elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Así consigue una persona con discapacidad su independencia financiera

En muchas ocasiones la preocupación de los padres de hijos con discapacidad es saber cómo se mantendrán cuando ya no estén. Entonces, ¿qué hacer para que una persona con discapacidad tenga seguridad financiera?

Así consigue una persona con discapacidad su independencia financiera

Pixabay

Sostenibles

DÍA INTERNACIONAL PERSONAS CON DISCAPACIDAD

nora-benito-bn

Nora Benito

Hoy se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, cuyo objetivo es impulsar su integración en la sociedad. A pesar de esta efeméride, todavía siguen siendo negativos los datos relativos a su inclusión laboral: según Fundación Adecco, solo 1 de cada 4 personas con discapacidad en edad laboral trabaja (25,9%).

Pero no queda ahí: según datos recogidos por el Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo (Odismet), 2 de cada 5 personas con discapacidad se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social. El alto número de inactivos es una de las características que cargan sobre los hombros de este colectivo. 

Pero ¿qué hacer para que una persona con discapacidad alcance su independencia financiera? La preocupación de muchos padres es saber qué pasará con sus hijos cuando falten. Por ello, es fundamental dar una serie de pasos para blindar el futuro financiero de las personas con discapacidad.

Tal y como explica Álex Caballero, CEO de la consultoría financiera G&A, el primer trámite que hay que tener en cuenta es solicitar la incapacidad legal de la persona con discapacidad ante el juzgado. “Cuando un hijo cumple 18 años, la patria potestad se acaba, por lo que para poder seguir teniendo esa capacidad de ayudarle tienen que solicitar esta incapacidad legal”, argumenta Caballero.

PLANIFICACIÓN FINANCIERA

Una vez que se haya solicitado la incapacidad legal hay que ponerse a planificar. ¿Cómo puede una persona con discapacidad organizar su economía? Este experto en consultoría financiera recomienda realizar una lista de los gastos e ingresos mensuales. “Con estas dos cuentas ya sabemos qué capacidad de ahorro tiene y después hacer un mapa con objetivos que va a tener a lo largo de su vida. Y eso el tutor legal tiene que saberlo porque en muchas ocasiones se pregunta qué pasará cuando se jubile. De ahí que sea necesario tener suficiente dinero por si acaso no puede hacer frente a los gastos cuando llegue este momento”, aclara Álex Caballero.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es el de la herencia y el testamento, según aclara Álex Caballero, así como la planificación financiera a corto, medio y largo plazo de la persona con discapacidad. Para ello, hay que saber cuáles son sus necesidades actuales y futuras. “La persona con discapacidad recibe una paga, pero eso no es suficiente. Muchas veces nos encontramos con padres que lo pagan todo”, indica este experto en planificación financiera. 

BLINDAR LA ECONOMÍA DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Existen mecanismos que pueden ayudar a blindar la economía de las personas con discapacidad. Por ejemplo, el patrimonio protegido, una figura legal que sirve para que haga aportaciones de capital o en especie. 

“El patrimonio puede estar en un plan de pensiones, en una cuenta corriente o en otra herramienta y se crea para que esa persona con discapacidad y sus familiares puedan ir haciendo aportaciones. De tal manera que luego tanto la persona con discapacidad como los familiares que las hayan hecho se lo puedan deducir en el IRPF del año siguiente”, aclara Caballero. 

“La única condición es que no se puede sacar dinero de ese patrimonio protegido a no ser que la persona con discapacidad -si tiene la capacidad legal suficiente- o, en su defecto, el tutor lo autorice”, añade. 

Además, cada año hay que dar cuenta de qué movimientos se han hecho y para qué; y  siempre tiene que ser para beneficio de la persona con discapacidad. “Es un mecanismo de seguridad para ir ahorrando”, manifiesta Caballero.  

OTROS MECANISMOS DE SEGURIDAD FINANCIERA

Otra de las herramientas que esta consultoría recomienda tener en cuenta son los PIAS o Planes Individuales de Ahorro Sistemático. Como aspecto positivo, Caballero destaca que “se puede rescatar en forma de renta vitalicia”. De ahí que se puedan hacer aportaciones periódicas y ofrezca la seguridad de recoger el dinero en cualquier momento. Además, como otro punto fuerte está su ventaja fiscal. 

“Es una manera de ir poniendo poco a poco para el día de mañana una pensión complementaria a lo que le dé el Estado”, concluye el experto.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando