8 consejos para realizar una compra más sostenible

Optar por productos de comercio justo o de proximidad, reducir plásticos y luchar contra el desperdicio alimentario puede contribuir a mejorar las condiciones del entorno y el planeta, advierten desde la OCU

8 consejos para realizar una compra más sostenible

Pixabay

Sostenibles

CONSUMO RESPONSABLE

BYZness

Redacción BYZness

Los hábitos de los consumidores y las decisiones de compra influyen en el mercado. La OCU lo viene advirtiendo: si muchos consumidores toman decisiones de compra sostenible y según criterios más cuidadosos con el medio ambiente, las empresas priorizarán la fabricación de sus productos bajo estos estándares demandados. 

Con este marco de fondo, OCU ha puesto en marcha la campaña #cambiatealverde, que pretende animar a participar a la población para dar ese primer paso hacia un consumo más sostenible

“Más allá de influir en el mercado, también los hábitos de los consumidores (compras, consumo de agua, de energía, la movilidad o las relaciones sociales) tienen un claro impacto en el mundo en que vivimos”, señalan fuentes de esta organización.

CONSUMO SOSTENIBLE

Con estas premisas, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado un listado con las pistas para realizar una compra más sostenible y contribuir a cuidar del medio ambiente: 

  1. Llevar bolsas propias a la compra, bien sean reutilizables de tela, bien un carro de la compra o una mochila.
  2. Comprar a granel, ya que disminuyen el impacto de los envases. Según apuntan desde la OCU, a granel las caducidades pueden ser más cortas y el alimento debe conservarse tras la compra de forma adecuada para evitar problemas.
  3. Siempre que sea posible, elegir productos que no lleven tantos envases (o plásticos). Es mejor elegir productos que estén envasados en material reciclable (cartón, vidrio, plástico compostable) o, al menos, que contenga la menor cantidad posible de material. 
  4. Comparar precios. OCU ha comprobado que a pesar de que en principio ahorra materiales y procesos, la venta a granel no siempre es la opción más barata.
  5. Consumir productos de proximidad y de temporada, lo que disminuye el impacto ambiental, además de tener beneficios sociales y económicos en la región.
  6. Optar por el comercio justo en aquellos productos que no son locales (café, té, cacao...). 
  7. Reutilizar los envases en la medida de lo posible. También podemos llevar los nuestros a la compra.
  8. Evitar el desperdicio alimentario. Lo menos sostenible es tirar comida, según alerta la OCU. De ahí que sea conveniente comprar las cantidades justas que se vayan a consumir, conservar adecuadamente los alimentos y tener en cuenta las fechas de caducidad y consumo preferente.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando