elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Banca sostenible: ¿realidad o greenwashing?

La banca sostenible es cada vez más habitual en España. Pero, las entidades ¿lo hacen por convicción o de cara a la galería?

La banca sostenible debe invertir en proyectos de energías renovables

La banca sostenible debe invertir en proyectos de energías renovables // Seagul (Pixabay)

Sostenibles

FINANZAS SOSTENIBLES

Marta Gracia

Marta Gracia

La banca sostenible es aquella entidad financiera cuyos productos no están condicionados, exclusivamente, al criterio del máximo beneficio y la especulación. Invierten en productos sostenibles, economía circular e intentan revertir el beneficio a la sociedad, así como intentar reducir la contaminación. Según Oxfam Intermón, la banca sostenible tiene que tener cinco criterios para serlo: transparencia, es decir, saber cuál es el destino de su dinero; unidad social, apoyo y negociación; viabilidad y responsabilidad.

La sostenibilidad es una cuestión cada vez más valorada por las entidades financieras y por sus clientes. Gloria González, del Área de RSC e Inversiones Éticas de Economistas sin Fronteras, señala que se puede comprobar en la adhesión de las entidades financieras a los principios de Ecuador y los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas de entidades españolas.

Por otro, el Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la Comisión Europea aprobado en 2018, está marcando una tendencia guiando la forma de operar de la banca, dado que busca integrar la sostenibilidad en la gestión de riesgos a la hora de realizar inversiones.

A pesar de ello, “el camino para una correcta integración de estos criterios de responsabilidad en su gestión es bastante largo y complejo, por lo que todas estas actuaciones suponen solo los primeros pasos para que la banca sea realmente responsable”, explica González. A pesar de que los bancos españoles, que no nacieron como banca sostenible, están concienciados con el tema, es importante conocer si lo hacen por convicción o por ‘greenwashing’.

“Todo lo que es sostenible ahora está de moda, por lo que los bancos también buscan la forma de ponerse la etiqueta de ser socialmente responsables, sostenibles, éticos etc.”. matiza Ricardo Zión, profesor de EAE Business School. Pero añade que los bancos españoles están “muy bien posicionados” en cuanto al intento de ser socialmente responsables y sostenibles. De hecho, asegura que los dos o tres grandes bancos españoles han hecho muy bien sus deberes. “Queda mucho por hacer, pero no vamos mal”, puntualiza. 

Gloria González, de Economistas sin Fronteras, explica que es un hecho que hay decisiones empresariales que se adoptan por convicción (razones éticas) y otras que se toman por no quedar fuera del mercado, “por una cuestión de competencia, de reputación y respuesta a las demandas sociales… o por mero “greenwashing” (razones estéticas)”.

Zión inciden en que los bancos españoles están muy bien posicionados en este aspecto. Pero, advierte que hay un negocio alrededor de lo sostenible. Asegura que alrededor hay mucho marketing y que hay una industria grande a la “que hay que darle de comer” y puntualiza que “no es oro todo lo que reluce”. 

¿Qué hay que hacer para ser sostenible?

Para que un banco sea sostenible se tienen que dar varios aspectos. Entre otras cosas, la entidad debe tener productos sostenibles, invertir en empresas responsable, emitir las mínimas emisiones… En la actualidad, muchos inversores utilizan criterios socialmente responsables quieren invertir su dinero en empresas que no explotan a la gente, que pagan sus impuestos. 

“El tema fiscal es muy importante, el inversor huye de empresas que no paguen impuestos en ciertos países porque si están sacando beneficio de un país lo suyo también es que lo reviertan a la sociedad”.De esta manera, el profesor asegura que los bancos van a seguir siendo más sostenibles conforme vean el retorno de sus accionistas. 

Gloria González, del Área de RSC e Inversiones Éticas de Economistas sin Fronteras, explica que en los últimos años se ha puesto de manifiesto la desconfianza y rechazo de la ciudadanía hacia el sector bancario, en parte por la mala praxis llevada a cabo por una parte del mismo. “Para revertir esta situación es necesario aumentar la transparencia, la rendición de cuentas y mejorar la gestión de los impactos que generan en la sociedad”, puntualiza.

Por ello, considera que el mercado de las finanzas sostenibles está creciendo y ese puede ser tomado como un indicador de evolución “hacia una mayor demanda de compromiso del sector con la sostenibilidad”.

Banco Santander, el más sostenible

Banco Santander fue reconocido el pasado mes de septiembre por primera vez como el banco más sostenible del mundo por la publicación del Dow Jones Sustainability Index (DJSI) 2019. De este modo, el banco presidido por Ana Botín se estrena en el primer puesto del mundo y repite por segundo año consecutivo en el podio europeo. En concreto, Santander ha alcanzado una puntuación total de 86 puntos, sobre 100, en diversas áreas evaluadas, como la política fiscal, la protección de la privacidad, la información medioambiental, la ciudadanía corporativa y filantropía y la inclusión financiera.

El profesor de EAE Business School apunta que Caixa también es una de las entidades más sostenibles de España gracias a su Fundación, que es la segunda fundación más grande Europa y la tercera del mundo. “El banco reparte un dividendo de 500 millones a favor de la fundación para hacer proyectos sostenibles y socialmente responsables”. Por otro lado, apunta que BBVA también se ha puesto la etiqueta de sostenible “y está haciendo sus pinitos”.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando