que reduzcan algunos costes y traten de hacer que su caja dure más tiempo

¿Cómo ha influido la crisis del coronavirus en los inversores de startups?

Pixabay

Startups

INVERSIÓN

Alberto Payo

Alberto Payo

El coronavirus y las cuarentenas decretadas ya en numerosos países están sacudiendo la economía de muchas formas, afectando a algunos sectores y negocios que verán paralizada o dificultada su actividad durante las próximas semanas y quizás meses. Y las compañías más jóvenes no escapan a estas consecuencias.

Algunas startups ya han notado los efectos de estas medidas, con una caída importante de sus clientes o ingresos en pocos días. No es ningún secreto que muchas empresas emergentes pueden resultar damnificadas por estas semanas de parón.

Además de quedarse sin liquidez en poco tiempo las startups tendrían otro problema: la relación con los inversores. ¿Qué medidas les están invitando a adoptar las firmas de capital riesgo que forman parte de su capital? ¿Y qué va a pasar con todas esas startups que estaban preparando su próxima ronda de financiación?

Para aportar luz sobre el tema y echar un capote a los fundadores, la aceleradora The Venture City ha organizado una mesa redonda online que ha contado con la participación de Antonio Ruiz Giménez, cofundador y Managing Partner de ATW Partners (basado en Nueva York), Rajeev Singh-Molares, co-fundador en Alma Mundi VC (basado en Seattle), Adrián García Aranyos, presidente global de Endeavor (basado en Nueva York), Paloma Castellano, directora de Wayra Madrid y la propia Laura González- Estéfani, fundadora y CEO de TheVentureCity.

El sentir general de los representantes del venture capital es que estamos atravesando una crisis histórica y que el flujo del dinero va a pararse o a ralentizarse a medio plazo. Así, todos coinciden en que han hablado con los emprendedores de sus startups para que se aprieten el cinturón en la medida de lo posible, aunque han tratado de ver y atender sus necesidades económicas particulares para que puedan seguir operando.

“Como ocurre con todas las crisis va a ser positivo para algunos. Habrá industrias beneficiadas, pero también va a ser un auténtico juego de supervivientes. Las empresas que aguanten el tirón van a tener una adopción masiva. Es cuestión de aguante. Las startups deben estar bien financiadas y contar con un programa de liquidez asociado para ver cómo reducir el consumo de caja”, ha sugerido la directora de Wayra Madrid.

Antonio Ruiz Giménez también coincide en que las compañías emergentes que sepan gestionar bien su liquidez pueden salir reforzadas. “Si antes 1 millón de dólares te duraba seis meses, ahora debe durarte 12. Los emprendedores tienen que estar preparados”, apostilla.

El cofundador de ATW Partners revela que, en su caso, están “trabajando con toda la cartera para garantizar la caja”. También cuenta que “obviamente, en momentos de crisis no vamos a dar dinero sin pedir nada a cambio. Por ello estamos planteando planes de reestructuración o ahorro de costes. Hemos revisitado absolutamente todos los presupuestos de nuestras empresas”.

Laura González- Estéfani ha puesto sobre la mesa una cuestión muy importante. La CEO de TheVentureCity señala que algunos fundadores de startups con una larga trayectoria ya han sufrido en sus carnes otras crisis, como la de la burbuja de las puntocom y la de la crisis económica de 2008. Sin embargo, para muchos emprendedores jóvenes “esta es la primera vez viven una crisis así y hay que educarlos”. Además, aconseja “ser claros, no hacerlos perder el tiempo y explicarlos en qué sectores estamos invirtiendo ahora”.

González- Estéfani ha explicado que el problema de que el flujo del capital no circule de manera tan fluida no se debe a un capricho suyo. “Pocas veces los emprendedores son conscientes de que nosotros también somos emprendedores y levantamos capital para financiar a las startups. Para lanzar fondos, como en nuestro caso, nos están diciendo que el venture capital puede llegarnos más tarde. De 18 meses puede pasarse a 24”, señala.

Las rondas de financiación inminentes no corren peligro

Las firmas de capital riesgo que han participado en el coloquio coinciden en que están remando para que sus participadas que estaban a punto de cerrar una ronda de financiación puedan consumarla. “Estamos mirando el portfolio detenidamente y hablando con todos los emprendedores. Y estamos tratando de acelerar todo lo que podemos la captación de capital de aquellas compañías inmersas en rondas”, asegura Castellano.

Para Singh-Molares es necesario asegurar estas operaciones y hacerlo pronto. “Como fondo estamos en una cadena de valor. Todavía no hemos llegado a las llamadas en las que se puede congelar el dinero para los fondos. Hay que despegar el capital, no hay que dejarlo en los bancos. Donde ya tenemos inversiones vamos a seguir ayudando, pero las nuevas se paralizarán”.

Ante esta situación difícil los inversores recomiendan a los emprendedores que sean transparentes y “no se hagan los fuertes”. “Ponte delante del toro y habla con nosotros. Di si te está yendo mal, porque así sabremos cómo podremos ayudarte a mejorar. Se valora la sinceridad… la verdad siempre te va a llevar a un buen lugar”, insiste Ruiz.

Cada uno cuenta la feria según le va

La CEO de TheVentureCity expone cómo en EE.UU se están dando dos tipos de comportamientos extremos entre los inversores. Un polo sería el de los fondos americanos que, en situaciones de crisis, como esta, apuestan incluso más fuerte por algunos proyectos con el fin de que esa startup se convierta en “incumbente”, en la líder de su sector. “La estrategia es que si en su cartera cuentan con un número 2 llegue a ser el 1 porque su rival no tenga liquidez por la complicada situación”.

Otro polo en EE.UU sería el de esos inversores que entran en pánico o lo perciben como un auténtico fin del mundo, cerrando el grifo por completo. “Entre el venture capital americano hay más extremos. Estoy viendo poca gente sensata o cautelosa como los inversores españoles. No podemos frenar en seco. Lo peor que podría pasarnos es quedarnos sin la genialidad e los emprendedores, que son lo mejor de este país”, afirma.

Para Ruiz toda la situación cambia según el país. “En Italia y Japón llevan semanas viviendo esto. Malasia acaba de entrar en estado de alarma ahora. En cuanto a los emprendedores de África, ellos no están viendo tanto problema, porque a ellos el coronavirus no les está afectando nada y creen que la crisis va con otros. Depende de cada lugar…. y de cada sector en particular. Todas las compañías que tengan que ver con turismo lo están pasando mal, pero a las empresas de elearning les va bien. Puedes hablar con alguien de otro país al que le está yendo muy bien o muy mal”, expone.

La prudencia es la mejor receta

González-Estéfani aconseja a los fundadores ser prudentes, no dejarse llevar por la psicosis en las próximas semanas. “No toméis ni una sola decisión refutada por data”, indica. En este sentido, también les llama a no aceptar a cualquier inversor durante la crisis solo por el miedo a no conseguir dinero.

“Habrá muchas aves rapiñeras… que se intentarán aprovechar de la situación. Una cosa es que todo vaya más despacio y la otra es el listo de turno. Apelo al coraje de los emprendedores para saber decir que no, a que no acepten condiciones a cambio de capital que a la larga solo les van a ahogar”. A la fundadora de TheVentureCity también le preocupa proteger la ética de su profesión y que “empiece a florecer la mediocridad” en el capital riesgo.

Además, invita a los emprendedores a mandarles presentaciones, aprovechando que están en casa y tienen más tiempo para verlas. De la misma opinión es el cofundador de ATW. “Estoy encerrado en casa, me gustaría tirarme por la ventana y estaré encantado de recibir propuestas para entretenerme. Ahora es el momento donde los atrevidos van a salir adelante”, concluye.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando