elPeriódico economía

Jueves, 14 de noviembre del 2019

Economyz

Estas botellas inteligentes quieren acabar con el plástico de un solo uso

La startup valenciana CLOSCA busca poner fin al uso de botellas de plástico que se utilizan una única vez. "Un sorbo de agua le cuesta al planeta un 81% de probabilidades de tener una botella de plástico más", asegura el impulsor de la iniciativa

Botellas que llevan integrado un chip NFC que permite abrir la app en el smartphone.

Botellas que llevan integrado un chip NFC que permite abrir la app en el smartphone. // Foto cedida

Sostenibles

INICIATIVAS SIN PLÁSTICO

nora-benito-bn

Nora Benito

Más de un millón de botellas de plástico se abren en el mundo cada minuto. De estas, solo un 9% se emplea más de una vez. Con el objetivo de reducir el hábito de consumir estos recipientes de un solo uso, la startup valenciana CLOSCA ha decidido crear una colección de botellas inteligentes que, conectadas a una app, localiza lugares para rellenarlas de forma gratuita. Botellas conectadas, sostenibles, con impacto positivo y reutilizables. 

“Un sorbo de agua le cuesta al planeta tener un 81% de probabilidades de tener una botella de plástico más”, asegura Carlos Ferrando, CEO y Fundador de CLOSCA.

Este es el motivo que le llevó a lanzar esta gama, dividida en cuatro colores (aguamarina, coral, beige y mostaza) que representan los retos ambientales de distintos ecosistemas: glaciares, corales, playas y sabanas, respectivamente. 

Y es que, tal y como manifiesta Ferrando, “las botellas de plástico de un solo uso son un problema grave. El 91% de esas botellas no se reciclan y la mayoría de ellas terminan en el mar”. 

Las botellas, que se pueden adquirir en su página web, están fabricadas con vidrio borosilicato, sin BPA y reciclables, y ya se están comercializando en Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y España.

BOTELLAS SOSTENIBLES 

“Las grandes empresas siempre piensan en 'hacer dinero' sin pensar (demasiado) en el impacto que tenemos sobre nuestro entorno. Nosotros decidimos ir un paso más allá y asumir el reto y la responsabilidad, poniendo la innovación y el diseño al servicio de la sociedad, para co-crear un futuro mejor”, señala Ferrando.

Asimismo, una parte de los beneficios, en concreto el 10%, se destinan a proyectos de preservación del fondo marino, la lucha contra el cambio climático, la reforestación y la limpieza de plásticos de las playas. 

BOTELLAS CONECTADAS A UNA APP

Además de otros accesorios, estas botellas llevan integrado un chip NFC que permite abrir la app (Closca Water App) directamente en el smartphone. A través de ella, se pueden geolocalizar más de 225 000 puntos para llenar las botellas con agua potable en el mundo, 20 000 de los cuales se encuentran en España. 

Pero ¿cuál es el objetivo exactamente de esta app? A través de esta plataforma, los usuarios pueden encontrar lugares donde echar agua gratis, como fuentes públicas o establecimientos como tiendas, restaurantes o cafeterías, entre otros.

Y al mismo tiempo, quienes usen esta app obtienen compensaciones. Al contar con este chip en su tapón, se puede cuantificar las veces que se han rellenado, generando recompensas por no ocasionar residuos plásticos. Tal y como explica su creador, a la hora de cargar nuevas fuentes o completar desafíos, los usuarios obtienen dinero que pueden canjear por recompensas en la tienda de su aplicación. 

Su objetivo, tal y como asegura el impulsor de la idea, es “aumentar el uso de aplicaciones para alentar a los usuarios a ayudar con el problema plástico y a otras organizaciones a contribuir con donaciones o productos”. 

Pequeños gestos que son grandes gestos. “Solo si todos cambiamos pequeñas cosas de nuestro día a día, como el hecho de beber agua, salvaremos el planeta”, promueve Ferrando.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando