Qué es el 'Sello Social' y a qué empresas se va a conceder

Ingreso Mínimo Vital para las personas y Sello Social para las empresas. Este distintivo busca incentivar a las empresas a ayudar a aquellas personas que perciban esta prestación, ya sea a través de un empleo o mediante formaciones

El Sello Social es un distintivo para las empresas que tengan un compromiso social.

El Sello Social es un distintivo para las empresas que tengan un compromiso social. // Pixabay

Sostenibles

PROTECCIÓN SOCIAL

nora-benito-bn

Nora Benito

El Ingreso Mínimo Vital ya se puede solicitar desde ayer. Esta prestación no contributiva de la Seguridad Social garantiza unos ingresos mínimos y tiene por objetivo atajar la pobreza extrema en nuestro país.

En total, se proporcionará ayuda a 2,3 millones de personas en más de 850.000 hogares, según las estimaciones. En nuestro país, más del 26% de los menores de 16 años viven en hogares con ingresos inferiores al umbral de la pobreza, una situación peor en familias monoparentales, según datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística.

El objetivo de este Ingreso Mínimo Vital, cuya implantación supondrá un coste para el estado de unos 3.000 millones, es ofrecer cobertura a las personas que se encuentran en situación de pobreza severa en nuestro país.

Uno de los fines de esta prestación es servir como palanca en ese momento transitorio hacia la incorporación al mundo laboral. De ahí que para poder beneficiarse del IMV, los receptores tienen que cumplir una serie de itinerarios laborales o de inclusión.

EL SELLO SOCIAL PARA EMPRESAS

Pero además de otorgar esta prestación a las personas, también se concederá un Sello Social a aquellas empresas que ayuden a estos colectivos, en una tentativa de implicación en este ámbito del sector privado.

Según explica a BYZness Javier de la Nava, profesor de macroeconomía CEF-UDIMA y experto en el campo de lo social, “el intento del legislador es establecer una coparticipación con el sector privado en esos itinerarios de inclusión y lo hace a través de este Sello de Inclusión Social, que no deja de ser una acreditación para registrar a todas aquellas empresas que ofrezcan oportunidades de empleo y formación a las personas que estén recibiendo ese ingreso mínimo vital”.

¿Y en qué consiste exactamente? El Sello Social es un distintivo para las empresas que tengan un compromiso social, un incentivo para aquellas compañías que ayuden a estos colectivos a incorporarse al mercado laboral, tanto con un empleo como a través de formación. En concreto, esta acreditación se dispensará a las empresas que ayuden a personas con el Ingreso Mínimo Vital.

PENDIENTE DE REGULACIÓN

No obstante, aún está pendiente su regulación. “Una vez que está establecido este real decreto, falta el desarrollo reglamentario, algo que puede dilatarse en el tiempo”, indica el profesor de CEF-UDIMA. “El decreto establece que se va a crear un consejo consultivo del Ingreso Mínimo Vital que va a defender planteamientos o políticas en este ámbito y habrá un comité de seguimiento. Se prevé que, en todo ese proceso de regulación reglamentaria, las empresas que quieran obtener este Sello Social serán analizadas por el consejo consultivo y por el comité de seguimiento”, añade.

¿Y qué implica este Sello de Inclusión Social para las empresas? ¿Ofrece algún tipo de beneficio? Aunque todavía está pendiente de ser establecido, este profesor augura algún tipo de ayuda en cuanto a cotizaciones por impuestos o incluso que a la hora de contratar con el sector público las empresas que tengan este distintivo puedan tener algún tipo de beneficio. “Es semejante a lo que en estos momentos se produce con las empresas que tengan reconocidos sellos de estar facilitando empleo a personas con discapacidad, que a la hora de contratar con el sector público tienen pequeñas ventajas”, concluye Javier de la Nava.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando