elPeriódico economía

Jueves, 14 de noviembre del 2019

Economyz

"Los productos y servicios digitales no son gratis, los pagamos con nuestros datos"

La información personal se ha convertido en uno de los bienes más preciados para las empresas y hasta ahora los conseguían sin que te dieses cuenta. Hablamos con Mydatamood, la primera plataforma que permite a usuarios vender sus datos

"Los productos y servicios digitales no son gratis, los pagamos con nuestros datos"

Mydatamood

Startups

BIG DATA

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

Abrirse una cuenta en una red social completamente gratis, participar en un sorteo o suscribirse a algún servicio web sin tener que pagar nada. 

Para ello, simplemente tendrás que rellenar un cuestionario, con tu nombre, apellidos, domicilio, DNI, teléfono móvil y en ocasiones gustos o prioridades. Parece inofensivo ¿verdad?

En realidad, el precio de estos productos o servicios son tus datos e información personal, un negocio que moverá en Europa más de 730.000 millones de euros en 2020.

“Nos hemos acostumbrado a que el producto seamos nosotros, nos encanta tener a nuestra disposición productos y servicios gratuitos que en realidad no lo son, los pagamos con nuestros datos”. 

Así lo explica en una entrevista a BYZness Dany Bertolín, director de Marketing de Mydatamood, una plataforma que permite conectar a empresas y usuarios y que éstos últimos puedan compartir sus datos con las primeras monetizándolos.

“Hasta que no han ocurrido escándalos de venta de datos como el de Facebook, los usuarios no eran consciente del valor que tenía esta información personal” señala Bertolín, quien añade que “es ahora cuando se están dando cuenta que las empresas se están lucrando con un activo que es de cada uno, además de comenzar a preocuparse por el uso final de estos datos”.

Los hábitos de consumo, el dato más preciado de las compañías

Principalmente dirigidos a un fin comercial y de publicidad, las compañías compran los datos a precios bastante elevados, sobre todo aquellos que son transaccionales, económicos y que ofrecen información de hábitos de consumo

Junto con los datos de navegación, este tipo de información es usada para entender gustos o preferencias de compra y así, segmentar mejor el público al que van dirigido. Es por esto, apunta Bertolín, “por lo que Amazon tiene tanto poder en el negocio ya que cuenta con una información espectacular de todos sus clientes y usuarios”.

Las consecuencias son más serias de lo que parecen

Con todo esto, parece que lo que nos puede llegar a preocupar es el lucro de las empresas con algo nuestro o el no saber a qué finalidad los destinan, pero la realidad es que no somos conscientes de la cantidad de problemas que nos puede llegar a traer dar nuestros datos “tan a la ligera”, hace hincapié el director de Marketing de la plataforma.

El encarecimiento de seguros, la manipulación de la información política o de las noticias que recibimos, poder perjudicar los procesos de selección laboral e incluso, las aerolíneas nos pueden añadir a la lista de los afectados por overbooking en función de nuestra probabilidad de denunciarlas; son algunos de los resultados. 

En este sentido, Sabina Guaylupo, especialista en privacidad y GDPR (Reglamento General de Protección de Datos), advierte que es “imposible” proteger del todo nuestros datos y la única solución al respecto es no registrarse, no aceptar cookies de webs, así como leerse bien los términos y condiciones antes de aceptarlos. 

“El futuro pasa porque los usuarios nos involucremos mucho más por la economía del dato  porque ahora parece que solamente está en ,manos de las empresas y sobre todo de cuatro grandes compañías que son las que marcan las reglas y las pautas de cómo funcionar”, denuncia Guaylupo, quien cree que son los usuarios quienes deben empezar a “cambiar las reglas del juego, que nos tengan en cuenta y no nos roben los datos, sino que nosotros podamos controlar a quién se los damos”.

La startup que permite monetizar tus datos y elegir quién los usa

Esta elección es una de las finalidades de Mydatamood que tiene como servicio el derecho a la privacidad y te permite pedir a las empresas qué datos tienen, para qué los utilizan, en qué algoritmos….

Por otro lado, ofrece otro servicio con el que el cliente puede decir qué datos comparte y cuáles no, con qué empresa quiere hacerlo y reciben un beneficio económico. 

Así lo explica la María Adelina Lucas-Torres, CEO de Mydatamood, quien especifica que son los clientes lo que tienen que acotar la transparencia ya que “al igual que deciden con quién, cuándo y qué tipo de datos compartir; también pueden elegir cuando dejar de hacerlo”.

Con solo dos meses de vida, esta startup está presente en España aunque ve cabida en el resto de países que estén bajo el Reglamento General de Protección de Datos.

En este articulo: Big Data Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando