Compras de proximidad: ¿cuáles son sus ventajas?

Son muchos los retos a los que se enfrentan los comercios de barrio, que viven en constante transformación. Pero ¿cuáles son las ventajas de las compras de proximidad? Más cercanía, atención personalizada y fomento de la economía local

Los comercios de barrio están viviendo una transformación.

Los comercios de barrio están viviendo una transformación. // Pixabay

Sostenibles

ECONOMÍA LOCAL

nora-benito-bn

Nora Benito

Los hábitos de consumo cambian y los comercios de proximidad deben reinventarse. Los supermercados a granel resurgen en los barrios, al tiempo que los establecimientos se redefinen. Son las ferreterías, mercerías, panaderías, fruterías, pescaderías, carnicerías… Todos los comercios en los que la conexión entre el vendedor y el comprador es más cercana y en los que se da el mínimo desplazamiento.

Las tradicionales tiendas de barrio, donde tus abuelos y padres adquirían sus alimentos y productos de primera necesidad, viven momentos de transformación. “Este comercio se está reestructurando y convirtiendo, y con la aparición de nuevos formatos de distribución comercial y la modificación de hábitos de los consumidores estamos teniendo un cambio en la forma de venta de nuestros establecimientos”, explica a BYZness el presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Pedro Campo.

“Es una reconversión que, a diferencia de otros sectores, no cuenta con ayudas, por lo que lo estamos haciendo prácticamente los autónomos y los propietarios de los pequeños comercios”, reclama  Campo. De ahí que desde la Confederación reivindiquen mayor concienciación, una fidelización y que los habitantes “piensen cómo quieren que sea su entorno”.

Ante este escenario cambiante, los retos a los que se enfrenta el comercio de proximidad son muchos. Según Pedro Campos, estos pasan por la fidelización de los consumidores del entorno, que piensen dónde compran, cómo compran y dónde van, por ejemplo, “nuestros impuestos”.

LAS VENTAJAS DE LAS COMPRAS DE PROXIMIDAD

Contar con un ‘vendedor de toda la vida’ te ayuda a tener asesoramiento cercano y una atención más personalizada, con mayor especialización. Estas son solo algunas de las ventajas de las compras de proximidad, pero hay otras. En palabras Nicola Cerantola, fundador y director de Ecologing y profesor de economía circular en EOI, “en un mercado tan saturado, en el que nos fiamos de un logo y una marca, poder adquirir productos de proximidad es una ventaja desde el punto de vista de la confianza, porque el contacto es más directo”.

En este sentido, según explica a BYZness este experto en economía circular, “la persona que está más cerca tiene más interés en que las cosas salgan bien porque está en juego su reputación”. Otros factores que influyen son que estas empresas crean puestos de trabajo y pagan sus impuestos en nuestro país. “Al final es una economía que enriquece de verdad el entorno y no especula con él”, añade. Es decir, favorecen la economía local, ya que al hacer compras de proximidad contribuyes a colaborar con agricultores y ganaderos cercanos, al igual que el empleo local y el emprendimiento.

Para el responsable de agricultura de Greenpeace, Luís Ferreirim, las compras de proximidad además favorecen la economía local porque fomentan el comercio y producción local y garantizan a los productores una “salida digna y justa”. Además, según añade, en este caso tienen un peso importante las administraciones a través de los criterios de compra pública que tienen la obligatoriedad de cumplir ahora más los requisitos ecológicos.

EL COMERCIO DE PROXIMIDAD, ¿MÁS SOSTENIBLE?

Entonces, ¿de verdad son más sostenibles las compras de proximidad? Luís Ferreirim hace alusión a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero que tienen origen en el transporte, además de fomentar la economía local.

“Ahora que más que nunca se demandan prestaciones sociales y el cuidado del medio ambiente, es un contrasentido comprar en formatos en los cuales un paquete nos viene de muy lejos utilizando mucho transporte y combustible para llegar a nuestro destino, con un embalaje que es 2,5 veces más que el de la tienda convencional”, expresa Pedro Campos.

Y si nos vamos al sector de la alimentación, para el experto de Greenpeace, “un paso más sería si le añadimos un modelo de agricultura o ganadería que se base en criterios ecológicos, porque así sabemos que no están teniendo un impacto negativo sobre el medio ambiente en cuanto a fertilizantes químicos o plaguicidas. Y si unimos el factor de temporada, sería un producto cinco estrellas en cuanto a sostenibilidad”.

Pero, según este especialista, la sostenibilidad no es solo la proximidad. “Cuando hablamos de huella de carbono es una parte importante, pero hay que tener en cuenta lo que se produce y cómo se produce”, recalca y concluye Luís Ferreirim.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando