Compras de proximidad, ¿afectadas o beneficiadas por el coronavirus?

El comercio de proximidad, que favorece el emprendimiento y la economía local, antes de la crisis del coronavirus ya vivía un momento de reestructuración. Con la crisis del coronvirus también se ha visto impactado

El comercio de proximidad favorece el empleo y el emprendimiento local.

El comercio de proximidad favorece el empleo y el emprendimiento local. // EFE/ Manuel Bruque

Sostenibles

CRISIS COVID-19

nora-benito-bn

Nora Benito

El comercio de proximidad, que antes de la crisis del coronavirus ya vivía un momento de reestructuración, se ha visto también impactado por esta nueva situación. La limitación de movimiento y su cercanía, el aumento del teletrabajo y la necesidad de consumir productos frescos durante la pandemia -cerrando alternativas como bares o restaurantes- son algunos de los factores que han aupado a las tiendas de barrio.

Las compras de proximidad favorecen la economía, el empleo y el emprendimiento local y se caracterizan, por lo general, por una atención más personalizada, un asesoramiento más cercano y más seguridad en los clientes. Además, en ellas, la confianza del consumidor por los productos que adquieren juega un papel clave.

El coronavirus ha tenido muchos efectos sobre el consumo. Hemos hecho menos compras, pero de más cantidad, y nos hemos pasado al comercio online. Y en este contexto, las compras de proximidad se han visto sacudidas. Según el barómetro ‘Consumo y compra dentro y fuera del hogar’, publicado por AECOC Shopperview en colaboración con la agencia 40dB, en un escenario post COVID-19, además de la contención del gasto, una vez pasado el confinamiento, los precios cobrarán más importancia para el 61,3% de los consumidores, mientras que un 58,9% buscará productos de proximidad.

El jefe de estudios del área de Marketing y Dirección de Empresas del Grupo CEF.-UDIMA, Santiago Hernández Hernández, defiende que la compra de proximidad se ha visto beneficiada por el coronavirus. En concreto, por dos motivos: por un lado, porque los gastos como la alimentación, que se realizan en mercados o supermercados no son prescindibles. “Esto ha llevado indefectiblemente a un incremento en la cesta de la compra, que se tiene que cubrir necesariamente en mercados y tiendas de proximidad o en supermercados”, recalca. 

Y, por otro lado, el hecho de contar con más tiempo para hacer la compra: “Normalmente hay consumidores que no se deciden a comprar en este tipo de establecimientos debido a la falta de tiempo para ir de puesto en puesto”, argumenta, al tiempo que añade que “la flexibilidad que ha aportado la implantación del teletrabajo en el mejor de los casos, y la carencia total de trabajo en el peor de ellos, ha acercado a muchos clientes hacia los mercados de siempre, y probablemente muchos de ellos lo prefieran a partir de ahora”.

INICIATIVAS DE PROXIMIDAD 

En medio de este escenario han surgido distintas iniciativas de apoyo al comercio de proximidad y los productos km 0. Una de ellas es Mercado local, una plataforma promovida por Tablondeanuncios.com de compraventa de productos locales que pone en contacto a productores y consumidores sin intermediarios.

“Creemos que de esta crisis va a salir un consumidor más comprometido con la economía local, más exigente con la calidad de los productos que consume: frutas, verduras, huevos, etcétera”, explica a BYZness el fundador de Tablondeanuncios.com y creador de Mercado Local, Rafael López. Además de promover la economía local, este proyecto también busca dar oportunidades a los pequeños productores.

Con apenas dos semanas funcionado, ya cuentan con pequeños agricultores y granjeros de casi todas partes de España. “De esta crisis esperamos que el consumidor será más exigente, menos consumista y estará mucho más preocupado por los efectos medioambientales de los productos que compra. Así, creemos que apostará más por apoyar en la medida de lo posible la economía local comprando a productores que apuesten por la sostenibilidad”, remarca Rafael López.

¿MIRAREMOS MÁS HACIA LO LOCAL A LARGO PLAZO?

¿El coronavirus cambiará algo nuestra forma de consumir? ¿Miraremos más hacia lo local a largo plazo? Todavía es pronto para saberlo. “Si, como todo apunta, pasamos a un modelo en el que vamos a pasar más tiempo en los hogares y con una mayor implantación del teletrabajo, parece que este crecimiento del comercio de proximidad se va a mantener en el tiempo. No obstante, tendrán que enfrentar retos como el transporte de la compra a los hogares de manera conjunta entre todos los puestos, así como la transformación digital que les permita competir con el comercio electrónico”, afirma Santiago Hernández.

Recuperar el “anclaje territorial”, con producción local, a través de empresas locales, es una de las reivindicaciones de la Red Española de Desarrollo Rural. “Tenemos que relocalizarnos”, reclaman.

“Quizá, cuando vayamos a hacer la compra, digamos que preferimos productos locales –de proximidad- . Antes de comprar una caja de fruta que ha recorrido medio mundo, a lo mejor preferimos llevarnos a casa la del productor local. Tal vez valoremos aún más si cabe la riqueza de nuestra gastronomía, cultura y paisaje, apreciemos la conversación con la sabiduría popular de los pequeños municipios -que muchos se nos han ido sin poder despedirlos como se merecen-. Solo quizá”, anhelan desde la Red Española de Desarrollo Rural.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando