Así se transforma un trozo de madera en un altavoz sostenible para el smartphone

La empresa española Ecophonic vende hasta 8 tipos de modelo, compatibles con todo tipo de móviles y quiere convertirse en el mayor fabricante del mundo de altavoces ecológicos

Los ecófonos de Ecophonic se construyen a base de maderas sostenibles, sobre todo castaño y nogal.

Los ecófonos de Ecophonic se construyen a base de maderas sostenibles, sobre todo castaño y nogal. // Foto cedida (Ecophonic)

Sostenibles

LA TECNOLOGÍA SOSTENIBLE DE ECOPHONIC

Alberto Payo

Alberto Payo

Muchos instrumentos de cuerda, viento o percusión están fabricados en madera y producen una sonoridad increíble. ¿Y si los instrumentos para hacer y oír música en nuestros días, los smartphones, también se apoyaran en ella para amplificar el sonido? Una empresa madrileña llamada Ecophonic nos permite escuchar nuestras listas favoritas de Spotify o los momentos más emocionantes de nuestra serie preferida de Neftlix filtrados por este material salido de los árboles. 

“Nosotros éramos de los que amplificábamos nuestros móviles a la menor ocasión con un vaso o con las manos a modo de cavidad. Entonces creímos que existía una necesidad de amplificación ecológica inmediata para estos dispositivos”, cuenta para BYZness Fernando Bernat, co-fundador y socio de Ecophonic. 

“Pensamos en desarrollar un altavoz sin cables ni baterías fabricado en madera que, gracias a su morfología y diseño, no sólo amplificara el sonido del teléfono, sino que lo mejorara, aportando matices de sonido en los medios y los graves que se pierden totalmente en los altavoces de 1W de los móviles”, añade. 

La firma nació en el año 2014, cuando “nadie había oído hablar de altavoces ecológicos o ‘ecófonos’, como nos gusta llamarlos”. Desde el principio la empresa decidió apostar por maderas autóctonas procedentes de bosques sostenibles con certificación FSC, es decir, que son explotados dentro de la legalidad y cuyas las talas son selectivas y cuidan y mantienen el entorno natural. Querían fabricar en España de forma sostenible aportando valor a sus productos y diferenciarse de los productos chinos. 

Diseño Made in Spain

Ecophonic vende ‘ecófonos’ de diseño propio. Javier Santamarina es el ‘mago’ que les dota de forma y, posteriormente, son probados por gente experta en el mundo del sonido y la música para comprobar que su acústica es óptima. Al principio hicieron muchas pruebas, pero poco a poco han ido “dando con la tecla”. La clave para vender más fue ir promocionando sus productos en ferias y markets de diseño.

Actualmente tienen un catálogo de 8 modelos diferentes con precios que van desde 15 a 120 euros. Los productos se fabrican principalmente en castaño y nogal, pero también en cerezo, haya y wengé. No obstante, están constantemente investigando sobre nuevos materiales, diseños y conceptos. El modelo Uno Universal es el que más éxito tiene. Fue el primero que lanzaron y es compatible con el 99% de los smartphones, según indican. 

Las ventajas de estos accesorios son muy evidentes: “Nosotros ofrecemos una amplificación inmediata, sin complicaciones, para momentos puntuales, pero con calidad de sonido suficiente. Los puedes usar de viaje, tomando un café, una ducha o un baño relajante en casa, en situaciones dónde no merece la pena conectar un Bluetooth”, destaca Bernat. 

El co-fundador de Ecophonic insiste en que no pretenden competir con altavoces electrónicos de calidad, pero sí con esos modelos baratos fabricados en China “que duran muy poco, suenan mal y acaban en nuestros vertederos generando residuos”. No obstante, la firma cuenta con una línea de gama alta llamada Ecophonic Luthier Series que ofrece un sonido superior y para la que han usado técnicas de lutería.

Su perfil de comprador tipo son mujeres (el 65%) de entre 35 y 55 años. No obstante, tienen un público muy amplio. “Nos hemos convertido en un regalo. Parece mentira pero nos compran desde niños/as de 12 años que valoran nuestro producto por la inmediatez que les ofrece hasta las personas mayores de 65 años que ni quieren, ni muchas veces saben conectar su altavoz Bluetooth”, revela. 

2020: El año de la internacionalización 

Desde Ecophonics aseguran que no hay ninguna otra compañía que centre sus esfuerzos o venda exclusivamente este tipo de altavoces. “No hemos detectado ninguna empresa hasta el momento con una amplia gama de modelos como nosotros. Hay algún modelo de bambú que amplifica el sonido por casualidad y, además, se importan desde Indonesia y China, dejando una enorme huella de CO2”, afirma el emprendedor. 

Por ahora la firma no ha pensado aliarse con otros fabricantes, ya que su objetivo es ser “una marca de altavoces ecológicos con identidad propia” y no piensan que los fabricantes de altavoces tradicionales quieran entran en su sector. No obstante, podrían considerarlo si les propusieran algún tipo de acuerdo. 

Lo que sí tiene claro esta startup madrileña es su intención de expandirse. Para este 2020 Ecophonic se ha propuesto internacionalizar la marca y consolidarse en otros mercados. “Tenemos mucho recorrido fuera de España. En la actualidad estamos haciendo pequeñas acciones en Francia, Portugal, Alemania y la aceptación está siendo increíble”, subraya Fernando. Según cuenta, están preparando su primera ronda de financiación a cambio de un porcentaje de la compañía para “dotarla de una estructura de personal sólida, invertir en marketing y desarrollar una nueva línea de mobiliario sostenible que tenemos ya diseñada”. 

En este articulo: Empresas Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando