Así es la startup que ayuda a refugiados a encontrar empleo en el sector tecnológico

Paz.AI nació con el objetivo de ayudar a personas refugiadas ante la crisis en Europa. Lejos del asistencialismo, esta startup les acerca al empleo basado en las nuevas tecnologías a través de asesoramiento, fomación y apoyo lingüístico y psicosocial

Esta startup nació con el objetivo de ayudar a personas refugiadas.

Esta startup nació con el objetivo de ayudar a personas refugiadas. // Pixabay

Sostenibles

EMPRENDIMIENTO SOCIAL

nora-benito-bn

Nora Benito

Querían ayudar a darle una vuelta a la grave crisis de refugiados en Europa. Con esta idea surgió en noviembre de 2017 Paz, una startup ubicada en Londres cuyo fin es apoyar a personas refugiadas para reinsertarse laboralmente a través de su formación en competencias digitales. “La importancia no está en que la solución sea perfecta, sino en acercar cada vez más lo que la gente necesita”, explica Leticia Galdón, una de sus fundadoras y actual CEO, al tiempo que añade: “El hecho de que tengas que empezar de cero no quiere decir que la experiencia que tienes no exista”. 

Con esta idea, tres emprendedores españoles crearon esta startup: Álvaro Sanmartín, ingeniero especializado en educación; Aída Martínez, directora de programas de formación de inteligencia artificial para Google, y Leticia Galdón, trabajadora social especializada en conflictos internacionales, quien viajó a los campos de refugiados de Grecia para conocer de cerca cuáles eran los problemas que vivían e intentar atajarlos. “Paz surgió por la falta de soluciones sostenibles que se estaban ofreciendo a personas refugiadas en Europa”, explica a BYZness.  

En este empeño, “nos dimos cuenta de que la gente que está llegando a Europa tenía en sus países un trabajo y estudios y, de repente, lo dejan todo para llegar aquí y encontrarse en campos de refugiados y sin acceso a un empleo ni a una comunidad”, denuncia Galdón. “Ahí lo único que pueden hacer es esperar y esperar”, sostiene esta emprendedora.

UNA STARTUP BASADA EN CINCO PILARES

Una vez visto el problema se pusieron en acción. Con el fin de llegar a la plena integración, Paz facilita a las personas refugiadas cinco soportes: formación en competencias digitales para cubrir la demanda de empleo en el sector tecnológico, tocando amplios campos como la ciberseguridad, el marketing digital, la ciencia de datos o la programación, entre otros, así como apoyo legal, porque, tal y como describe Leticia Galdón, “aunque esas personas tienen permiso de residencia y de trabajo en Europa, muchas empresas no se atreven a contratar y muchos refugiados se quedan a las puertas de una oportunidad”. 

La ayuda psicosocial y ofrecerles una red de mentores también están entre sus objetivos. Por último, ayudan a las personas refugiadas con una inmersión lingüística, ya que, según su fundadora, “si no hablas el idioma del país en el que estás poco vas a poder hacer por integrarte”. 

Con estas premisas, 2019 ha sido un año centrado en buscar empresas que quisieran formar parte de este cometido, “que dejasen de ver a los refugiados como un problema y los vieran como una fuente de talento: son personas que hablan idiomas que nosotros no hablamos, entienden mercados que nosotros no entendemos y traen un bagaje de competencias profesionales que Europa necesita”, aduce Galdón.

PROYECTOS EN GRECIA, ESPAÑA Y REINO UNIDO 

En el proyecto piloto de Grecia formaron a 47 refugiados en programación y en la actualidad están realizando un listado de perfiles que les permita identificar el talento. Además de trabajar en este país, también han comenzado a hacerlo en España y Reino Unido.

Tal es así, que su primer proyecto piloto en nuestro país ha sido de la mano de BlaBlaCar, a través del cual les conectaron con un programador sirio para una necesidad específica. “Salió muy bien y ya estamos trabajando en el siguiente proyecto que vamos a hacer juntos”, admite la CEO de Paz. “Queremos crear una alianza de empresas y organizaciones y en 2020 vamos a ponerlo en marcha en España y Reino Unido a gran escala”, explica. 

En Paz, que ya cuenta con CEAR como partner, “identificamos el talento y lo recapacitamos en lo que el mercado laboral tecnológico demanda, y para ello lo hacemos en red con empresas que comparten nuestros valores”, pormenoriza Galdón. 

Todo por un claro objetivo: “Darle la vuelta a esta crisis de refugiados y tender un puente hacia un futuro mejor”. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando