Gravity Wave, el proyecto español que transforma plásticos del mar en fundas para smartphones

En Gravity Wave recogen el plástico del Mediterráneo y producen fundas para móviles.

En Gravity Wave recogen el plástico del Mediterráneo y producen fundas para móviles. // Pixabay

Sostenibles

ECONOMÍA CIRCULAR

Alberto Payo

Alberto Payo

¿Cambias la funda de tu móvil cada poco tiempo para ir a la moda o darle un toque más divertido a tu teléfono? ¿Te has planteado en alguna ocasión de dónde proviene el material que se usa para fabricar dichas carcasas? ¿Y si pudieras adquirir fundas recicladas que aprovecharan el plástico que se encuentra en el fondo de mares y océanos?

Eso es, precisamente, lo que propone un proyecto español llamado Gravity Wave. Básicamente, recogen el plástico del Mediterráneo y producen estos accesorios de una manera sostenible, con un proceso limpio de 0 emisiones.

La idea ha partido de dos hermanos, Julen y Amaia Rodríguez. Amaia llevaba tiempo concienciada con la crisis climática porque “venía de vivir dos años en Asia y había visto de primera mano el desastre medioambiental del plástico en mares y océanos”, explica para BYZness.

Por su parte, Julen contaba con una empresa de telefonía móvil y estaba trabajando con materiales de plástico, pero llegó a la conclusión de que con su modelo de negocio no estaba generando un impacto positivo en la sociedad y menos todavía en el planeta. “Mi hermano se dio cuenta de que podía cambiar todo el modelo de negocio y utilizar plástico reciclado, así que decidimos emprender juntos el camino. Él dejó todo lo que había construido con su anterior marca y yo dejé mi trabajo y juntos creamos The Gravity Wave”, relata la emprendedora.

¿Cómo trabajan?

La firma está asociada con Enaleia, una escuela de pesca sostenible que opera en Atenas y que enseña a los pescadores tradicionales a recoger residuos del mar. Cada día 130 barcos salen a faenar por las costas griegas y recolectan plásticos del mar. Hasta la fecha, han recuperado más de 50 toneladas de residuos. Además, este año van a expandir el modelo de recogida a las costas italianas y esperan empezar en España y Egipto (país que más contamina en el Mediterráneo) en 2021.

Posteriormente, los suministros se envían a Alicante. En una planta de reciclaje de la ciudad levantina limpian, seleccionan y trocean el plástico en trozos muy pequeños. Junto a otra compañía local llamada Crazy & Things, su socia en España, producen filamento para impresión 3D y sus fundas para teléfonos móviles.

“Lo más interesante de nuestro modelo de negocio es que todas las partes, desde la recogida del primer material del fondo del mar, hasta la fabricación de los productos, está dentro de Gravity Wave”, destaca la co-fundadora.

Por cada carcasa vendida recuperan 3 kg de plástico y redes del mar. Las fundas contarían con precios diferentes en el mercado, que variarían según distintos aspectos. El rango va desde los 20 euros hasta los 40. “Queremos hacer ediciones distintas, unas con materiales más resistentes y fuertes que tendrán precios más elevados y otras ediciones con materiales más blandos con precios más económicos”, aclara la emprendedora. Su coste de fabricación es de 10 euros y el coste de distribuidor ascendería a 15 euros.

La empresa está en proceso de producir 6 moldes para 13 modelos de smartphones. La idea es fabricarlas inicialmente para los teléfonos más vendidos o populares. No obstante, su objetivo es “poder ofrecerles a todos una funda para su móvil”. Por ello se han marcado que cada mes van a crear nuevos moldes para abarcar más dispositivos y tener una gama más amplia de fundas. “Nuestro ingeniero y el diseñador de producto cuentan con todo el conocimiento de fabricación y tecnología necesario para poder innovar en nuevos productos y mezclas de materiales”, aseguran.  

Dónde comprar las fundas

Para fundar Gravity Wave los dos emprendedores han puesto capital propio. Además, acaban de lanzar una campaña en Kickstarter en la que buscan obtener 15.000 euros de fondos. Con ella esperan financiar el primer lote de producción. “Es una preventa que va a todo o nada. Si conseguimos llegar al objetivo podremos entregar el producto a la gente que lo ha comprado, si no cumplimos objetivo todos los contribuyentes recibirán el dinero aportado”, cuenta Amaia.

Por ahora la compañía comercializa sus fundas online únicamente mediante la plataforma de crowdfunding, pero una vez finalizada la campaña las venderán en su propia página web. Tampoco descartan distribuir las carcasas en retail, ya que cuentan con “buen trato con distribuidores como The Phone House, Fnac y Milar” por la anterior aventura empresarial de Julen.

Gravity Wave acaba de arrancar, pero la firma tiene la mirada puesta en el horizonte. “Queremos limpiar mares y océanos de plástico, que lo que ahora es considerado desecho y destruye hábitats naturales se convierta en productos de valor y dejar así de producir plástico nuevo. En un futuro esperamos poder fabricar todo tipo de productos con plástico reciclado del mar”, vislumbran.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando