elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Tres alternativas que dicen 'adiós' al agua en botellas de plástico

Cuando pensamos en una botella de agua seguramente nos venga a la cabeza su recipiente de plástico -o vidrio-, pero existen alternativas para embalar el agua con material sostenible

Tres alternativas que dicen 'adiós' al agua en botellas de plástico

Pixabay

Sostenibles

ALTERNATIVAS SOSTENIBLES

nora-benito-bn

Nora Benito

Cuando bebemos o pedimos agua embotellada en algún establecimiento generalmente nos la presentan en un recipiente de plástico, aunque a veces encontramos también envases de vidrio. Aunque estos son los materiales más generalizados, en los últimos años son cada vez más las empresas que están empezando a comercializar agua en otro tipo de embalajes más sostenibles como el cartón o el aluminio. 

Y es que más de un millón de botellas de plástico de agua se abren en el mundo cada minuto, y cada año más de 8 millones de toneladas de plástico acaba en los océanos, según datos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). A este ritmo, en 2050 se prevé que haya más plástico que peces en los océanos. Un escenario desolador que ha llevado a algunas iniciativas a pensar en alternativas de economía circular

AGUA ENVASADA EN LATAS DE ALUMINIO 

Como consecuencia del problema mundial de la fabricación y consumo de plásticos surgen proyectos que quieren plantarle cara de forma frontal y apuestan por la sostenibilidadNEA es una de estas empresas, cuyo objetivo es aportar una alternativa a los envases de un solo uso, cambiando en este caso el plástico por el aluminio. 

Su agua, procedente del manantial de Galea en Siero, en Asturias, ya se puede adquirir a través de otro novedoso canal: Amazon Prime. 

Además, esta empresa ha optado por el aluminio por ser un elemento reciclable: producir una de estas latas recicladas supone un ahorro del 95% de energía frente a producir una lata de aluminio nueva, según NEA, que al mismo tiempo colabora con organizaciones como Oceanic Global, que lucha contra el plástico en todo el mundo.

EL CARTÓN COMO ALTERNATIVA AL PLÁSTICO 

Otra compañía que embotella el agua en otros recipientes es Only Water, de Ly Company. Si viajas en Cabify, seguro que has podido ver cómo son sus envases. Y es que más de 70 marcas los utilizan. En esta ocasión, el cartón 100% reciclable es el elemento clave para su packaging, y su agua procede del acuífero de Sierra Blanca-Mijas, en Málaga.

"Estábamos buscando un envase lo más sostenible posible", sostiene Francisco Rodríguez, CEO de Ly Company. Mientras planteaban alternativas, terminaron dando con el cartón. "Los plásticos reciclados todavía están muy poco evolucionados, por eso los desechamos, y las latas de aluminio no nos gustaron por la apariencia", apunta Rodríguez.  

Como principal innovación se encuentra su embalaje, de cartón y con certificado FSC de sostenibilidad, además de contar con tapones de origen 100% vegetal, ya que provienen de la caña de azúcar. De este modo, sus envases asépticos protegen el contenido de la luz. En la actualidad, sus envases se pueden encontrar en Amazon, pero por el momento no podemos adquirirlos a través de grandes cadenas de distribución. 

En su caso, también colaboran con una ONG: Pozos Sin Fronteras, que facilita el acceso a agua potable de comunidades desfavorecidas de África y América del Sur. 

AGUA EN BURBUJAS 

Además de cartón o aluminio, incluso están surgiendo iniciativas que presentan el agua en burbujas con el fin de enterrar las botellas de plástico.

Este es el caso de Ooho!, agua que cuenta con un envase esférico elaborado con algas, cloro y cloruro de calcio. Un embalaje biodegradable que se puede consumir o utilizar para compostaje para reducir el impacto ambiental. Para consumirlo, simplemente es necesario hacer un agujero en la superficie y sorber el interior. Una opción de lo más natural.

Y es que el problema de los plásticos es mundial. “Nuestros océanos no son capaces de absorber más plástico. La situación requiere un esfuerzo conjunto y solo colectivamente seremos capaces de resolver un reto medioambiental de estas dimensiones”, concluye Alex Dakov, CEO y fundador de NEA.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando