Esta startup española ayuda a los hombres a cuidar su salud sexual y 'durar más en la cama'

MyHixel cuenta con un método científico y gamificado que permite `controlar¿ el clímax en tan solo 10 semanas usando un dispositivo y una aplicación móvil

Dispositivo MyHixel en su caja.

Dispositivo MyHixel en su caja. // Imagen cedida (MyHixel)

Startups

myhixel

Alberto Payo

Alberto Payo

2019 ha sido el año del Satisfyer y, lo que es más importante, la consolidación de que la salud sexual femenina está dejando de ser un tabú y poco a poco se empieza a convertir en un negocio. El dispositivo fue uno de los productos más vendidos en Amazon durante el ejercicio. Además, por primera vez, el CES de Las Vegas -la feria de electrónica de consumo más importante del mundo- incluyó como categoría la de los juguetes sexuales.

Lo cierto es que durante los últimos años han comenzado a surgir muchas empresas relacionadas con el bienestar sexual femenino, pero no parece haber ocurrido lo mismo cuando nos referimos a la salud sexual masculina. 

Resulta difícil encontrar una marca especializada en el hombre. MyHixel surgió con el propósito de atender esa necesidad” cuenta para BYZness Patricia López Trabajo, CEO y fundadora de la startup. La empresa nació a finales de 2017, tiene su sede en Sevilla y su objetivo es “es mejorar las relaciones íntimas gracias al control eyaculatorio, de manera natural y sin efectos secundarios”. Según asevera, “existen muy pocas startups en el mundo enfocadas en este tema”.

La compañía ofrece dos programas completos. El primero de ellos es MyHixel MED, que está indicado para los hombres que sufren eyaculación precoz o poco control sobre su eyaculación (en menos de 3 minutos), los cuales buscan durar más en la cama. El segundo, denominado MyHixel TR, es para hombres que desean “adquirir unas habilidades motoras específicas” y alcanzar un nuevo nivel en sus relaciones. “El método de Myhixel está orientado a que el hombre tome el control de su eyaculación, algo que hace que nuestra propuesta sea interesante para cualquier tipo de hombre”, señala la emprendedora. 

Un vibrador que va conectado a una app

Los usuarios deben descargar una aplicación móvil llamada MyHixel Play, que contiene uno de estos programas y que está disponible para iOS y Android. El software va conectado a un dispositivo denominado MyHixel I, donde el usuario debe introducir su pene.

“Las actividades que encontrará el usuario en la aplicación le permiten adquirir un control progresivo de los mecanismos implicados en la eyaculación, aprendiendo a conocer cómo reacciona su cuerpo durante el proceso eyaculatorio, mientras que el hombre disfruta masturbándose. Simulando un contexto espacial, que hace la experiencia más lúdica y fácil de seguir, cada actividad es desarrollada de manera sencilla y didáctica con videos y textos explicativos”, detalla López.

El programa completo tiene una duración de unas 10 semanas de media, con una frecuencia deseada de uso de 3 veces por semana. La empresa asegura que todo el proceso se lleva a cabo desde la privacidad de su teléfono o tablet y “con la garantía total de la confidencialidad, anonimato y seguridad de los datos” que maneja la aplicación. 

Preparando una ronda de financiación internacional

MyHixel ha cerrado hasta ahora varias rondas de financiación, consiguiendo en total unos fondos que se elevarían a 700.000 euros. En este momento la empresa está planteando cerrar una nueva operación para obtener capital riesgo y en este caso espera recibir inversores internacionales. No obstante, su consejera delegada comenta que cuentan con ingresos recurrentes por ventas desde junio del año pasado. 

Su modelo de negocio está basado en las ventas directas de sus dos programas, los cuales se ofrecen en packs junto al dispositivo. La startup también ofrece consultas online en su plataforma y comercializa otros accesorios. 

Además de vender sus soluciones mediante su página web la empresa ha comenzado a abrirse a otros canales de distribución en sectores como la salud, la tecnología o los productos íntimos. Así, MyHixel ya se vende en sitios como farmacias online, consultas de sexólogos o urólogos, grandes superficies, ecommerces de productos para el bienestar sexual, etc. 

A día de hoy la startup hispalense ha atendido a unos 1.500 usuarios. Sus principales clientes son españoles, estadounidenses y alemanes, aunque también proceden de países de Sudamérica, como Chile, México, Colombia y Argentina. 

Los siguientes pasos de MyHixel pasan por ampliar sus servicios para cubrir otras necesidades dentro del mismo campo. “Ya estamos trabajando en nuevas investigaciones científicas para el desarrollo de alternativas a otros intereses y preocupaciones de los hombres, como la eyaculación retardada o programas en pareja, entre otras”, revela López. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando